estados unidos

Presidente de EE. UU., Joe Biden, fue vetado permanentemente para ingresar a Rusia

La decisión conocida el pasado fin de semana, en la que se declara ´persona non grata´ a varios funcionarios de EE. UU., también incluye a empresarios como Mark Zuckerberg y varios artistas.


En el marco de la tensión mundial por la ocupación de Rusia a Ucrania, y las medidas que ello ha referido desde distintos rincones del mundo para cuestionar el actuar del Kremlin, desde el Gobierno de Rusia también se han conocido algunas decisiones que buscan responder a los vetos y medidas de castigo impuestas a sus gobernantes y empresarios.

Así, el pasado fin de semana, y a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno de Moscú anunció una importante decisión que comprende la prohibición para el acceso a su país de más de 960 personas de origen estadounidense, entre las que se encuentra su actual presidente, Joe Biden, quien fue declarado como persona no grata.

Este listado, que en total comprende a 963 personas, fue dada a conocer a pocos días de que el próximo 24 de mayo, se cumplan tres meses desde el inicio de la ‘operación especial’, con la que Rusia pretendió tomar el control de la región del Donbás, proyecto que ha extendido también a otras regiones fuera de esta, como la ciudad de Mariupol.

La decisión que comprende a las 963 personas, se traduce en la prohibición del acceso a su país, y se tomó como represalia a una serie de medidas adoptadas en los días recientes por Estados Unidos, como castigo a lo ocurrido durante los últimos meses en Ucrania.

Además del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el listado dado a conocer por el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, y actualmente disponible en su página web incluye a otras personalidades y figuras relevantes en Estados Unidos, como su propio secretario de Estado, Anthony Blinken, además de personajes de alta influencia, como el caso de empresarios como el presidente de la compañía Meta y creador de Facebook, Mark Zuckerberg, e incluso, el actor Morgan Freeman.

Según recogen medios internacionales, sobre el caso de Freeman, reconocido actor de cine de la industria de Hollywood, la decisión en su caso emanaría de un video grabado en 2017 en el que arremetía contra Rusia, y lo señalaba de estar orquestando un complot, orientado a desacreditar o debilitar internacionalmente a Estados Unidos.

Sobre la imposición de las referidas sanciones, el Gobierno ruso explicó que están enfocadas en llamar a Estados Unidos a redirigir su política exterior, desistiendo de “imponer al resto del planeta un orden mundial neocolonial, a cambiar su posición, y a reconocer nuevas realidades geopolíticas”, según recoge la agencia AFP.

¿Quién más forma parte de ese paquete de sanciones?

En el listado, además de los ya mencionados, aparecen nombres como el del secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, y el director de la CIA, William Burns.

También aparece señalado el hijo del presidente Biden, Hunter, quien otrora se desempeñó como asesor de la empresa de gas ucraniana Burisma, que fue señalado por presuntamente haber violado el conflicto de intereses, en tanto trabajó en un negocio que hubiese representado un conflicto de intereses debido al cargo que desempeñaba su padre, entonces vicepresidente del gobierno Obama.

En ese mismo sentido, el listado de personas vetadas también está marcado por la presencia de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y otros senadores como Chuck Schumer, que encabeza un listado de legisladores pertenecientes al mismo partido de Biden, el Demócrata.

Pese a las sanciones impuestas a algunos de sus líderes, en el comunicado del Kremlin, se destaca cómo, a diferencia de la posición “rusofoba” que han evidenciado las autoridades, otra sería la posición de su pueblo estadounidense, advirtiendo rasgos de voluntad de entendimiento.

Más allá de las sanciones a estadounidenses

Además de las sanciones y prohibiciones impuestas a 1.000 estadounidenses, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia también advirtió que la medida recaerá en una serie de personajes internacionales y agentes mundiales, como el caso de 26 personas de ciudadanía canadiense, entre las que, según rescatan medios internacionales, se destaca el nombre de la señora Sophie Trudeau, pareja del primer ministro de ese país.