estados unidos

Policía de Nuevo México mató a anciana con demencia que amenazaba con cuchillos a su hija

Tras la muerte de la mujer, los familiares de esta advirtieron que ella no entendía inglés, por lo cual no había acatado las órdenes de los agentes que acudieron a la escena tras el llamado de emergencia.


Autoridades policiales del Estado de Nuevo México informaron de la muerte de una mujer, adulta mayor, en medio de un operativo adelantado, luego de que las unidades fueran alertadas sobre el comportamiento inusual de una persona, que presentaba enfermedades mentales, en contra de algunos de sus familiares, a quienes había amenazado de muerte, portando armas cortopunzantes, e intentando emplear agua caliente para agredirlos.

Según data en una publicación dada a conocer por las mismas autoridades, a través de las redes sociales, la mujer falleció luego de que uno de los agentes que acudió al llamado, en vista de la imposibilidad de controlarla, recurrió a accionar su arma en contra de ella, causando su fallecimiento.

De acuerdo con medios internacionales que recogen la historia, la mujer, de 75 años de edad, era paciente psiquiátrica y padecía una trastorno asociado con demencia, lo que la impulsaba a no controlar sus acciones, llegando a poner incluso en peligro a sus seres más queridos.

En el video en mención, que contiene imágenes sensibles, y que fue captado por una de las cámaras corporales portadas por los agentes que acudieron al llamado, se ve a la mujer parada en la puerta de su residencia, portando una peligrosa arma cortopunzante con la que amenazaba a sus familiares y a los policías.

Ante la negativa de la mujer a atender a las indicaciones de los agentes, quienes le pedían que bajara el cuchillo, el uniformado se vio en la obligación de accionar su arma en repetidas ocasiones para “neutralizar la amenaza”.

Según detallan medios internacionales, aunque el hecho fue recientemente puesto en conocimiento por el Departamento de Policía de Nuevo México, el hecho realmente ocurrió hace cerca de un mes atrás, el 16 de abril.

En el parte policial se menciona que durante la llamada, con la que se alertó a la policía, la hija de la mujer abatida clamaba la ayuda de un oficial, o cualquier otra persona capaz de contener la amenaza de la mujer, advirtiendo que la paciente psicológica se había tornado agresiva.

En el llamado, la mujer clama por ayuda para “calmar a su madre”, no obstante, el hecho tuvo un triste desenlace.

Según la grabación de la llamada de auxilio, la mujer que manifestó que corría peligro debido al comportamiento de su madre también advertía que, debido a la situación, había tenido que recurrir a esconderse en una habitación de la vivienda, pues la mujer la había amenazado de muerte, añadiendo que en la residencia también se encontraban menores de edad; los nietos de la mujer con demencia.

En la descripción de los hechos, la mujer que realizó el llamado de emergencia también advertía que la anciana estaba fuera de sus cabales, y que incluso había arrojado en su contra, en repetidas ocasiones, agua hirviendo, buscando lastimarla.

Según recogen medios locales, tras recibir los impactos de bala realizados por el agente, la mujer falleció de forma casi inmediata, sin dar lugar a que fuera llevada a un hospital.

Tras la muerte de la mujer, también se conoció que esta no era angloparlante, por lo que posiblemente no habría entendido las indicaciones u órdenes hechas por el agente que finalmente la abatió.

Medios locales también detallan que, tras la muerte de la mujer, la familia de esta no presentó cargos contra el tirador que, finalmente, habría actuado en respuesta a los protocolos y al llamado de emergencia descrito.