argentina

Tragedia en Argentina: menor degolló a su hermana mayor al defender a su mamá en riña doméstica

El autor del hecho es un joven de 16 años que intervino cuando su hermana mayor, una mujer de 35 años, agredía a su mamá por no darle plata para comprar drogas.


Como Sabrina Carusotti fue identificada una mujer de 35 años que fue víctima de un sangriento asesinato a manos de su propio hermano, un menor de 16 años, durante una disputa familiar, en la que el victimario habría actuado en defensa de su madre.

Los hechos, según recogen medios locales de Argentina, ocurrieron en la ciudad de la Plata, Provincia de Buenos Aires, cuando la mujer asesinada estaba intentando intimidar a su propia madre para que le entregara dinero con el objeto de comprar drogas; sin embargo, en medio de la disputa, intervino el menor, desatándose la pelea con el trágico desenlace.

Según precisan medios argentinos, los hechos ocurrieron la tarde del pasado martes, 7 de junio, al interior de una vivienda, hasta donde posteriormente llegaron los efectivos de la policía para recabar la información suficiente para resolver el crimen y para detener al responsable.

Sobre la información recabada por las autoridades, los hechos ocurrieron cuando la mujer de 35 años, quien ya no vivía con su madre, llegó hasta la residencia de esta, la estaba amenazando para obligarla a entregarle dinero con el objeto de comprar drogas, en una situación marcada por el caso de adicción en el que se encontraba la mujer.

En medio de la situación, y debido al cruce de palabras entre la madre y la hija, el adolescente se percató de la situación ocurrida, y llegó hasta el lugar donde se encontraban las mujeres, portando un cuchillo que había tomado de la cocina, con el objeto de disuadir a su hermana de dejar de amenazar y agredir a su mamá; no obstante, el calor de la confrontación fue escalando, llevando a que de las palabras se procediera a los actos, que terminaron con un fatídico final.

Según advierten medios locales, la mujer que resultó muerta ya presentaba malos comportamientos en contra de su madre, y frecuentemente acudía a ella con el objeto de pedirle dinero para el consumo de vicio; no obstante, el padrastro de la mujer, se había convertido en el encargado de mantenerla alejada de la casa, poniendo freno a sus visitas frecuentes.

Sin embargo, la mujer de 35 años aprovechó la ausencia del hombre, para acudir a su madre, increpándola violentamente, e incluso llegando a herir a la mujer; lo que motivó el actuar del menor, quien acudió a defender a la mamá.

De acuerdo con las evidencias recabadas durante la investigación de los hechos, al ver la agresión de la mujer en contra de la madre, el hermano decidió actuar, y terminó clavando el arma cortopunzante en el cuello de la agresora, generando una herida mortal.

Pese a que cuando llegaron las autoridades hasta la vivienda, alertados por la evidente riña que se desarrollaba en su interior, la mujer, Sabrina Carusotti, aún se encontraba viva y fue remitida abordo de una ambulancia a un hospital cercano, pocos minutos después se presentó su deceso, como consecuencia de las graves lesiones que le había infringido su hermano menor.

De acuerdo con el parte de las autoridades, la mujer presentaba dos graves heridas profundas, una de ella a la altura del cuello, donde había resultado afectada una de las arterias.

En la reconstrucción de los hechos, medios argentinos también han revelado que en medio de la confrontación, también se encontraba un pequeño niño, hijo de la mujer asesinada, quien al percatarse de la riña inicial entre su abuela y su madre decidió advertir a su tío, el adolescente que ahora se encuentra detenido por el cargo de asesinato, quien estaba en ese momento tomando una siesta.

Tras la detención del joven, este fue puesto a disposición de una dependencia judicial especializada a cargo de la fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Carmen Ibarra.

Sobre la mujer asesinada, medios argentinos precisan que presentaba problemas de adicción desde hace cerca de 15 años, siendo consumidora de cocaína y alcohol.

Medios locales, que recogen parte del testimonio de los familiares ante las autoridades, también han señalado que había estado varias veces internada en centros especializados, pero se fugaba.

La mujer asesinada era madre de dos hijos, pero ninguno de ellos se encontraba bajo su custodia.