estados unidos

Lo último | Autoridades sanitarias de EE.UU relajan restricciones en escuelas por covid-19 ¿qué cambiará?

En pocos días iniciará un nuevo año escolar en Estados Unidos.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) tienen preparado nuevas directrices para los alumnos de sus escuelas donde se verán grandes cambios en cuanto a las restricciones que se habían adoptado por cuenta de la pandemia del covid-19.

En un documento borrador que emitió la autoridad sanitaria estadounidense y que fue conocido por medios de comunicación de ese país, se pueden ver varios cambios, los cuales van enfocados a reducir lineamientos establecidos para evitar los contagios de coronavirus en las aulas de clase.

Principales cambios que se vienen para el año escolar 2022-2023 en Estados Unidos

Una de los requisitos que no se le volverá a solicitar a los estudiantes será la presentación de pruebas periódicas para que permanezcan en el aula los alumnos que estuvieron expuestos al covid-19. Este requisito a veces tenía que ser costeado por los padres de familia y en algunas instituciones no se tenían la cantidad suficiente, razones para abolir esta restricción.

Otro de los cambios que se tendrá, es que ya no habría distancia mínima de 6 pies (1,80 metros) entre estudiantes. Al parecer, lo que se pretende con la medida es que la misma institución pueda identificar esas zonas con poca ventilación donde puedan existir contagios y así crear protocolos para evitar el contagio en dichos lugares.

También, estudiantes que hayan tenido contacto con una persona contagiada de covid-19, ya no tendrán que aislarse en su casa por cinco días. Por el contrario, podrán volver a la escuela, eso sí, usando tapabocas durante cinco días dentro de la institución y tras este tiempo, tomarse una prueba para verificar si está contagiado del virus.

Estas nuevas directrices de los CDC, pueden ser acatadas o no por cada escuela de Estados Unidos. Lo que deja claro es que efectivamente las restricciones cada vez son menores y el autocuidado es lo que primará de ahora en adelante en las diferentes instituciones educativas del país.

Una nueva amenaza

Ahora parece que todos los esfuerzos estarán enfocados en prevenir los contagios de viruela del mono. Precisamente hace unos días Estados Unidos declaró emergencia de salud pública por esta enfermedad.

“Estamos preparados para elevar la respuesta un nivel más para abordar este virus, e instamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y asuman la responsabilidad de ayudarnos a hacer frente a este virus”, dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra.

La declaración, efectiva por 90 días pero que puede renovarse, tiene lugar cuando se superaron en todo el país más de 7 mil casos, aproximadamente la cuarta parte de ellos en el estado de Nueva York. Los expertos creen que podría haber muchos más, porque a veces hay pocos síntomas, que pueden reducirse a simples lesiones.

Hasta ahora, Estados Unidos ha entregado unas 600.000 dosis de la vacuna comercializada como Jynneos en Norteamérica (Imvanex en Europa) y desarrollada inicialmente contra la viruela. Aunque la población infantil es la menos afectada, se esperarán tomar medidas para que este virus no invada las aulas de clase del país.