salud

Advierten que liquidación de las EPS podría dejar pérdidas cercanas a los $2 billones

Estos procesos se han convertido en un calvario para las clínicas y hospitales del país que no ven un pronto pago.


La liquidación de varias Entidades Promotoras de Salud se ha convertido en un verdadero problema para los prestadores del servicio de salud en Colombia, que aseguran podrían tener pérdidas de alrededor de $2 billones en estos procesos.

Así lo hizo saber el director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, Juan Carlos Giraldo, en entrevista con la emisora Caracol Radio.

De acuerdo con Giraldo, solo en la liquidación de las tres EPS del grupo SaludCoop lo que debía pagarse era una suma cercana a los $4,8 billones, pero, aún cumpliéndose todas las condiciones impuestas, apenas habría un pago del 50 % de dicha suma.

Además, afirmó que se trata de procesos que llevan mucho tiempo y consideran que no verán casi ni el 50 % de lo adeudado. “En conclusión, cada liquidación es una defraudación enorme para los actores del sector”, dijo en la entrevista.

Así mismo, Giraldo aseguró que el gremio le pedirá al gobierno nacional nuevas normas con las cuales se generen mecanismos para que se advierta cuando las EPS que siguen funcionando empiecen a tener problemas, como una especie de fondo de garantías para que los hospitales puedan recuperar el dinero que no pueden recuperar en los procesos de liquidación.

De acuerdo con el ejecutivo, la idea es que los hospitales puedan tener un colchón de salvación en los procesos de liquidación que sea regulado por ley y que obligue a las grandes empresas dueñas de las EPS a realizar los cierres pendientes y responderle al sector.

¿Qué EPS están en la cuerda floja?

En marzo de este año, SEMANA reveló información de la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos (Acesi) sobe las EPS que estarían en la cuerda floja por sus problemas financieros.

De acuerdo con un listado de Acesi, con corte a diciembre de 2021, las EPS que estarían en riesgo son: S.O.S. Capital Salud, Capresoca, Convida, CCF Sucre, CCF Nariño, CCF Huila, CCF Guajira, Ambuq, Savia Salud, Comfaoriente, Emssanar, Asmet, Ecoopsos, Coosalud, Medimás y Coomeva. Estas dos últimas ya fueron liquidadas por la Supersalud, mientras que Asmet se mantiene en vigilancia especial.

Según detalló Acesi, las EPS mencionadas han incumplido con el Decreto 2702, por el cual tenían siete años para organizarse y estar al día con sus obligaciones, por tanto deberían salir del mercado.

Esta es una muestra más de la enorme vulnerabilidad del sistema de seguridad social en salud del país, que falló y no fue capaz de garantizar el goce efectivo del derecho fundamental a la salud y que amenaza con la estabilidad de los hospitales públicos, porque la gran mayoría de las EPS que se irían a liquidar son del régimen subsidiado”, asegura la directora ejecutiva de Acesi, Olga Zuluaga, en un comunicado publicado el 23 de diciembre de 2021.

“En consecuencia, la administración Duque debe acelerar el anuncio de la política del fortalecimiento hospitalario, porque si van a salir una cantidad grande de EPS del mercado, el Gobierno debe tener a la mano un plan de contingencia efectivo y concreto en muy corto plazo, casi que de urgencia”, agrega el documento.

SEMANA consultó con la SuperSalud para indagar sobre las EPS que estarían en la “cuerda floja”, según Acesi, sin embargo, manifestaron que “no es cierto”, aunque no hay un pronunciamiento oficial desde la entidad.

Más de 9 millones de personas han sido trasladadas de EPS

De acuerdo con Fabio Aristizábal, superintendente Nacional de Salud, ya son 13 EPS liquidadas en el país, lo que significa que más de 9 millones de colombianos han sido trasladados a otra entidad de salud.

El listado de EPS liquidadas hasta el momento lo componen Manexca, Comfacor, Emdisalud, Cruz Blanca, Saludvida, Confacundi, Comfacartagena, Ambuq, Comparta, Coomeva, Comfanariño y Medimás.

Ya llevamos 13 EPS liquidadas y 9.3 millones de colombianos trasladados a otras EPS. Era una decisión que el país tenía que tomar, no solamente porque fue una promesa de campaña en la que el presidente decía que hay que depurar, sino porque en la mitad del problema financiero esta la verdadera razón de ser del sistema, los usuarios”, indicó Aristizábal.