nación

Hombre antivacunas en Medellín pide grabar su testimonio tras contraer covid para que no sufran lo que él

El 25 de diciembre de 2021 fue ingresado a una UCI.


Tras dos años de pandemia, la vacunación contra la covid-19 se ha convertido en la táctica principal para reducir la mortalidad del virus, sin embargo, aún hay varios sectores de la población que se oponen a recibir el biológico.

Los antivacunas tienen presencia en varios países del mundo, incluido Colombia. Aunque en el territorio nacional no es obligatoria la vacuna, contar con el esquema completo sí se configura como un requisito para acceder, por ejemplo, a establecimientos comerciales o eventos masivos. Estas disposiciones ya han sido compartidas anteriormente por las autoridades sanitarias.

Si bien el Plan Nacional de Vacunación avanza en el país y ya han sido aplicadas más de 74 millones de dosis, según el más reciente reporte del Ministerio de Salud, todavía queda en el limbo qué pasará con las personas que se niegan a toda a costa a recibir el biológico.

En todo caso, la invitación permanece abierta para que los colombianos reciban las dosis correspondientes de la vacuna contra el coronavirus, así como la dosis de refuerzo. Frente a los contagios activos en el país, luego de repuntar durante diciembre de 2021 y enero de 2022, actualmente son 25.242.

“Mi vida estuvo más allá que acá”

A propósito de los antivacunas en el país, recientemente se conoció la historia de Elmer Roldán, un hombre de 41 años en Medellín que decidió hacer público su caso para sensibilizar a quienes todavía se niegan a ser vacunados.

Según contó a Noticias Caracol, el 25 de diciembre de 2021 fue ingresado en una UCI de la Clínica Cardio VID de la capital antioqueña. Tras dos meses hospitalizado, pidió que lo grabaran para contar su experiencia y prevenir que otras personas sufran lo mismo que él.

Hoy cumplo dos meses de estar hospitalizado y creo que varias veces mi vida estuvo más allá que de acá, pero, con la gloria de Dios, hoy estamos acá contando el cuento y diciéndole a la gente: vacúnese, cuídese, esto no es charlando, esto es verdad”, manifestó el señor Elmer Roldán, mientras narraba su historia a voz pausada y cansada como consecuencia de la covid-19.

El estado de este hombre de 41 años fue crítico durante dos meses. Su recuperación era incierta y lo único que podían hacer sus familiares era esperar. Sin embargo, tras superar lo peor, finalmente salió de UCI y fue trasladado a hospitalización, donde pidió que grabaran su mensaje y lo vacunaran.

“Solo se siente la realidad cuando se vive como me ha tocado a mí, que me tocó estar conectado. El mensaje que yo le doy a toda la gente es que se vacune. Yo era de los más tercos, el que no creía en la vacuna, el que me vacuno sin creer y el día que sea obligado, pero cuiden su salud. Esta es una enfermedad muy dura. Hoy por la gloria de Dios yo puedo contar el cuento, pero muchos no lo han logrado. Lo primero la salud, por favor, vacúnense”, concluyó Roldán en su mensaje.

Así es Comirnaty, “nueva” vacuna anticovid que se está aplicando en Colombia

La vacuna contra la covid-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech es una de las más famosas e importantes que existen hoy en día en el mundo, teniendo en cuenta su nivel de eficacia (al menos 95 %) en contra de esta enfermedad. Sin embargo, en los últimos días los colombianos reportaron que han sido varios los casos en los que, esperando que les inyecten este biológico, terminan recibiendo uno “nuevo” llamado Comirnaty.

No obstante, lo que parece ser un error inaceptable es simplemente una confusión causada por la costumbre de llamar a la vacuna de Pfizer, precisamente, por el nombre de la farmacéutica que la creó.

Según explica la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), durante estos meses que este biológico ha estado en funcionamiento, lo ha hecho bajo la Autorización de uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés), dada por dicha entidad. Esta autorización, que se dio en diciembre de 2020, “se basó en los datos de seguridad y eficacia de un estudio clínico aleatorio, controlado y ciego en curso en aproximadamente 18.000 personas que recibieron la vacuna y aproximadamente 18.000 que recibieron un placebo”, según explicó la FDA en su página web oficial.

“La vacuna tuvo una eficacia del 95 % en la prevención de la enfermedad de la covid-19 entre estos participantes en el estudio clínico, con ocho casos de la covid-19 en el grupo que recibió la vacuna y 162 en el grupo que recibió el placebo”, añade la información.

Sin embargo, esta autorización no significó el fin de los datos de seguimiento sobre la vacuna de Pfizer por las autoridades sanitarias, pues se hacía necesario llegar a una aprobación total del biológico, y que así cambiara su status de “uso de emergencia” a uno más estable.

“Los datos de seguimiento de este estudio clínico en curso fueron analizados por la FDA para determinar la seguridad y la eficacia de Comirnaty. El análisis actualizado para determinar la eficacia en personas de 16 años o más incluyó a aproximadamente 20.000 receptores de Comirnaty y 20.000 de placebo que no tenían evidencia de infección por el SARS-CoV-2 hasta siete días después de la segunda dosis. En general, la vacuna tuvo una eficacia del 91 %, con 77 casos de la covid-19 en el grupo que recibió la vacuna y 833 casos de la covid-19 en el grupo que recibió el placebo”, indicó la FDA.

En pocas palabras, Comirnaty no es otra cosa que la misma vacuna de Pfizer, solo que ahora reconocida oficialmente por la FDA con el nombre comercial de la misma.