Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Protestas en la Embajada de Rusia en Bogotá, Ciudadanos de Ucrania
Más de 1.300 manifestantes fueron detenidos durante las protestas. - Foto: Esteban Vega

mundo

Aumentan las protestas por parte de los ciudadanos rusos contra el régimen de Putin

El anuncio de la movilización desató fuertes protestas en más de 30 ciudades rusas.

En respuesta a la contraofensiva de Ucrania, que ha significado retomar nuevamente buena parte del territorio, el presidente ruso Vladimir Putin hizo el pasado miércoles un discurso televisado en el que anunció una movilización parcial de los reservistas, que incluirá a un total de 300.000.

Se empiezan a conocer conmovedoras imágenes de jóvenes diciendo adiós a sus familias entre el llanto y la impotencia. Niños que no quieren desprenderse de sus padres, antes de que un bus los lleve a la guerra.

De acuerdo con algunas denuncias, las bajas, incluso entre los recién salidos del país, ya iniciaron, a pesar de que apenas están empezando el proceso de movilización.

En contexto, en ese país, los hombres que están obligados a prestar el servicio militar son quienes se encuentran entre 18 y 27 años, aunque todos los reservistas que están siendo llamados ahora son personas con experiencia en combate.

Ahora bien, en las últimas horas se han visto videos y fotos en las redes sociales, provenientes tanto de periodistas como de personas que buscan que el resto del mundo sepa que no todos los rusos están a favor de las decisiones de su gobierno; quien además, convoco una nueva movilización, volvió a amenazar con una guerra nuclear y advirtió que los hombres en edad de ser movilizados no pueden abandonar el país.

Dentro de las restricciones que existirían por la movilización, los cerca de dos millones de reservistas de la Federación Rusa solo podrán renunciar al servicio por tres causas:

  • Haber alcanzado la edad límite.
  • Por mal estado de salud.
  • Por estar en prisión.

Protestas en contra de la movilización

El anuncio de la movilización mencionado anteriormente desató fuertes protestas en más de 30 ciudades rusas, y la razón principal es que, de acuerdo con el Ministerio de Defensa, aunque la movilización que se busca hacer ahora es de cerca de 300.000 reservistas, la cantidad de gente que podría movilizarse asciende a 25 millones de rusos; la cantidad inicial de reservistas es de dos millones.

Más de 1.300 manifestantes fueron detenidos durante las protestas. Las autoridades se quejaron de que los manifestantes no habían pedido autorización para las movilizaciones y declararon que todas eran ilegales.

Varios de los manifestantes en las calles declararon consignas como “no quiero morir por Putin”, “vida para nuestros niños”, mostrando así un temor más a futuro sobre una posible medida más fuerte de parte del Gobierno ruso para enlistar más hombres para la guerra.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, de hecho, instó el jueves a los rusos a salir a las calles para protestar, pues de acuerdo con sus propios cálculos, la idea de Putin podría llegar a reclutar hasta un millón de hombres, a pesar de que desde el inicio del conflicto ha habido voces de rechazo frente a la invasión.

“55.000 soldados rusos han muerto en esta guerra en seis meses (...). ¿Quieren más? ¿No? Entonces, ¡protesten! ¡Luchen! ¡Huyan! O ríndanse” al Ejército ucraniano, dijo Zelenski en ruso en un mensaje en video.

Entre tanto, muchas personas han manifestado tener temor de que las fronteras de Rusia puedan cerrarse pronto o de que Putin anuncie una convocatoria que incluya a todos los hombres movilizables, sin excepción. Sin embargo, una convocatoria de este tipo implicaría que el presidente ruso hablara abiertamente de una guerra y ese es un precio que políticamente no se sabe si asumirá.

Cabe resaltar que el ministro de Defensa ruso afirmó el pasado miércoles que la cifra de muertos de parte de su país asciende a 5.937 soldados fallecidos, una cifra bastante alta. Sin embargo, esa cantidad no concuerda con otras fuentes, como el Ministerio de Defensa del Reino Unido, que habla de 25.000 soldados rusos muertos, o los cálculos de Ucrania, que llegan a los 55.000.