política

Exclusivo | Esta es la petición que Daniel Quintero le hizo a la CIDH en Washington, Estados Unidos

El documento está firmado por el abogado Carlos Rodriguez Mejía.


Tal como lo notificó, el suspendido alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para pedir medidas cautelares con el fin de que el organismo proteja sus intereses, debido a que considera ilegal la suspensión provisional que ordenó la Procuraduría en medio de la investigación por presunta participación en política.

Su primera petición es que se declare la responsabilidad internacional del Estado colombiano por la violación de los derechos señalados en el capítulo de consideraciones, entre las que se destaca que, “la suspensión de sus funciones proviene de una autoridad administrativa revestida de funciones jurisdiccionales, pero no de una autoridad judicial penal independiente e imparcial”, haciendo referencia a la decisión tomada por la Procuraduría General de la Nación que desde una primera instancia señaló que el ente no estaba en la facultad para tomar esa decisión.

Además de que, “se le ordene al Estado colombiano césar en las violaciones y ofrecer garantías de no repetición que incluyan las modificaciones legislativas que correspondan de conformidad con el artículo 2 de la Convención Americana”.

Agrega que, “de conformidad con el artículo 63 de la Convención Americana, ordene la reparación. Valga decir, la restitutio in integrum y la eliminación en lo posible de todas las consecuencias del hecho ilícito internacional imputable al Estado colombiano”. Lo que quiere decir, el restablecimiento de sus funciones.

Ahora bien, dentro de las garantías que elevó la defensa del político antioqueño, ante el organismo internacional: evitar la destitución definitiva de la Alcaldía y mantener activo el esquema de protección para asegurar su vida en medio del proceso que enfrenta.

“En relación con el derecho a la vida y a la integridad personal de Quintero Calle y su familia se pida al Estado colombiano que dote a las víctimas mencionadas en esta denuncia (su núcleo familiar) de la protección que corresponda para evitar un daño irreparable de estos derechos”, dice en el apartado 9, cautelares.

La solicitud del Alcalde de Daniel Quintero a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
La solicitud del Alcalde de Daniel Quintero a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. - Foto: Cortesía

Cabe recordar que, la premisa del acoso político, ya lo había puesto en conocimiento de la CIDH en febrero de este año, donde inicialmente denunció amenazas que podrían poner en riesgo su integridad física y la de su grupo familiar.

Daniel Quintero dijo: “Es una pena que para defender la democracia tengamos que salir del país. En Colombia se ha roto el curso constitucional. Desde febrero advertí a CIDH que [el] camino democrático del uribismo se había agotado y que ahora daban pasos hacia el totalitarismo”.

Alerta sobre la democracia

Daniel Quintero pidió un seguimiento urgente al proceso electoral porque, presuntamente, “el Gobierno del presidente Duque ha decidido meter las manos en la democracia de Colombia”.

Además, con base en las palabras del alcalde suspendido, también lo estaría haciendo el Ejército Nacional por medio de su comandante, el general Eduardo Zapateiro Altamiranda, “atacando a uno de los candidatos presidenciales”.

La respuesta

CIDH se ha mantenido al margen de gestionar exclusivamente protecciones ante las amenazas de vida, Quintero confió en que meta las manos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos a su favor, a razón de que presentó material probatorio que demostraría que la Procuraduría estaría actuando como un brazo del Gobierno nacional.

Sin embargo, el procedimiento que le dará la Comisión no fue revelado por Quintero. Pero le anticiparon que darán respuesta urgente a sus pedidos que trascendieron a una discusión internacional por los alcances del ente de control disciplinario.

“Los tiempos de la CIDH están reglados, nos han pedido información adicional urgente para poder actuar de forma rápida. Ya la Comisión está alertada de lo que está pasando y han observado con preocupación lo que se ha venido desenvolviendo en los últimos días en Colombia”, concluyó Quintero.