mundo

Biden confirma millonaria cifra para apoyar a Ucrania, mientras EE. UU. vive crisis económica

Los estadounidenses tienen una inflación que no se veía hace 40 años.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó el proyecto de ley de 40.000 millones de dólares destinado a garantizar el suministro de armas y apoyo económico para Ucrania en su conflicto con Rusia, anunció la Casa Blanca.

Biden firmó el texto -aprobado antes por el Congreso- durante su visita a Corea del Sur, su primer viaje a Asia como presidente. La ayuda, que será canalizada en los próximos cinco meses, incluye un presupuesto de 6.000 millones de dólares para que Ucrania se equipe de vehículos blindados y defensa antiaérea.

En Twitter, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, le agradeció a su homólogo estadounidense la ayuda.

“El apoyo del poder ejecutivo (de Estados Unidos), del presidente Biden y del pueblo estadounidense a la lucha (de Ucrania) contra el agresor ruso es crucial”, añadió, utilizando el ícono de las banderas en lugar de nombres de países. “Esperamos esta nueva e importante ayuda. Se necesita ahora más que nunca”, añadió, en una publicación en inglés y ucraniano.

El sábado 21 de mayo en la mañana, Rusia, dijo que había destruido un gran cargamento de armas en el noroeste de Ucrania, incluidas las suministradas por Estados Unidos. Los países occidentales han suministrado armas y apoyo financiero a Ucrania para la guerra contra Rusia.

El 13 de mayo, la Unión Europea (UE) anunció que daría una ayuda militar adicional de unos 530 millones de dólares) a Ucrania en ayuda militar. Esto supone “un total de 2.000 millones de euros” (unos 2.100 millones de dólares) desde el inicio de la guerra, según el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell.

Pero mientras se le da todo este dinero a Ucrania, la Reserva Federal estadounidense (FED, banco central) afirmó que busca que el crecimiento económico se modere y tener evidencia “clara” de que la inflación ceda, antes de cejar en sus esfuerzos para frenar la actividad, afirmó el presidente del organismo, Jerome Powell.

“Lo que necesitamos es ver que el crecimiento baja desde los muy altos niveles que vimos el año pasado, que baje a un nivel todavía positivo” pero que permita que las cadenas de suministro se acompasen con la demanda, dijo en un evento del diario The Wall Street Journal.

La FED procedió este mes al mayor aumento de tasas de interés de referencia desde el año 2000, medio punto porcentual tras un cuarto de punto en marzo, para combatir la inflación más alta en 40 años en Estados Unidos.

Con la economía golpeada por problemas en las cadenas de suministro, el impacto de la guerra de Ucrania en los precios de la energía y las materias primas, y la escasez de mano de obra, Powell sostuvo que una decisión sobre moderar las alzas de tasas se evaluará llegado el momento. La FED busca normalizar su política monetaria, moderando los precios sin llevar a la economía a una recesión.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.