viruela del mono

Europa roza los 20.000 casos de viruela del mono; España, la más afectada

Hasta el 17 de agosto, se habían registrado más de 35.000 contagios y 12 muertes por la enfermedad en el mundo.


Europa alcanzó los 19.429 casos de viruela del mono, liderada por España con 5.719, según los datos a 16 de agosto del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el informe de este organismo europeo, hasta 505 personas han necesitado hospitalización (5,8 %), de los cuales 179 requirieron atención clínica.

Tres personas han necesitado ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) por el contagio de viruela del mono. Dos de los casos, registrados en España, fallecieron.

Se han registrado un total de 57 casos en trabajadores de la salud. Sin embargo, ninguno de estos positivos se debió a su exposición laboral, indicaron las fuentes expertas.

El caso más antiguo conocido en Europa tiene fecha de muestra del 7 de marzo y se identificó a través de pruebas retrospectivas de una muestra residual. La fecha más temprana de inicio de los síntomas se notificó el 3 de abril.

La mayoría de los casos de viruela del mono en Europa tienen entre 31 y 40 años (7.602/18.917 - 40 %) y son hombres (16.065/16.241 - 98,9 %). Entre los casos con estado serológico conocido, el 38 por ciento (2.749/7.322) son seropositivos.

La mayoría de los casos presentaba una erupción cutánea (8.937/11.587 - 77,1 %) y síntomas sistémicos como fiebre, fatiga, dolor muscular, escalofríos o dolor de cabeza (7.495/11.587 - 65 %).

OMS investiga si rapidez de propagación se debe a mutaciones

Varios estudios en curso tratan de determinar si los cambios genéticos en el virus de la viruela del mono están impulsando la rápida propagación de la enfermedad, dijo el miércoles a la AFP la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las dos variantes distintas del virus fueron bautizadas clados de la Cuenca del Congo (África central) y de África occidental, por las dos regiones de las que son endémicas.

Pero el viernes, la OMS cambió el nombre de los grupos a clado I y clado II, respectivamente, para evitar el riesgo de estigmatización geográfica. También anunció que el clado II tenía dos subclados, IIa y IIb, con virus dentro de este último identificados como responsables del brote global actual.

El miércoles, la agencia de salud de la ONU especificó que los clados IIa y IIb están relacionados y comparten un ancestro común reciente, por lo que IIb no es una rama de IIa.

El clado IIb contiene virus recogidos en los años 1970 y a partir de 2017. “Mirando el genoma, se ven algunas diferencias genéticas entre los virus del actual brote y los viejos virus clado IIb”, dijo la OMS a la AFP.

“Sin embargo, nada se sabe sobre la relevancia de estos cambios genéticos, y la investigación está en marcha para determinar los efectos (si los hay) de estas mutaciones en la transmisión y severidad de la enfermedad”, agregó.

Además, “aún es temprano, tanto en el brote como en los estudios de laboratorio, para saber si el aumento en las infecciones se debe a los cambios observados en el genotipo del virus o a factores del huésped” humano.

El brote de infecciones de la viruela del mono comenzó a ser reportado en mayo fuera de los países endémicos de África.

*Con información de la AFP y Europa Press.