rusia

Incertidumbre por paradero de periodista rusa que meses atrás protagonizó protesta al aire contra guerra en Ucrania

La comunicadora había regresado a principios del mes de julio a Rusia con el propósito de resolver algunas cuestiones referentes a la custodia de sus hijos.


La periodista rusa Marina Ovsiannikova, conocida por haber interrumpido en directo una emisión de televisión con una pancarta criticando la ofensiva rusa en Ucrania, fue detenida este domingo17 de julio, informaron allegados y su abogado.

“Marina fue detenida. No hay ninguna información sobre el lugar donde se encuentra”, dice un mensaje publicado por su entorno en la cuenta Telegram de la periodista.

El mensaje viene acompañado de tres fotografías en las que se puede ver a Ovsiannikova, de 44 años, mientras dos policías la llevan hacia una furgoneta blanca, después de haberla detenido cuando se desplazaba en bicicleta.

Su abogado, Dmitri Zajvatov, confirmó la detención a la agencia de prensa Ria-Novosti, y explicó que no sabe dónde fue llevada su clienta.

“Sospecho que esto está relacionado de una manera o de otra a su acto de protesta”, añadió.

No hubo ninguna declaración oficial, pero la detención se produce días después de que Ovsiannikova se manifestara sola delante del Kremlin con una pancarta evocando la muerte de niños ucranianos durante la intervención militar en Ucrania y calificando de “asesino” al presidente Vladímir Putin.

Esta manifestación puede ser castigada por una ley contra la publicación de “información falsa” e “injurias” al ejército, cargos que pueden llevar penas de cárcel.

Ovsiannikova se volvió famosa cuando, a mediados de marzo, interrumpió el telediario de la noche de la cadena de televisión próxima al Kremlin en la que trabajaba con una pancarta en la que criticaba la ofensiva en Ucrania y la “propaganda” de los medios controlados por el poder. Detenida justo después, fue liberada al pagar una multa.

A pesar de que las imágenes dieron la vuelta al mundo, Ovsiannikova no recibió el saludo unánime de toda la oposición rusa por su gesto, ya que muchos le reprochan los años trabajados en la cadena Pervy Kanal, cercana al Kremlin.

Luego de varios meses trabajando en el extranjero, como por ejemplo para el medio alemán Die Welt, la periodista anunció a principios de julio su regreso a Rusia para arreglar un contencioso sobre la custodia de sus dos hijos.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA