argentina

Prohíben el lenguaje inclusivo en colegios de Buenos Aires, Argentina | ¿Por qué?

Uno de los argumentos advertidos para la medida es que ha generado confusiones en el aprendizaje, un hecho que se ha reflejado en los resultados de pruebas cognitivas.


Por medio de una rueda de prensa concedida este viernes 10 de junio de 2022, el alcalde la ciudad argentina de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, expresó su punto de vista frente al uso del lenguaje inclusivo, anunciando que quedará prohibido, a partir de la fecha, en las instituciones educativas de la ciudad, pese a que su uso está siendo empleado por algunos sectores del magisterio y del gremio relacionado con la educación.

En declaraciones recogidas por medios internacionales, el mandatario bonaerense explicó que es una medida encaminada a “simplificar la forma en la que los chicos aprenden”, haciendo un llamado especial a los maestros a “respetar las reglas del idioma español”, y advirtiendo que el uso del lenguaje inclusivo está evitando que los jóvenes en distintas partes del mundo tengan un uso adecuado del lenguaje.

El político pidió ayudar a que los jóvenes aprendan a “dominar el idioma tal cual es”.

En ese mismo sentido, el alcalde Rodríguez Larreta, adscrito a sectores de derecha en su país y quien llegó al poder a través de la coalición Juntos por el Cambio, se manifestó preocupado por los recientes resultados evidenciados por los estudiantes en las pruebas de conocimiento, refiriendo que materias como lenguaje y literatura presentan niveles o calificaciones más bajos de los proyectados.

Una decisión que genera ampolla en algunos sectores de la sociedad

Tras el anuncio este viernes de la medida vinculante para las instituciones educativas oficiales y privadas, el político, visto por algunos sectores de la prensa como un presidenciable de cara a las elecciones del próximo año, se convirtió en el centro de las críticas y reprimendas de algunos sectores que defienden la ‘inclusión y diversidad’.

No obstante, dicha decisión fue transmitida ya a los diferentes planteles educativos a través de una orden oficial referente a una resolución expedida por el Ministerio de Educación local, en cabeza de una funcionaria identificada como Soledad Acuña.

En dicho documento reza que “los/as docentes (...) deberán desarrollar las actividades de enseñanza y realizar las comunicaciones institucionales de conformidad con las reglas del idioma español, sus normas gramaticales y los lineamientos oficiales para su enseñanza”.

Lo anterior traduce en que quedará excluido el uso que se ha popularizado de la vocal ‘e’, con el objetivo de incluir a aquellas personas que no se identifican en género binario.

En ese sentido, las autoridades también han pedido que se excluyan usos similares que se ha dado a la letra ‘x’´ para cumplir esos mismos fines, así como del símbolo arroba (@), lo cual, según las autoridades, no está aprobado por parte de los entes rectores del buen uso del lenguaje castellano.

En respuesta a la medida, el ministro de Educación de Argentina también se pronunció, expresando que, aunque esas decisiones son de autonomía de los diferentes entes territoriales, no creía que fuera correcta, no obstante, reconoció el fondo de la medida.

En declaraciones de dicho funcionario, recogidas por agencias internacionales de noticias, se reconoce que “es necesario mejorar, pero (el camino) no es prohibir”. Un claro cuestionamiento por parte del ministro Jaime Perczyk, quien recordó que, por su parte, emprenderá acciones para “redoblar los esfuerzos para que los chicos aprendan en mejores condiciones”.

La medida genera polémica, pese a que el uso de dichas alternativas de lenguaje para referirse a un público que no se identifica dentro de los géneros binarios ha representado resistencia en algunos sectores de la sociedad; esta manera de hablar ya estaba siendo empleada por sectores más contemporáneos, e incluso ha recibido el beneplácito de uso oficial por parte de instituciones como la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

En ese mismo sentido, algunos colectivos que abogan por la ‘inclusión’ han señalado que dicha medida de prohibición choca con la Educación Sexual Integral (ESI) y se opone a la Ley de identidad de género de 2012.

*Con información de AFP.