nación

Hallan un nuevo dinosaurio en Colombia en zonas afectadas por el conflicto armado

El individuo fue nombrado en honor a la serranía donde se encontró y a los Acuerdos de Paz de 2016, por los cuales pudieron continuar con las investigaciones.


Expertos de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, en conjunto con investigadores de la Universidad del Norte, en Barranquilla, llevaron a cabo una exploración en la que encontraron a un dinosaurio mediano en la zona de la Serranía del Perijá que colinda con La Paz, Cesar.

Este sería el segundo registro de un dinosaurio hallado en el territorio nacional, luego de que se encontrara al ‘Padillasaurus’ en 2015 por una investigación entre científicos argentinos del Museo de Paleontología Egidio Feruglio (MEF) y el Centro de Investigaciones Paleontológicas de Colombia.

Así entonces, la Universidad de Michigan afirmó que el dinosaurio encontrado en el Cesar estuvo recorriendo el país hace unos 175 millones de años, y sería un herbívoro de cuello largo al cual denominaron Perijasaurus lapaz’, en honor a la zona donde fueron encontrados los restos, y a los Acuerdos de Paz de 2016 con las extintas Farc, mismos que lograron que se continuara la excavación que había sido detenida por el conflicto armado. Los primeros restos fueron encontrados en 1943.

“La nueva especie es un dinosaurio herbívoro de cuello largo, cuya existencia ha sido corroborada por una sola vértebra que mide aproximadamente medio metro de alto y ancho y que tiene un patrón distintivo de puntales óseos”, explicaron en un comunicado los investigadores involucrados en el estudio que fue publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology.

En la investigación se estima que los fósiles encontrados forman parte de la evolución temprana del saurópodo, es decir, de la especie de dinosaurios de cuello largo y herbívoros, que también han sido descubiertos en otras regiones al norte de América del Sur.

“Este nuevo género y especie en el paleotrópico nos permite entender un poco más sobre el origen de los saurópodos en el Jurásico, así como también cómo prepararon el escenario para los posteriores saurópodos del Cretácico”, fueron las palabra de Aldo Rincón Burbano, profesor del Departamento de Física y Geociencias de la Universidad del Norte y autor principal del estudio.

Según el estudio, desde 1943 cuando fue descubierto el fósil por cuenta de una exploración de la Tropical Oil Company en Colombia, este fue llevado a Estados Unidos para ser estudiado y expuesto al público en varias ocasiones, hasta que Jeff Wilson Mantilla, de la Universidad de Michigan, se propuso investigar a fondo este tipo de fósiles en América del Sur.

Perijasaurus’ vivía en un ambiente de pendientes bajas asociado a un río y una zona boscosa. Encontramos arena fina y restos de hojas en el sedimento depositado en el área donde originalmente se encontró la vértebra, y es consistente con el sedimento dentro del arco neural de la vértebra, que solo se conservan cerca de una llanura aluvial, es decir, cerca de las laderas de un río, una zona boscosa”, explicó Daniel Raad, estudiante de geología en la Universidad del Norte.

Entre tanto, Mantilla expresó el gran potencial que tiene Colombia en cuanto a investigación paleontológica, con las cuales podrían hacer contribuciones no solo al continente, sino a la ciencia mundial.

“Colombia se perfila como un país con gran potencial para contribuir a la paleontología del continente y del mundo”, fueron las palabras del Mantilla, quien a través de un programa de financiamiento pudo completar la investigación y hacer alianzas con las entidades nacionales.