salud

Investigan en Estados Unidos caso de contagio con viruela del mono en un evento público

La persona participó en “gran evento al aire libre”, según el reporte médico.


Las autoridades sanitarias de Estados Unidos investigan el caso de un hombre que resultó contagiado con la viruela del mono, al parecer, luego de participar en un evento público.

Aunque inicialmente se estableció que el brote del virus está relacionado con la actividad sexual, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., (CDC), actualizaron la información sobre la posibilidad de contagio de otras formas.

Por eso llamó la atención del caso del joven de 20 años de edad, a quien se le detectó la infección luego de asistir a un “gran evento al aire libre lleno de gente en el que tuvo contacto cercano con otras personas, incluido el baile cercano, durante unas horas”, de acuerdo con un reporte de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Según se indicó, el hombre notó su primera lesión y posteriormente desarrolló un sarpullido dos semanas después de participar en esa actividad, lo que lo llevó a acudir a un centro especializado y tras los análisis correspondientes se le diagnosticó viruela del mono.

En el informe oficial se advierte que “el principal factor de riesgo del paciente fue el contacto cercano, no sexual, con numerosas personas desconocidas en un evento al aire libre lleno de gente”, tras señalar que este caso “resalta el potencial de propagación en tales reuniones, lo que puede tener implicaciones para el control de la epidemia”.

El paciente quien parece haberse contagiado luego de participar en el evento, que se realizó en el Reino Unido, de donde llegó hace pocos días a territorio norteamericano, se mantiene una permanente vigilancia epidemiológica por parte de los especialistas.

En el reporte se señaló que no se trató de un rave (concentración festiva de aficionados a la música house o techno, que generalmente se celebra sin autorización en un edificio abandonado o al aire libre) ni un evento en el que hayan asistido, específicamente, o en su mayoría personas que se identificaban como homosexuales o bisexuales.

Lo que si se estableció es que muchos de los asistentes vestían camisetas sin mangas y pantalones cortos. El joven que resultó contagiado le dijo a los especialistas que durante la actividad vestía pantalones y una camiseta de manga corta. No notó a nadie con lesiones en la piel o que pareciera estar enfermo, y que asistió a algunos otros eventos similares durante los siguientes cuatro días.

De acuerdo con la guía de los CDC, “la viruela del mono se puede contagiar a cualquier persona” a través del contacto cercano, que a menudo es piel con piel, así como el contacto íntimo, que incluye sexo, abrazos, masajes y besos.

Durante el análisis, el paciente no reportó ningún contacto sexual y no tenía evidencia de lesiones genitales. Sin embargo, las muestras de saliva y los hisopos nasales dieron positivo para el virus, a pesar de que no se registró ningún signo relacionado con el virus como fiebre, escalofríos o tos.

Manos masculinas afectadas por una erupción con ampollas debido a la viruela del mono
El hombre notó su primera lesión y posteriormente desarrolló un sarpullido unas dos semanas después de participar en esa actividad, que lo llevó a acudir a un centro especializado y tras los análisis correspondientes se le diagnosticó viruela del mono. - Foto: Getty Images/iStockphoto

No es la primera vez que personas afectadas no presentan los síntomas asociados con la enfermedad. Un estudio adelantado por los CDC encontró que las primeras señales de advertencia de la enfermedad son menos comunes en el brote actual en comparación con la viruela del mono que ya se conocían.

De hecho, en dos de cada cinco casos el contagio comenzó con la erupción, pero no se informaron síntomas prodrómicos como escalofríos, dolor de cabeza o malestar general.

Por esa razón, se determinó que la transmisión puede estar “asociada con síntomas clínicos” y cosas como la ropa de cama del hotel y las áreas de alto contacto en entornos públicos pueden ser modos de transmisión.

Los especialistas que analizaron el caso de joven contagiado advirtieron que aunque no reportó ningún contacto sexual, un hisopo rectal del paciente dio positivo para el virus, lo que indica “potencial de transmisión sexual sostenida”.

Emergencia de salud pública

Hace una semana, Estados Unidos declaró una emergencia de salud pública por la epidemia de viruela del mono, lo que le permitirá desembolsar fondos, recopilar datos y movilizar más personal en la lucha contra la enfermedad.

Por el momento ya se superaron los 6.600 casos en el país, de los cuales alrededor de la cuarta parte en el estado de Nueva York.

“Estamos preparados para elevar la respuesta, un nivel más para abordar este virus, e instamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y asuman la responsabilidad de ayudarnos a hacer frente a este virus”, dijo el secretario de Salud, Xavier Becerra.

Para combatir esta epidemia, el Estado federal ha suministrado unas 600.000 dosis de la vacuna fabricada por el danés Bavarian Nordic y comercializada como Jynneos en Norteamérica (Imvanex en Europa). Se desarrolló inicialmente contra la viruela.

Pero es una cifra baja, teniendo en cuenta que unas 1,6 millones de personas se consideran de alto riesgo en el país y la próxima entrega (150.000 dosis) no llegará hasta septiembre debido a problemas de logística, precisó un alto cargo del Departamento de Salud.

Se han entregado unas 14.000 dosis de un antiviral inicialmente desarrollado contra la viruela, el tecovirimat, aunque no se tiene mucha información sobre si es eficaz contra la viruela del mono.

Con información de AFP.