Tendencias

Home

Nación

Artículo

Elementos materiales probatorios permitieron inferir que el investigado estaría al servicio de la estructura criminal Los Costeños.
Rafael Ángel Cervantes Mejía, alias Cantinflas, fue judicializado por los delitos de homicidio agravado y porte de armas de fuego. - Foto: Cortesía Fiscalía General de la Nación

nación

Condenado por homicidio alias Cantinflas, de la banda criminal Los Costeños

El hombre, identificado como Rafael Ángel Cervantes Mejía, fue enviado a la cárcel por los delitos de homicidio agravado y porte de armas de fuego.

Gracias a una rigurosa investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación, se pudo judicializar a un hombre identificado por las autoridades como Rafael Ángel Cervantes Mejía, quien presuntamente habría participado en un crimen registrado el pasado 16 de marzo en Soledad, Atlántico.

Según la Fiscalía, los hechos ocurrieron en una vía pública del barrio Ferrocarril de Soledad, exactamente en la calle 30 con carrera 24, donde Cervantes Mejía habría citado a un hombre llamado Juan David Tomases Mosquera, para propinarle varios impactos de bala. “La indagación permitió establecer que el procesado, al parecer, citó a la víctima en dicho lugar”, confirmaron las autoridades.

Asimismo, elementos materiales probatorios, permitieron inferir que el investigado estaría al servicio de la estructura criminal Los Costeños. “Agentes de la Policía Nacional capturaron a alias Cantinflas el pasado 29 de abril en cumplimiento de una orden judicial que pesaba en su contra. El fiscal lo imputó por los delitos de homicidio agravado y porte de armas de fuego, a los que no se allanó y un juez de Control de Garantías avaló los argumentos del ente acusador y lo envió a la cárcel”, indicó la Fiscalía a través de un comunicado.

También se conoció que Rafael Ángel Cervantes Mejía presenta seis anotaciones judiciales: cuatro por porte de armas de fuego (2018 y 2022), una por hurto (2018) y una por daño a bien ajeno (2016).

Presunto integrante de la banda Los Costeños fue capturado cuando recibía dinero por extorsión

En flagrancia se logró la captura de Javier Fernando Miranda Benavides, presunto integrante de la banda Los Costeños, señalada por delitos de homicidio y extorsión en el Atlántico.

El Gaula de la Policía Metropolitana de Barranquilla arribó al sitio ubicado en el barrio San Roque, cuando el presunto delincuente recibía la suma de un millón de pesos de una de sus víctimas.

Según reporte de las autoridades, el sujeto amenazaba al comerciante con atentar contra su familia, obligándolo así a pagar 2.000.000 de pesos, por lo que la víctima denunció el acto extorsivo a la Policía.

Esta problemática golpea constantemente a los comerciantes del Atlántico, quienes con frases como “no más extorsión” y “o pagamos impuesto o pagamos extorsión”, han marchado en reiteradas veces.

Cabe recordar, que el pasado jueves 28 de abril se logró la captura de Dionisio Frías Castillo, alias El Gordo 40, principal cabecilla de esta organización criminal, y uno de los delincuentes más buscados de la región Caribe.

Sin embargo, luego de que se lograra la captura de Frías Castillo, se conoció que habrían intentado sobornar a policías.

Así lo informó Diego Molina, comandante del Gaula en el Atlántico, indicando que el líder de la banda delincuencial habría recurrido a varias estrategias contra las autoridades para conseguir su libertad.

Entre ellas, se conoció que Digno Palomino, uno de los líderes de la organización, habría solicitado que llamaran a investigadores del Gaula para ofrecerles la suma de 20 millones de pesos con el objetivo de que realizaran un mal procedimiento en la detención del cabecilla, de modo que esta fuese declarada de manera ilegal.

Cabe recordar que alias el Gordo 40 fue encontrado en una vivienda del barrio La Unión por la Policía Metropolitana, con panfletos amenazantes y una granada de fragmentación, y junto a él cayeron su hermano alias Dany 40 y Melkis Antonio Leal Frías, su sobrino.

Asimismo, cuatro abogados llegaron a la URI de la Fiscalía para intentar anular la captura.

El líder de la banda delincuencial es señalado de orquestar múltiples casos de extorsión, homicidios, comercialización de estupefacientes, atribuidos a la organización criminal.

Por los presuntos actos delictivos cometidos, las autoridades habían ofertado una recompensa de hasta 50 millones de pesos para conducir al paradero del sujeto, que sería el heredero de la estructura liderada por alias Castor, de quien recibía órdenes desde una cárcel en Venezuela.