conflicto en ucrania

Censura total: en Rusia despiden a profesor que criticó la invasión a Ucrania

El docente fue juzgado bajo el delito de “inmoralidad” al publicar un video de la guerra en territorio ucraniano.


La justicia rusa confirmó el despido de un profesor universitario sancionado por publicar en línea mensajes contrarios a la ofensiva en Ucrania, en plena represión de las voces discordantes en Rusia.

“La juez Tatiana Makarova se negó a devolverme mi empleo”, indicó este 24 de junio Roman Melnitchenko, en su página Facebook, al día siguiente de la audiencia sobre este asunto.

Este profesor de derecho de 49 años, cuyos padres viven en Ucrania, cerca del frente, fue despedido a mediados de abril por “inmoralidad” por la universidad estatal de Volgogrado, en el suroeste de Rusia. Se le acusó de haber publicado en las redes sociales, a finales de febrero y principios de marzo, mensajes contra la ofensiva, acompañados de un video que mostraba la muerte de una niña en un hospital de Mariupol.

A petición de su universidad, suprimió estas publicaciones, antes de ser finalmente despedido. En ese momento demandó a su antiguo empleador.

Contactado por la AFP, Melnitchenko denunció un caso “muy significativo” de la situación en Rusia. Afirma que un representante de la universidad se negó a presentar en el juicio cualquier prueba que justificara el despido.

El 7 de junio, Roman Melnitchenko también fue multado con 30.000 rublos (550 dólares), el monto de su salario mensual, por publicar estos mensajes contra la ofensiva en Ucrania, calificados de “información falsa”.

Desde el 24 de febrero, decenas de personas que han criticado públicamente la ofensiva son perseguidas en Rusia. La mayoría fueron multadas, pero otras se enfrentan a penas de prisión severas.

En los últimos años, los pocos maestros rusos que cuestionan la política conservadora del Kremlin han estado sometidos a una presión creciente, y varios fueron despedidos por “inmoralidad”. Este motivo de despido hace casi imposible obtener un nuevo empleo en el sistema educativo ruso.

Recuperación de objetos valiosos en Ucrania

Por su parte, Ucrania afirmó este viernes que se incautó una colección de antigüedades, valorada en varios millones de dólares, supuestamente robadas en museos de Crimea -un territorio anexionado por Rusia-, tras varias operaciones policiales en Kiev.

Las autoridades indicaron que la policía encontró miles de artefactos de la Edad de Bronce y de la Edad Media en una oficina de Kiev y presentó algunos de ellos durante una rueda de prensa celebrada en el Museo de Historia de Ucrania.

Se hallaron “más de 6.000 antigüedades, incluyendo espadas, sables, cascos, ánforas y monedas”, explicó la fiscal general, Iryna Venediktova.

El allanamiento se llevó a cabo en el marco de una investigación de las “actividades ilegales” de un exdiputado ucraniano que también sirvió como un funcionario de alto rango en Crimea. Parte de la colección podría haber sido robada de museos de Crimea y su valor se estima en “varios millones de dólares”, dijo Venediktova.

El ministro de Interior, Denys Monastyrsky, explicó que los bienes fueron encontrados durante “13 registros en cinco días”.

“Esta es la colección ilegal más grande de la historia de Ucrania”, declaró el ministro de Cultura, Oleksandr Tkachenko, en la misma rueda de prensa. “Ahora, están siendo devueltos al Estado”, agregó.

“En plena guerra, estamos devolviendo aquello contra lo que combate [el presidente ruso, Vladimir] Putin: nuestra identidad, nuestra cultura”, señaló el titular de Cultura.

Además, la fiscal general anunció que se está investigando el robo de una colección de oro escita de un museo de la ciudad de Melitopol, ocupada por las tropas rusas, en el sur de Ucrania.

“Rusia no solo está intentando matar nuestro Estado, matar nuestra nación, sino también robar nuestra historia”, dijo Venediktova.

*Con información de AFP.