mundo

De terror: la historia del caníbal que guardaba los restos de sus víctimas en su vivienda

El hombre fue descubierto infraganti por el esposo de una de sus víctimas.


Andrés Filomeno Mendoza Celis no representaba ningún peligro para sus vecinos; por el contrario, era reconocido como una persona amable y dispuesta siempre a colaborar. Es más, había quienes llegaron considerarlo como un familiar más, como fue el caso de Reyna González, su última víctima.

Mendoza, a quien luego se le conocería como el ‘Caníbal de Atizapán’, se convirtió de la nada en uno de los más temibles feminicidas de la historia de México y uno de los asesinos más sanguinarios. El solidario adulto de la casa de al lado guardaba un oscuro secreto que terminó por revelarse tras la desaparición de González.

El hombre de 72 años fue acusado de matar por lo menos a 19 personas, entre ellas 17 mujeres, un hombre y un niño, cuyos restos había guardado en su vivienda ubicada en la colonia de San Miguel, en Atizapán, un municipio del Estado de México.

La primera imagen de las autoridades al entrar a la casa fue impresionante. Sobre una mesa reposaba el cuerpo sin vida de una mujer, que luego sería identificada como Reyna González. El cuerpo estaba descuartizado, se leía en los relatos de la prensa local del momento.

Según detallaron los medios internacionales, el hombre aún conservaba pertenencias personales de sus víctimas, junto a diarios y cintas de video en los que guardaba la historia de sus crímenes. Asimismo, se conoció que Mendoza había trabajado como carnicero.

De acuerdo con las autoridades locales, en el allanamiento en el lugar donde vivía el asesino se encontraron más de 4.300 restos óseos, correspondientes por lo menos a 20 víctimas.

El descubrimiento fue posible gracias a la valentía y persistencia del esposo de Reyna González, una mujer que llevaba cuatro días desaparecida y cuyo último rastro apuntaba a la casa del adulto mayor. Bruno Ángel Portillo, quien se desempeñaba como miembro de la Policía Municipal del Estado de México, siguió las pistas que le llevaron a dar con el paradero de su pareja, pero con un lamentable desenlace.

Al sitio acudieron las respectivas autoridades, quienes para su sorpresa hallaron no solo el cuerpo de González.

“Con la ayuda de perros, una pala excavadora, y radares iniciaron una investigación exhaustiva de varios días que permitió el hallazgo de 4.300 restos óseos correspondientes a 19 cuerpos distintos. Seis de esas víctimas fueron identificadas por medio de técnicas criminalísticas”, relató la agencia de prensa AP en aquel momento.

Su prontuario delictivo había permanecido en las sombras y era totalmente ajeno a las autoridades, así lo estuvo por casi tres décadas.

Condena

El pasado 18 de marzo de este año, la Fiscalía del Estado de México informó que había conseguido una condena de prisión de por vida para el asesino de Reyna González, quien vivía cerca al criminal. Andrés Mendoza Celis fue sentenciado por el cargo de feminicidio, a partir de las evidencias recolectadas y expuestas por la Fiscalía de Feminicidio.

La historia en la pantalla chica

Con el claro propósito de poner sobre la mesa la relevancia del feminicidio en México, la Suprema Corte de Justicia del país apoyó la realización de una serie documental que cuenta la historia del ‘Caníbal de Atizapán’, como un acto de memoria en honor a sus víctimas identificadas. El proyecto fue estrenado a finales del mes de junio y ha capturado la atención de la prensa local e internacional, en especial por tratarse de una apuesta artística desde lo institucional.

“A lo largo de esta semana, #CaníbalLaSerie ha expuesto la necesidad de un cambio social e institucional profundo para enfrentar el tema de las desapariciones de mujeres y los feminicidios en México. #IndignaciónTotal.”

“Esta serie se inserta en la tradición de la Corte para usar el arte, para denunciar injusticias y generar cambio de conciencia. Desde la presidencia de la Corte decidimos hacer esta serie para denunciar el drama colectivo de los feminicidios en México y para tratar de generar conciencia y reflexión”, aseguró Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de México, en el marco de un evento de prensa.

“La transmisión del 1.er episodio de la serie documental “Caníbal. #IndignaciónTotal” alcanzó a una audiencia a nivel nacional de 5.77 millones de personas. Esperamos poder generar un cambio cultural en el país, una reflexión sobre cómo prevenir e investigar feminicidios”, destacó la Suprema Corte de Justicia de México en un comunicado luego de la emisión del primer capítulo de un proyecto audiovisual que espera sentar una invitación a la reflexión sobre la crudeza de este delito en el país.