política

Gobierno tira la toalla y renuncia a la reforma política

La ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez  dio por sepultado el intento del ejecutivo por salvar el proyecto y anticipó que lo volverá a presentar en el próximo periodo legislativo.


La reforma política, una de las principales asignaturas legislativas del gobierno del presidente Iván Duque, quedó sepultada este miércoles en la Comisión Primera del Senado. La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez desistió de continuar con su trámite en el Congreso donde le quedaban cuatro debates.

La principal razón para que el gobierno ‘tirara la toalla’ fue la imposibilidad de revivir en el quinto debate el tema de establecer listas cerradas para las elecciones a corporaciones públicas así como el tema de paridad de género en las listas de candidatos de los partidos políticos.

La reforma política había sido una de las promesas del gobierno de Iván Duque para depurar y limpiar el ejercicio de la política. El corazón de la reforma era precisamente eliminar la norma del voto preferente y establecer listas cerradas de candidatos para evitar prácticas como el clientelismo o la compra de votos.

Como el voto preferente, con el que actualmente se escoge la mayoría de congresistas, diputados y concejales, ha sido calificado como la raíz del clientelismo y la compra de votos, el gobierno Duque presentó la reforma dentro de su paquete de normas anticorrupción y como una apuesta para fortalecer los partidos políticos, que en adelante tendrían que conformar sus listas de candidatos mediante mecanismos democráticos.

Las listas cerradas había sido una de las principales recomendaciones de la misión electoral especial que se conformaron por el acuerdo de paz con las Farc, y las había señalado como la mejor manera de combatir los altos costos de las campañas y la politiquería.

Puede leer: Listas cerradas, el corazón de la reforma política dejó de latir en la Cámara

La propuesta de las listas cerradas habían sido eliminadas de la reforma en el cuarto debate celebrado el año anterior en la plenaria de la Cámara de Representantes y existían dudas jurídicas sobre si el Senado podría revivirlas en el quinto debate.

Ante esa situación la ministra Gutiérrez optó por desistir del proyecto y este miércoles pareció darle cristiana sepultura. El gobierno propondrá a los partidos políticos una nueva reforma política a partir del 20 de julio en la que insistirá con el tema de las listas cerradas y la paridad de género. En todo caso no habría nuevas normas para el ejercicio de la política hasta el año 2022.

Con la decisión de dejar hundir la reforma política en el Senado el gobierno suma su segundo fracaso en la legislatura ya que el pasado mes de diciembre se hundió la reforma a la justicia.