estados unidos

Mujer de 88 años murió en Estados Unidos tras ser atacada por un caimán

Los cuerpos de emergencia se demoraron cerca de 2 horas en recuperar el cadáver, el cual seguía custodiado por el animal.


La consternación es, por estos días, un eje transversal en los habitantes de la comunidad de Sun City Hilton Head, un complejo creado para albergar a adultos mayores en la localidad de Bluffton, Carolina del Sur, luego de que se confirmara que una de sus habitantes, más precisamente una mujer de 88 años, pereció el pasado lunes, por culpa del ataque de un caimán.

El lamentable hecho que despierta el interés de las autoridades de Carolina del Sur, se originó cuando, según precisan medios de comunicación local, la mujer de 88 años adelantaba labores de jardinería en el lugar, pero, lamentablemente se resbaló, acabando dentro de estanque, en el que se encontraba el animal.

De acuerdo con lo trascendido a través de medios de comunicación locales, la mujer afectada fue identificada como Nancy Becker, cuyo cuerpo fue descubierto el pasado lunes, en inmediaciones del lago, cuando este era cuidado celosamente por su atacante, el caimán de respetable tamaño, quien, según precisan las autoridades, fue encontrado custodiando celosamente el cadáver de la mujer, hecho que habría extendido durante cerca de una jornada.

Según declaraciones de bomberos de la zona, citados por el medio internacional CNN, “el caimán retenía” a la mujer, en el momento en que esta fue identificada, obligando a que se desplegara un operativo especial para lograr el rescate del cuerpo.

Según precisaron medios locales, la tarea del rescate estuvo difícil, debido al control ejercido por el cocodrilo sobre el cadáver, negándose incluso a que un grupo de personas lograra por sí mismo el rescate del cuerpo, lo que obligó a la intervención de personas expertas.

Según detallan medios locales, el operativo de rescate del cuerpo de la mujer de 88 años debió extenderse por aproximadamente 2 horas, al cabo de las que lograron ejercer un control efectivo sobre el animal de ingentes dimensiones: 9 pies y 8 pulgadas de largo.

De acuerdo con los medios locales, el rescate del cuerpo se logró gracias a la intervención de un cuerpo especializado, conformado por funcionarios del Departamento de Recursos Naturales del estado, quienes, tras lograr la captura del enorme animal, procedieron a sacrificarlo.

Tras el rescate del cuerpo, según detallaron medios locales, los expertos esperan que este martes en horas de la tarde pueda adelantarse el proceso de autopsia, para esclarecer las causas reales de la muerte de la mujer.

En un barrido histórico por sucesos similares ocurridos en la última década, los medios de comunicación local han afirmado que este se trata de la quinta muerte asociada a caimanes en Carolina del sur en lo corrido del actual milenio, siendo a su vez la segunda que ocurre en lo corrido del presente año; lo que evidencia que este tipo de muertes no es común en el referido estado.

El caso precedente, ocurrido en 2022, se fechó el pasado 24 de junio, cuando el Departamento de Policía del condado de Horry, identificó el caso de un hombre que había sido arrastrado por un reptil hasta el agua; un hecho que rompió la tranquilidad de los habitantes, que, desde 2020 no reportaban un caso de ese tipo.

El caso precedente versaba sobre un extraño suceso ocurrido en 2020, cuando al conjunto cerrado en el que vivía la nueva víctima, había llegado una trabajadora de belleza a realizar un tratamiento de uñas de los pies, no obstante, terminó, en medio de hechos que nunca han logrado ser esclarecidos, abandonada en la pileta en que se conservan estos animales.

En 2018, ya se había presentado una muerte, por causa de un caimán, a una mujer de 90 años, al igual que, ese mismo año, sucedió la extraña muerte de una mujer al interior del Hilton Island; oportunidad en que la mujer fue atacada por llevar un perro.

Sin embargo, Carolina del Sur no es el único estado en el que se reporta esta clase de accidentes; por ejemplo, recientemente, se conoció la historia de un joven al que el caimán atacó en su cara mientras nadaba en el lago ; lo que lo puso a ahora, emprender un largo proceso de recuperación.

La persona atacada, según refieren medios locales, corresponde a un veterano de la Fuerza Aérea, quien al momento del ataque tenía 34 años, y se encontraba entrenando para su participación en unas justas democráticas locales.

Según medios locales, referido ataque tuvo lugar en inmediaciones del lago Thonotosassa, a inicio del presente mes, cuando el atacado se disponía al proceso de preparación para una exigente carrera.

Pese a la peligrosidad de las cauces del cocodrilo, el atacado solo recibió heridas en la cabeza y cara; una información comparada por la reportera Kenney Ceron.

En aquel entonces, el hombre atacado se desempeñaba como jefe del Hospital de Tampa, donde fue intervenido, con el objeto de recuperar funcionalidad y parte de la estética.