economía estados unidos

Contundente: así fue la respuesta de Biden a las críticas de Elon Musk sobre la economía estadounidense

Con argumentos y cifras, el presidente de Estados Unidos salió al paso a los temores del empresario, dueño de Tesla, que ha manifestado su incertidumbre frente al futuro económico de ese país.


En el marco de una rueda de prensa, el presidente estadounidense, Joe Biden, emitió una contundente respuesta a un grupo de periodistas que le indagaron por las recientes filtraciones de unos correos del empresario Elon Musk, dueño de la compañía Tesla, en el que este alertaba sobre el difícil momento en que entraría la economía norteamericana; apreciación que significó un descenso en el precio de las acciones de su empresa.

Lo afirmado por Musk se refería a su intención de recortar un importante número de puestos de trabajo en su compañía; cerca de 10.000, con el objetivo de prever la situación que le genera mal pálpito frente a la evolución de la economía de Estados Unidos.

Sin embargo, ante la controversia y pánico generado por el empresario, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asumió una postura crítica, e intentó deslegitimar y contraargumentar lo afirmado por Musk.

Ante la pregunta sobre su opinión, y evidenciando que sabía que la pregunta podría surgir en un encuentro de este viernes con la prensa, Biden sacó de su bolsillo un papel, en el que tenía anotadas algunas cifras del rendimiento de varias de las más grandes empresas de su país, para deslegitimar las apreciaciones de Musk.

Así, en una respuesta corta, pero contundente, el líder mundial apuntó que mientras que Musk ve con pesimismo la economía del país, otras grandes empresas de desarrollo automotriz han reportado cifras muy positivas en el aumento de sus dividendos e inversiones.

Dentro de las empresas citadas por Biden, se encontraba Ford, compañía que según el mandatario ha crecido de forma ‘increíble’, y se mantienen en la senda del desarrollo de nuevos vehículos eléctricos, apuntando que, mientras que Musk afirma que va a suprimir 10.000 empleos, la firma estadounidense ha crecido en su capital humano, con la creación de 6.000 nuevos empleos.

En ese mismo sentido, Biden también se refirió a la situación de la empresa automotriz Chrysler, Stellantis, recordando que esta, al igual que Tesla, también ha hecho importantes inversiones en el desarrollo de vehículos eléctricos, y continuando con el listado de empresas exitosas, Biden se refirió a Intel que ha logrado ofrecer 20.000 nuevos puestos de trabajo en una industria dedicada al desarrollo de microchips.

Dirigiéndose al empresario canadiense de origen sudafricano, Biden cerró su respuesta sentenciando “mucha suerte en el viaje a la luna”; refiriéndose a la diana que se ha propuesto Musk de avanzar, de forma unilateral, en el desarrollo de la posibilidad de ofrecer dentro de su portafolio viajes espaciales.

Luego de la contundente respuesta del dirigente, esta ha despertado especial simpatía de parte de los ciudadanos en Estados Unidos, quienes incluso han retomado el fragmento de la declaración de Biden, con su discurso claro, directo y contundente, para visualizarlo en las plataformas sociales.

¿Biden tiene un amigo imaginario?

Otro hecho relacionado con Biden y con sus respuestas y actuaciones durante sus encuentros con la prensa también ha despertado un creciente interés de la comunidad, luego de que, en repetidas ocasiones, en el cierre de sus intervenciones, el presidente estadounidense hubiese caído en un extraño comportamiento al “saludar” al que pareciera ser un amigo o asesor imaginario.

Y aunque no es una acción que realice a viva voz, algunos gestos físicos, al darse vuelta, han despertado la curiosidad de los ciudadanos y medios de comunicación en Estados Unidos, que han evidenciado los ‘saludos al vacío’, hechos por el presidente, quien extiende la mano como si estuviera saludando a una persona; no obstante, en varias de las ocasiones en las que ha actuado así, ha estado solo.

De igual modo, algunos internautas, que han circulado videos en los que se evidencia el comportamiento, han señalado que el líder estadounidense luce un poco desubicado tras sus saludos al vacío.