mundo

Starbucks se va de Rusia: así lo anunció la cadena de manera oficial

La compañía se unió a McDonald’s y a otras empresas que pusieron fin a su operación en Rusia, debido a la invasión a Ucrania.


La cadena internacional de cafeterías Starbucks Corporation, conocida mundialmente como Starbucks, cerró sus tiendas en Rusia después de 15 años de hacer presencia en ese país, por la invasión de ese país a Ucrania, desde el pasado 24 de febrero.

Starbucks había suspendido por primera vez el negocio ruso de su licenciatario el 8 de marzo, días después de la invasión.

Por lo tanto, son 130 tiendas las que ya no tendrán operaciones en Rusia. Vale recordar que Starbucks abrió por primera vez en ese país en 2007.

A propósito de lo anterior, McDonald’s llegó a un acuerdo para vender su negocio en Rusia al empresario local Alexander Govor, quien tiene varias franquicias de la cadena, según informó el pasado jueves la compañía.

El anuncio se produjo días después de que McDonald’s informara de su salida del mercado ruso tras la invasión de Ucrania. Govor aceptó mantener a los empleados durante al menos dos años, dijo la compañía de comida rápida. El precio de la transacción no fue revelado.

McDonald’s dijo en días pasados que ponía en venta toda su cartera rusa de 850 restaurantes en los que trabajan 62.000 personas, por la crisis humanitaria tras la invasión de Ucrania, que también ha provocado sanciones internacionales contra Rusia.

“El negocio en Rusia ya no es sostenible, ni es consistente con los valores de McDonald’s”, afirmó la compañía en un comunicado.

Govor, franquiciado desde 2015, ha operado 25 restaurantes en Siberia. Es cofundador de Neftekhimservice, una empresa de refinado, y miembro del consejo de administración de otra firma que posee el hotel Park Inn y clínicas privadas en Siberia.

El grupo estadounidense indicó que anotará en sus cuentas un costo asociado a esta retirada, de 1.200 a 1.400 millones de dólares.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó la entrada de tropas en la Ucrania prooccidental el 24 de febrero. Varios países occidentales impusieron sanciones sin precedentes contra Moscú, lo que desató un éxodo de empresas extranjeras como H&M, Starbucks e Ikea.

Zelenski pide en Davos el fin del comercio con Rusia

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski pidió este lunes en el primer día del Foro Económico de Davos el fin de cualquier tipo de comercio con Rusia y el “máximo” de sanciones posibles, al tiempo que volvió a reclamar armas para su país.

Tres meses después de la invasión rusa de Ucrania, la guerra y sus consecuencias para la economía mundial centran este lunes el arranque del foro, que tras dos años de pandemia vuelve a reunir a las élites económicas y políticas mundiales en la pequeña estación de esquí suiza.

“Eso es lo que deberían ser las sanciones, deberían ser máximas (...) Y creo que todavía no hay esas sanciones contra Rusia” dijo Zelenski en una intervención por videoconferencia ante una sala llena que se levantó para aplaudirle.

Los países occidentales imponen sanciones económicas a Rusia. Pero mientras Estados Unidos y el Reino Unido renunciaron a importar petróleo, la Unión Europea no logró todavía un acuerdo sobre la cuestión por la dependencia de algunos de sus miembros del petróleo y el gas rusos.

“Debería haber un embargo del petróleo ruso, todos los bancos rusos deberían ser bloqueados, sin excepciones, habría que abandonar el sector ruso de la tecnología. No debería haber ningún tipo de comercio con Rusia” aseguró el presidente.

Una importante delegación ucraniana, que incluye a miembros del Gobierno y del parlamento, está en Suiza para hacer oír las demandas del país en guerra desde la invasión rusa del 24 de febrero.

“Ucrania necesita todas las armas que hemos pedido, no solo las que se han proporcionado”, dijo Zelenski en su intervención, y aseguró que si las hubiera obtenido en febrero “el resultado habría sido decenas de miles de vidas salvadas”.

En este sentido, Anastasia Radina, una legisladora ucraniana, dijo a la AFP que su país necesita armas “estilo Otan” como tanques, sistemas de defensa aérea y aviones de combate.

“Llevamos tres meses de guerra, decenas de miles de vidas perdidas y todavía estamos discutiendo si necesitamos aviones de combate. Francamente, es indignante”, aseguró.

Las sanciones occidentales contra Moscú por la guerra llevaron al WEF, la entidad que organiza el foro, a excluir a todos los participantes rusos, que durante años fueron omnipresentes.

Para sustituir simbólicamente la Russia House (Casa Rusia) ―un concurrido local habilitado cada año en Davos que concentraba toda la actividad del país―, varios responsables ucranianos inauguraron el lunes la Russia War Crimes House (“Casa de los Crímenes de Guerra de Rusia”).

El local, habilitado en una de las casas del pequeño pueblo suizo, reúne una exposición fotográfica de las atrocidades atribuidas a las fuerzas rusas, una iniciativa del gobierno ucraniano y de un mecenas del país, Victor Pinchuk.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.

Con información de AFP