especial seguros

¡Cuidado con el fraude en los seguros! ¿Cuáles son las modalidades de engaño más utilizadas?

Antes de adquirir algún tipo de seguro, es clave revisar muy bien si se trata de una póliza real. Hoy, las estafas son comunes.


Los altos índices de inseguridad que se presentan en el país, sumados a la necesidad de los colombianos de sentirse respaldados por alguna póliza que los cubra ante cualquier eventualidad, ha despertado el interés de personas inescrupulosas que utilizan los logos de las aseguradoras para ofrecer servicios a bajo costo y con beneficios que resultan llamativos.

De esta manera han logrado estafar a cientos de personas y quedarse con el dinero de los colombianos y de algunas aseguradoras, con solo enviar un anzuelo mediante mensajes a celulares o de correo electrónico.

De acuerdo con la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), durante el segundo semestre del año pasado se identificaron 916.000 casos de fraude, por cerca de 68.000 millones de pesos, asociados a la compra de seguros como Soat, riesgos laborales y automóviles.

Los datos reportados por 18 de las 33 compañías aseguradoras del país, que concentran el 75 por ciento de la participación en primas emitidas, revelan que las regiones donde más se han presentado casos de fraude son Bogotá, Antioquia, Valle y Atlántico.

Ante esta situación, las aseguradoras vienen haciendo un llamado a los usuarios de seguros a verificar directamente con las empresas todas las ofertas que reciban por celular, vía WhatsApp o SMS, redes sociales o correo electrónico, debido a que cada vez más surgen nuevas modalidades de estafa en el ambiente digital, en el que los mayores afectados son los ciudadanos más vulnerables.

NO USAR, USO EXCLUSIVO MEJOR COLOMBIA, Especial Seguros, ¿Qué tan seguro es?
¡Cuidado con el fraude en los seguros! ¿Cuáles son las modalidades de engaño más utilizadas? - Foto: Getty Images

Lo barato sale caro

Según Fasecolda, el 80 por ciento de los fraudes detectados entre junio y diciembre del año pasado fueron en Seguros de Accidentes de Tránsito (Soat) y en los de riesgos laborales. El primero de ellos con 5.622 casos reportados y el segundo con 2.318.

Las modalidades de engaño son diversas. Por ejemplo, en el caso del Soat, el 37 por ciento de los eventos identificados se presentaron cuando personas inescrupulosas intentaron cobrar los amparos correspondientes a un siniestro en el que no estaba involucrado el vehículo asegurado. Y algo similar pasó en el 23 por ciento de los casos, cuando a la víctima no se le aplicaron procedimientos médicos, pero estos sí se reportaron ante las aseguradoras.

En la mayoría de los casos el tomador del seguro no se entera de estas eventualidades porque terceras personas usan fraudulentamente su Soat, ya sea porque alguien tuvo acceso a la información del asegurado o porque los prestadores del servicio cobraron por exámenes o procedimientos que nunca recibió el titular del Soat. En efecto, se detectó que las principales fuentes de fraude fueron en 71 por ciento los mismos generadores del servicio.

Por estas razones, las compañías aseguradoras recomiendan tener cuidado con las pólizas, siempre verificar las que compran y las firman, y mantener en reserva la información personal y documentos, nunca compartirlos en redes sociales o servicios de mensajería instantánea y tampoco dejarlos al alcance de cualquier persona.

Asimismo, aconsejan tener cuidado con las ofertas de pólizas de Soat que prometen grandes descuentos sobre el valor de la prima, pues a la hora de una eventualidad no contemplan las coberturas requeridas. De igual manera, hacen un llamado a no adquirir productos en los que pidan realizar consignaciones a cuentas de personas naturales.

En seguros de riesgos laborales, otro rubro altamente afectado por el fraude, se han detectado afiliaciones irregulares en 22 por ciento, con problemas graves para los tomadores, ya sea porque pueden quedar mal clasificados en sus riesgos o por periodos menores a los establecidos en el contrato o porque nunca quedaron afiliados a ningún sistema y, en caso de enfermedad o accidente laboral, no hay quien responda.

Miguel Gómez, presidente de Fasecolda, dice que las víctimas son tristemente los desempleados o las personas independientes que ven la oportunidad de trabajar y cuando adquieren el seguro exigido caen incautamente en estas redes de estafa.

Dado lo anterior, las aseguradoras están usando herramientas más sofisticadas, como la inteligencia artificial, para identificar este tipo de prácticas; asimismo, cuentan con áreas internas que se encargan de investigar los sucesos para dirigir los casos a las autoridades competentes. Sin embargo, recomiendan denunciar los casos de fraude para prevenir que otras personas caigan en estas redes y lograr que los productos del mercado sean realmente seguros y cumplan con lo que prometen.

¿Cómo lo hacen?

Generalmente, suplantan a los agentes de seguros con el fin de expedir pólizas falsas y ofrecer descuentos sobre el valor de la prima total. Para ello, envían a la posible víctima un anuncio visualmente atractivo, en el que incluyen los logos de las compañías aseguradoras, entidades financieras y de empresas públicas que sean fácilmente reconocidas por cualquier persona.

A las pocas horas o al día siguiente, les hacen una llamada para ampliar la información sobre la oferta. Se identifican como asesores de la compañía de seguros y realizan una serie de preguntas para tratar de obtener mayor información sobre las expectativas y necesidades del incauto ‘cliente’ y así convencerlo de adquirir el supuesto seguro que le están ofreciendo.

Una vez la gente paga, desaparecen del escenario y el problema viene en el momento en que la persona tiene alguna eventualidad y necesita hacer efectivo su seguro.

En otros casos, sustraen la información necesaria para hacer uso de los seguros legales, intentando cobrar amparos correspondientes a siniestros que no existen o que no están asociados con el tomador de la póliza.

Destacado

  1. Según Fasecolda, los seguros de riesgos laborales están entre los más afectados. Solo entre junio y diciembre este segmento detectó 2.318 casos.
  2. En el segundo semestre del año pasado se registraron 916.000 casos de fraude, y uno de los seguros más afectados fue el de vehículos.

Lea también: Estas son las herramientas de liderazgo para el sector asegurador

Contenido relacionado: ¿Cómo desarrollar la cultura del aseguramiento en Colombia? Estos son los desafíos del sector