nación

Hallan el cuerpo sin vida de Gabriela Castro, niña que había desaparecido en Santander

Bomberos de Tunja y Defensa Civil, estuvieron buscando a la menor en el río Suárez, por nueve días.


En las últimas horas fue hallado el cuerpo sin vida de una menor de edad que se encontraba desaparecida en Barbosa, Santander. Se trata de Gabriela Castro Bautista, de 14 años cuya desaparición se había reportado el pasado 2 de agosto.

La última vez que fue vista salía del Colegio Parroquial San Luis Onzaga, donde estudiaba. Desde entonces se desconocía su paradero. De acuerdo con las autoridades, el último registro que se tenía de la joven era hacia las 5:30 de la tarde del martes 2 de agosto, cuando emprendía la ruta de regreso a su hogar. Gabriela vestía una camiseta polo color azul oscura, jeans, tenis y un bolso color rojo.

Ante la ausencia de Gabriela, quien al parecer padecía de problemas de depresión, sus padres de inmediato reportaron la situación a las autoridades e iniciaron una búsqueda, hallando el miércoles 3 de agosto, a orillas del río Suárez, entre Santander y Boyacá, un morral con útiles escolares de la menor.

“La maleta apareció al lado del puente Tito Rueda, ubicado en la vía que sale hacia Moniquirá (Boyacá). Los bomberos, Policía y organismos de socorro empezaron a realizar la búsqueda en el río Suárez, ya que al parecer se habría arrojado a las aguas de este afluente”, informó la administración municipal.

Por su parte, el colegio al que estaba vinculada Gabriela convocó a todos los voluntarios para que apoyaran en su búsqueda y por ello, el pasado miércoles suspendió actividades académicas para así entre todos poder recorrer todos los rincones de Barbosa y encontrarla.

Lamentablemente, en las últimas horas, la Oficina de Gestión de Riesgo de Barbosa, informó que el cuerpo de Gabriela fue encontrado sin vida en una bahía del río Suárez, entre los municipios de San José de Pare y Güepsa.

Las autoridades se encuentran investigando este trágico caso, en el que no descartan un posible suicidio.

Una mujer de 56 años y un joven de 20 años están desaparecidos en Santander

La dama responde al nombre de Rosalba Velandia Salazar, de quien desde la noche del pasado 14 de julio los hijos y familiares desconocen su paradero. Aquel día salió de su vivienda ubicada en el barrio La Candelaria de Piedecuesta, Santander, pero nadie supo hacia dónde se fue.

Desde entonces, el hijo menor de Rosalba, Sergio Delgado, inició una ardua e incansable búsqueda para encontrar a su madre, quien iba vestida con un pantalón de flores, blusa rosada y sandalias. Rosalba mide 1,65 cm, es de tez trigueña, contextura mediana, cabello negro ondulado y largo, tiene ojos color negro y boca mediana.

Sergio, desde la desaparición de Rosalba, ha recibido varios indicios de dónde podría estar su progenitora, pero hasta el momento no ha sido posible hallarla. Incluso hace un par de días se conoció una grabación de una cámara de seguridad, donde presuntamente aparece Rosalba sentada del sector de Pescadero.

Hoy, 27 días después, aún no se conoce dónde está la mujer. Sin embargo, quien tenga información o conozca la ubicación de Rosalba Velandia se puede comunicar al 3213670761 o al 123 de la Policía.

El otro hecho se registró en el balneario Mona, ubicado en el municipio de Valle de San José (Santander), donde departía Néstor Felipe Vesga Gómez, en compañía de un grupo de amigos, el domingo 31 de julio. De acuerdo con el reporte de las autoridades, los jóvenes estarían ingiriendo bebidas embriagantes cuando ocurrió la emergencia.

Al parecer, tras la ingesta de licor, Néstor Felipe habría decidido ingresar al afluente y nadar contra la corriente, pero no logró salir a flote. Según el reporte, habría sido arrastrado por la corriente del río Mogoticos y luego desapareció al caer por unas pequeñas cascadas que hay en el lugar, bajo un puente.

De inmediato, los acompañantes de Néstor Vega alertaron a las autoridades y organismos de socorro, quienes acudieron al sitio e iniciaron las labores de búsqueda. Sin embargo, hasta el momento no ha sido posible hallarlo.