nación

Fuertes lluvias en Colombia no pararán en los próximos meses, advierte el Ideam

Incluso se espera que se extiendan hasta comienzos del 2023.


En el país se ha registrado un incremento de las lluvias, lo cual ha ocasionado varios estragos y esta situación se presenta por el Fenómeno de la Niña que, de acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), se caracteriza por un aumento considerable de las precipitaciones y una disminución de las temperaturas.

No obstante, es importante señalar que cada evento de La Niña es diferente y que su repercusión en el clima del país no solo está dada por la intensidad de este, sino también, por la interacción que pueda presentar con otros tipos de fenómenos atmosféricos de la escala intraestacional que apoyan la generación de las lluvias.

Dicho lo anterior, el meteorólogo de la Oficina de Pronóstico y Alertas del Ideam, Cristian Felipe Zuluaga, le señaló a SEMANA que “esta primera temporada de lluvias en el territorio nacional está prevista hasta la primera quincena de junio”.

Sin embargo, añadió que “debido a la influencia del fenómeno de La Niña y al tránsito de ondas tropicales, esperamos que durante el trimestre consolidado junio-julio-agosto se den precipitaciones superiores al 30 % por encima de los promedios históricos en gran parte de las regiones Caribe y Andina, así como en el sur de la región Pacífica y los piedemontes llanero y amazónico”.

Adicional, el Instituto en su informe “seguimiento y predicción de la primera temporada de lluvias del 2022 y evolución de las condiciones de La Niña” indicó que no se descartan volúmenes de lluvias por encima al 60 % en el centro del litoral Caribe, Sierra Nevada de Santa Marta, península de La Guajira y archipiélago de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los Cayos, así como el centro y sur de la región Andina, principalmente.

Asimismo, señaló que de acuerdo con los análisis del Centro de Predicción Climática (CPC de la NOAA) y del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI), es probable que las condiciones La Niña continúen durante agosto-octubre (58 % de probabilidad) y que y se extienda hasta inicios del invierno (61 % de probabilidad). Incluso se espera que se extienda hasta comienzos del 2023.

En este sentido, el Ideam le sugiere a la comunidad protegerse de la lluvia con paraguas o impermeable y salir abrigado para evitar resfriados, pues según informó hace unos días las lluvias en Colombia se extenderán hasta diciembre.

Recomendaciones

Ante la presencia de la primera temporada de lluvias y el acompañamiento del fenómeno de La Niña, se mantendrán las precipitaciones sobre lo normal en junio y julio. Por ello, el Ideam recomienda reforzar las medidas preventivas debido a los impactos sociales, ambientales y económicos que se pueden presentar con este tipo de eventos.

Además, recomienda especial atención en el monitoreo de precipitaciones extremas, vendavales, granizadas, crecientes súbitas, deslizamientos, avenidas torrenciales, avalanchas e inundaciones en el territorio nacional.

Asimismo, la recomendación más importante es estar alerta durante los próximos días a los comunicados e información emitida por el Ideam y las demás autoridades locales y municipales de emergencia.

De igual manera, la entidad aconseja no arrojar basuras ni escombros en quebradas, ríos y calles de centros urbanos.

Otra recomendación de la entidad es no prender fogatas en zonas de bosques, cultivos, pastos y no dejar colillas mal apagadas o residuos de vidrio que sirvan como elementos concentradores de la radiación solar con el fin de evitar algún incendio.

Lluvias, invierno, aguacero, temporada invierno
Durante las lluvias es importante alejarse de los árboles para evitar emergencias. - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

De igual forma, la entidad recomienda a la comunidad en general tener a la mano un maletín con copia de los documentos de identidad de cada uno de los integrantes del núcleo familiar, prendas de vestir de recambio, alimentos enlatados, agua, silbato, un radio con pilas y una linterna.

Finalmente, la entidad señaló que dada la susceptibilidad de ocurrencia de crecientes súbitas, se sugiere un monitoreo permanente en los ríos de alta pendiente.