Home

Nación

Artículo

.
Pablo Andrés Santiago asumió 86 obligaciones con terceras personas sin prever a cambio la entrega real de un bien o la prestación efectiva de un servicio por un total de $1.944.900.000. - Foto: Getty Images/iStockphoto

nación

Identifican dos captadoras ilegales de recursos; prometían altas ganancias a cambio

Pablo Andrés Santiago Berdugo realizaba operaciones de recaudo no autorizado de dineros del público, de acuerdo con la Superintendencia Financiera.

La Superintendencia Financiera (SFC) dio a conocer que ordenó a Pablo Andrés Santiago Berdugo suspender de manera inmediata las operaciones de recaudo no autorizado de dineros del público a través de la suscripción de los llamados “contratos de anticresis de apartamento”.

De acuerdo con la entidad, el implicado recibía dinero del público, obligándose a la restitución del aporte inicial y al pago de unos rendimientos proporcionales al valor entregado dentro de un plazo determinado y soportados con letras de cambio.

En ese sentido, Berdugo asumió 86 obligaciones con terceras personas sin prever a cambio la entrega real de un bien o la prestación efectiva de un servicio por un total de $ 1.944.900.000.

Por tal motivo, la SFC le ordenó además realizar de manera inmediata la devolución de los recursos captados de manera ilegal.

AsImismo, la entidad remitió copia de la medida adoptada a las demás autoridades, entre ellas, la Superintendencia de Sociedades, para la correspondiente intervención y a la Fiscalía General de la Nación, con el fin de que se adelanten las investigaciones en materia penal.

Más casos

Además, la SFC ordenó a Laura Camila Paz Hoyos y al establecimiento Hijas del Dueño, suspender de manera inmediata las operaciones de captación ilegal o recaudo no autorizado de dineros del público.

La Superintendencia estableció que, mediante perfiles públicos en redes sociales, Laura Camila Paz realizó la promoción del supuesto “fondo de inversión Hijas del Dueño”, mediante el cual recibió $ 63.929.322 de al menos 48 personas.

Lo hizo bajo el argumento de realizar contratos suscritos con quienes se vinculaban para la supuesta compra y venta de activos financieros o divisas, a través de la plataforma extranjera IQ Option, prometiendo entregar un porcentaje de rentabilidades entre el 6 % y el 75 % mensual.

Sin embargo, en IQ Option dieron a conocer que “nos gustaría destacar que nuestra empresa no está relacionada de ninguna manera con las acciones de estafa realizadas por la persona, si se han producido reacciones”.

Agregaron que “estamos dispuestos a apoyar la investigación con cualquier nformación pertinente y a proporcionar cualquier documento que pueda ayudar a las víctimas a llegar a la justicia.

Además, dijeron que “tan pronto como los organismos gubernamentales autorizados se pongan en contacto con nosotros con la solicitud legal, la información se facilitará en consecuencia”.

La medida también ordena a Paz Hoyos retirar de todos los medios de comunicación empleados (documentos, aplicaciones de mensajería, entre otros), cualquier término, palabra o alusión por la cual se pueda dar a entender equivocadamente al público en general y a sus clientes que se encuentra autorizada para administrar fondos de inversión colectiva o para desarrollar actividades de asesoría e intermediación financiera y en el mercado de valores.

Devolución de recursos

También se ordenó la devolución inmediata de los recursos captados ilegalmente y reiteró que Laura Camila Paz Hoyos y el establecimiento en mención no cuentan con autorización para realizar operaciones de captación o recaudo de dineros del público en forma masiva, bajo cualquier modalidad, ya sea directamente o por medio de otras personas naturales o jurídicas.

Además, la Superintendencia remitió copia de la medida a otras autoridades, entre ellas, la Superintendencia de Sociedades para la correspondiente intervención y a la Fiscalía General de la Nación con el fin de que se adelanten las investigaciones en materia penal.