mundo

Ante aumento de casos de coronavirus, Putin declaró semana no laboral en Rusia

El promedio diario en los últimos siete días fue de más de 30.000 nuevas infecciones, de acuerdo con cifras oficiales.


A pesar de tener una de las vacunas más efectivas contra el coronavirus, la Sputnik V, los casos de la enfermedad han venido creciendo en las últimas semanas, pues de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins, el promedio diario de los últimos siete días fue de más de 30.000 nuevas infecciones.

Debido a esta situación, el presidente Vladimir Putin apoyó una iniciativa gubernamental con la que se declaran días no laborales desde el día 30 de octubre hasta el próximo 7 de noviembre. En este sentido, las regiones más afectadas podrán extender los días no laborales una semana más, desde el 23 de octubre.

De igual manera, las autoridades rusas indicaron que aumentarán las medidas de protección para evitar que se sigan extendiendo los contagios. En este sentido, se realizará una restricción del acceso a ciertos espacios para las personas no vacunadas, la introducción de dos días no laborales después de la inoculación o la transferencia de empleados mayores de 60 años al régimen de teletrabajo.

Ministro de Salud responde sobre posible adquisición de vacunas rusas por parte de Colombia
Vacuna rusa Sputnik V - Foto: AP

Por otra parte, también se ha dispuesto que se realicen más pruebas para detectar casos de covid-19 en varias ciudades del país.

“La situación respecto a la infección por coronavirus sigue siendo difícil en el país. El ritmo de propagación de la infección se ha incrementado significativamente en algunas regiones. Al mismo tiempo, la tasa de vacunación de los ciudadanos sigue siendo baja”, dijo Putin.

Una de las proponentes de esta medida fue la vice primer ministra, Tatiana Gólikova, quien destacó los niveles de vacunación. “Hoy, lamentablemente, superamos ligeramente la cifra del 45 %. Este nivel no influye significativamente en las tasas de mortalidad”, dijo Gólikova.

Las autoridades de Rusia notificaron el martes un nuevo máximo diario de muertes por coronavirus en medio de un drástico repunte de las cifras durante las últimas semanas, con lo que el país euroasiático ha superado además el umbral de los 225.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

El centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus ha detallado que durante las últimas 24 horas se detectaron 33.740 casos y 1.015 decesos, lo que eleva las cifras totales a 8.060.752 y 225.325, respectivamente.

La capital, Moscú, figura un día más como la ciudad con más casos y fallecidos, con 5.700 y 73, respectivamente. Por detrás se sitúa San Petersburgo, con 3.220 contagios y 68 decesos. Por su parte, la provincia de Moscú ha notificado 2.995 positivos, mientras que Krasnodar ha confirmado 40 muertos.

Coronavirus en Rusia
Trabajadores médicos trasladan a un posible paciente de coronavirus en un hospital en Kommunarka, a las afueras de Moscú, Rusia. - Foto: AP

El organismo ha resaltado que 7.040.481 personas se han recuperado de la covid-19, incluidas 23.426 altas durante el último día, mientras que 1.706.328 siguen bajo observación como posibles casos de coronavirus, una cifra al alza durante las últimas semanas, según los datos de la Oficina Nacional de Protección al Consumidor (Rospotrebnadzor).

Hasta la fecha, cerca de un tercio de la población rusa cuenta con la pauta completa, mientras que varios sondeos muestran que más de la mitad de los rusos no planean vacunarse, una situación que ha sido achacada por las autoridades como una de las causas de la propagación del virus. En total, 51 millones de personas en este país han sido inoculadas con una o dos dosis de la vacuna contra la enfermedad; mientras que al menos unos 47,6 millones de ciudadanos han recibido la pauta completa.

Además de Rusia, Nueva Zelanda también ha marcado este martes su cifra máxima de nuevos casos de coronavirus en los últimos 18 meses, según han informado las autoridades del país.

En concreto, las autoridades sanitarias han registrado 94 nuevos contagios, una cifra que se sitúa como la más alta dejando atrás el máximo de 89 anotado en el primer brote en abril de 2020.