política

Gabriel Santos abrió una cuenta en Tinder

El representante a la Cámara habló con SEMANA sobre su nueva plataforma, para la cual aseguró haberle pedido permiso a María Claudia Naranjo, su esposa.


Las campañas de 2022 en Colombia no tienen precedentes. Los candidatos de los principales partidos y fuerzas políticas, que antes eran sobrios y poco histriónicos, ahora se le miden a cualquier plataforma para llegarle de manera más directa a la gente. Ahora hay reyes de TikTok, bailes, puestas en escena y demás anzuelos mediáticos para robarles minutos valiosos del día a los internautas.

Uno de los candidatos que ha renovado la forma de hacer publicidad política es Gabriel Santos, representante a la Cámara por Bogotá del Centro Democrático, que busca repetir en el mismo órgano. Le ha apostado al sentido del humor, a ir en contracorriente de varios actos de su partido y, recientemente, a Tinder.

Tinder, la red social de citas para adultos, es ampliamente usada por la juventud y Santos se estrena en la plataforma con un perfil para atraer hombres y mujeres. A diferencia de la función habitual de la plataforma, lo que busca el congresista es hablar sobre lo que él llama “una derecha diferente”.

“Estoy aquí para tener citas con quienes quieran oír lo que tengo para proponer. Dame like y conversaremos sobre #UnaDerechaDiferente”, dice su biografía.

En conversación con SEMANA, el representante explicó su novedosa estrategia de campaña, la cual pretende interesar a aquellos que no tienen mucho interés en la política. “Con mucha jovialidad, estamos planteando ideas serias tratando de llegarle a la gente de otras formas. Mamando mucho gallo, tomando cerveza y teniendo conversaciones por Tinder”, contó Santos.

En Tinder es relativamente nuevo y no ha concertado citas, pero ya está acumulando matches. “Estamos chateando con personas, hombres y mujeres que quieran tener una conversación profunda sobre política en un vehículo distinto”, indicó.

Sin embargo, Santos no se desenvuelve muy bien en la aplicación. “No soy muy ducho en el tema. Soy un hombre casado, para esto le pedí autorización a mi esposa”, agregó.

En medio de sus estrategias, Santos también invitó a tomar cerveza a quienes quisieran hablar de política con él. El evento, que fue una parodia del encuentro de Íngrid Betancourt, logró juntar a más de 50 personas.

A pesar del éxito de estos recursos, en el Centro Democrático no es fácil llegar con ideas tan disruptivas. “No sabemos si hay algún problema en específico con el partido, pero parte de lo que trata de hacer esta campaña es romper con los esquemas que ya no le llaman la atención a la gente. Tiene que ser un partido que se renueve, tanto en su forma como en su fondo, sino se va a quedar con los mismos votantes, electores y adeptos”.

Justo por esas razones, la próxima acción de campaña puede no gustarles a muchos copartidarios. “Viene un video muy interesante, es un poco más serio y sobre la nueva derecha. Donde hacemos una crítica a ciertos políticos tradicionales”, adelantó.

A mucha gente no le va a gustar, a mucha gente no le gusta lo que hemos venido hablando. Temas complejos como legalización del cannabis y la eutanasia, pero estamos convencidos de que es la nueva forma de atraer personas con ideologías mucho más modernas. Vamos a seguir divirtiéndonos convenciendo gente”, concluyó.

En un anterior video, el representante expresó que muchos le preguntan que qué hace en el Centro Democrático. “Yo creo que este país se merece una derecha diferente”, respondió, dándoles seguridad a sus posibles electores de que obrará con independencia al partido.

Noticias relacionadas