Tendencias
Trigo
Antes de la invasión rusa, Ucrania era el mayor productor del mundo de aceite de girasol y uno de los principales exportadores de trigo. - Foto: AP

mundo

Crisis alimentaria en Ucrania: Gobierno pide poner fin al bloqueo de Rusia

Ad portas de que la guerra en Ucrania cumpla cuatro meses, aún no hay una salida democrática a la crisis que se vive en esa nación.

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski volvió a pedir este sábado, 11 de junio, una mayor presión internacional para poner fin al bloqueo naval que Rusia impone a los puertos ucranianos del mar Negro, para permitir las exportaciones de grano e impedir una crisis alimentaria.

Antes de la invasión rusa, Ucrania era el mayor productor del mundo de aceite de girasol y uno de los principales exportadores de trigo, pero ahora millones de toneladas de granos están bloqueadas.

En un video ante el foro de Shangri-La en Singapur, Zelenski advirtió que si su país no retoma las exportaciones, “el mundo se enfrenta a una severa crisis alimentaria, incluso a hambrunas” en varios países en Asia y en África.

La ONU y varios países intentan que se abra un corredor marítimo para permitir las exportaciones. “La escasez de alimentos conducirá de forma inexorable al caos político, que puede implicar en el derrocamiento de muchos políticos”, dijo ante una audiencia que incluyó al jefe del Pentágono, Lloyd Austin, y al ministro de Defensa de China.

Zelenski dijo que actualmente su país está exportando más de dos millones de toneladas de grano al mes, por vías férreas, pero afirmó que esto no es suficiente.

“Los países más pobres pagarán más, por menos”: FAO

Los países importadores de alimentos pagarán más, pero recibirán menos en 2022, debido a la guerra en Ucrania, advirtió este jueves la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). “Es preocupante que muchos países vulnerables paguen más, pero reciban menos alimentos”, lamentó la FAO en su informe ‘Perspectivas alimentarias’.

La invasión rusa a Ucrania, desde el pasado 24 de febrero, ha tenido un impacto global, al agravar las crisis alimentarias debido al alza de los precios de cereales y fertilizantes. “El costo mundial de las importaciones de alimentos aumentará en 51.000 millones de dólares con respecto a 2021, de los cuales 49.000 millones se deben únicamente al aumento de los precios”, señaló la FAO.

Este aumento de la factura se explica en primer lugar por “la subida de los precios y los costos del transporte y no por el aumento de los volúmenes”, subrayó.

Un ramo de espiguillas doradas maduras de trigo atado con una cinta amarilla y azul en el fondo de la bandera de Ucrania. Símbolo de país.
Un ramo de espiguillas doradas maduras de trigo atado con una cinta amarilla y azul en el fondo de la bandera de Ucrania. Símbolo de país. - Foto: Getty Images/iStockphoto

En 2022, de hecho, “la producción mundial de los principales cereales disminuirá por primera vez en cuatro años” y su uso mundial también “registrará un descenso por primera vez en 20 años”, apuntó el organismo.

La producción mundial de trigo, por ejemplo, disminuirá a 771 millones de toneladas, según la FAO. La agencia de la ONU resalta un contexto tenso, con cosechas inciertas debido a la guerra en Ucrania o incluso a sequías, como la que tiene lugar en la India o en Argentina.

La FAO precisó, sin embargo, que el consumo humano directo de cereales “no se verá afectado”, ya que el descenso de las exportaciones “provendrá de la disminución del empleo de trigo, cereales secundarios y arroz para la alimentación animal”.

Reducción del rendimiento

El informe analiza el impacto de la guerra en Ucrania, un conflicto entre dos superpotencias agrícolas que representaban el 30 % del comercio mundial de trigo y el 78 % de las exportaciones de aceite de girasol.

Desde el inicio de la invasión, los precios del trigo aumentaron un 40 %, destacó. “Más de treinta países, importadores netos de trigo, dependen de estos dos países para al menos un 30 % de sus importaciones”, indicó la FAO.

Aunque los aumentos de precios “suelen ser una ventaja para los productores” de insumos, se plantean interrogantes “sobre la posibilidad de que los agricultores del mundo puedan permitirse comprarlos”.

Aceites comestibles
Ucrania, que aseguraba un 50% del comercio mundial de aceite de girasol, ya no puede exportar debido a la guerra. - Foto: Getty Images

La FAO está especialmente preocupada por la reducción del rendimiento en la próxima cosecha si algunos agricultores deciden reducir el uso de fertilizantes, cuyo precio se ha triplicado en un año y del que Rusia es uno de los principales exportadores.

La guerra también ha frenado considerablemente las exportaciones de la región del mar Negro debido al bloqueo de los puertos ucranianos y al aumento del coste de los seguros para los graneleros que operan en la zona.

A medida que se acerque la nueva cosecha, se planteará también la cuestión del almacenamiento de grano en Ucrania, donde puede haber escasez de silos.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.