Tendencias

Home

Nación

Artículo

Federico Gutiérrez en Bazurto, Cartagena.
Federico Gutiérrez en Bazurto, Cartagena. - Foto: CORTESÍA PRENSA FEDERICO GUTIÉRREZ

política

El timonazo de Fico Gutiérrez

El candidato del Equipo por Colombia ha empezado a hacer una campaña basada más en propuestas, aunque su rivalidad con Petro por momentos lo saca del objetivo.

Desde hace algunas semanas, la campaña presidencial de Federico Gutiérrez ha dado un timonazo. El nuevo enfoque que ha tomado el candidato del Equipo por Colombia para llegar a la Casa de Nariño se basa en tres pilares: no voltear a mirar a Gustavo Petro, llenar la agenda con propuestas e ir a la plaza pública.

El hecho tal vez más evidente ha sido la indiferencia con la que ha venido manejando los constantes pronunciamientos de Gustavo Petro. Hasta antes de Semana Santa, Fico se había basado casi de manera exclusiva en criticar cada uno de los pronunciamientos del senador de izquierda.

Incluso cuando estalló el escándalo por la visita del hermano de Petro a la cárcel La Picota a presos condenados por graves delitos para hablar del llamado perdón social, Gutiérrez se fue hasta el centro penitenciario para lanzar críticas al candidato del Pacto Histórico.

Desde hace algunos días esto ha cambiado. Su campaña se ha venido manejando con total indiferencia frente a Petro, excepto por lo ocurrido este domingo, cuando el abogado Miguel Ángel del Río, asesor jurídico del Pacto Histórico, confesó que había infiltrado la campaña de Fico. Esto llevó a que el candidato del Equipo por Colombia tuviera que reaccionar, pues era un ataque directo a él.

El otro pilar del timonazo se ha visto en las propuestas. Fico desde hace un par de semanas ha empezado a lanzar de a dos y tres propuestas por día sobre diferentes temas y la mayoría de ellas con un alto contenido social, enfocadas especialmente en “cómo llevar comida a la mesa” de los ciudadanos y “cómo hacer para que la gente tenga plata en el bolsillo”.

Por ejemplo, hace poco propuso una renta vitalicia de hasta 330.000 pesos mensuales para tres millones de adultos mayores.

El dinero para establecer esta renta, según el candidato del Equipo por Colombia, saldrá de la eliminación de los subsidios que hoy tienen las pensiones altas. Es decir, quitar los subsidios de los pensionados ricos para aumentar las ayudas a los pensionados pobres.

Así mismo, habló de brindar gratuidad en educación superior para los jóvenes más vulnerables y pasar de 700.000 cupos con Matrícula Cero a un millón de cupos para los estudiantes de estratos 1, 2 y 3, y posiblemente 4.

Y el fin de semana dio a conocer su propuesta para “llevar comida a la mesa” de los ciudadanos.

Lo primero que señaló en este aspecto es su compromiso de triplicar la inversión para vías del campo. Vías terciarias les dicen los técnicos, pero son esas vías por donde los campesinos pueden llevar sus productos a los mercados con menor esfuerzo, a menor costo.

El programa de Fico para el campo contempla también un esquema de microcréditos para llegar a 1,2 millones de familias de productores agropecuarios que hoy no tienen ningún acceso al crédito, con tasas de interés subsidiadas.

A la calle

Sus asesores también comprendieron que el contacto con la gente y las giras pueden funcionarle a un candidato cercano a la ciudadanía.

Fico es tal vez el competidor al que más se le facilita el contacto con la gente, toma guarapo, prueba salpicón, se pone la ruana, se sube a los camiones, se toma selfis con los ciudadanos y su equipo de campaña ha empezado a aprovechar esta fortaleza. Y por eso se volcó a las calles, donde ha logrado llenar las plazas públicas.

Para impulsar sus movilizaciones en la plaza pública, Fico se ha apalancado en la estructura que lo respalda. Así ocurrió, por ejemplo, en Barranquilla, donde tuvo uno de los auditorios más multitudinarios hasta el momento, apoyado por la capacidad de convocatoria de la casa Char.

Lo mismo ocurrió en un encuentro apoteósico en el Salón de Eventos de Cali. El evento estuvo organizado por la dirigencia caleña, entre ellos los senadores Carlos Abraham Jiménez y Carlos Fernando Motoa, ambos de la cuerda de Germán Vargas Lleras.

Está por verse hasta dónde le funciona este timonazo, pues hasta ahora, según las encuestas, es el más opcionado para vencer a Gustavo Petro, pero el candidato del Pacto Histórico aún está lejos y se ha convertido en el centro de la campaña.