Tendencias

Home

Nación

Artículo

Son varias las denuncias contra agentes del Esmad por cuenta de sus intervenciones en las protestas. - Foto: Archivo particular

protestas

Joven denuncia que fue manoseada por parte de un agente del Esmad, durante protestas en Cali

En sus redes sociales, la víctima asegura que un agente le tocó sus partes íntimas mientras que otros la golpearon durante la protesta de este viernes. Asegura que quienes protestaban nunca agredieron a los uniformados.

Bastantes reacciones en redes sociales ha causado lo denunciado por Diana Fernanda Díaz, una ciudadana de Cali que participó en las protestas de este viernes 30 de abril en la capital del Valle.

Según lo relatado por ella en su cuenta de Facebook, “me ubiqué en el plantón ubicado en Sameco en el romboy (sic). Como muchos que me conocen saben, siempre muestro mi respeto hacia la fuerza pública, pues mi padre pertenece a ella. Siempre creí que la fuerza pública actuaba por provocación de la comunidad, pero hoy fui víctima de un hecho que hizo merecedor perder el respeto por el Esmad”.

De acuerdo con la mujer, fue víctima “de un acto carnal” por parte de un policía de la unidad antidisturbios.

“Estando yo a un lado con las manos en alto haciéndoles saber que no estaba armada ni tenía intenciones de hacer nada, arremetieron separando nuestro grupo con gases y aturdidoras, dejándome así en un grupo pequeño de 10 personas o menos”, relata Díaz.

Acto seguido, según ella, los hombres fueron golpeados, y las mujeres, separadas. En ese momento se acercó un agente del Esmad y -dice Díaz- “abusó de mí, en presencia de todos sus compañeros incluida una mujer, a la cual le expresé mi descontento. Le dije que siendo mujer era una basura de la sociedad por permitir dichos atropellos”.

La víctima tomó los datos de uno de los agentes que participaba en el operativo, pero en un segundo post en su red aclaró que ese agente no había sido el que la había tocado. No obstante, insistió en que uno de ellos la manoseó y que el resto la agredió y golpeó sin razón.

Para ella, el manoseo configura un acceso carnal. Insiste en que en ningún momento quienes estaban ahí agredieron a los integrantes del escuadrón.

En su segundo post en su cuenta de Facebook Díaz aclara: “1. El Intendente policía del Esmad, Jhon Morales, no me violó; él utilizó la fuerza dejándome adolorida, él me hostigó”.

Agrega: “El que sí me agredió sexualmente no logré identificarlo en medio del pánico (aclaro, no me violó); sin embargo, sí en contra de mi voluntad me manoseó y metió su mano en mi zona íntima, contando esto legalmente como un acto carnal violento, después de esto y al forcejear, comencé a gritar y a empujar al que me tocó”, señala en su post.

La joven inició una transmisión en vivo a través de su red social en el momento de los hechos. Sin embargo, no pudo continuarla porque, asegura, le entró un llamada de su padre. Al conocer la historia, este le sugirió tomar los datos del agresor. Sin embargo, Díaz solo pudo tomar la información sobre el agente Morales.

“Jhon Morales, acompañado de al menos cuatro policías del Esmad (que solo brindaban apoyo a Morales), me doblegó por la fuerza sin yo hacer nada más que gritar. Mi papá estaba al teléfono, en altavoz; trató de identificarse con el Intendente Jhon Morales, el cuál le respondió agresivamente aún teniéndome doblegada, con estas palabras: ‘Me importa un culo quién sea usted’. Mi papá, indignado por el atropello, me aconseja aún con el teléfono en altavoz que le tome los datos a él también. En medio de esta disputa con Morales yo estaba hablando con mi papá y fue donde logramos identificarlo, dictándole a mi papá los datos que pude detallar”, comentó en su cuenta de Facebook.

La joven hizo esta aclaraciones porque en su sitio se estaba señalando a Morales como el agresor sexual. No obstante, la joven insistió en que iniciará acciones legales para que se identifique a la persona que la manoseó.

“Lo que sí se evidencia es el mal procedimiento y cómo vulneran mis derechos fundamentales y mi integridad como persona y como mujer, realmente ni los 10 que al final terminaron conmigo sometidos (porque los cogieron a golpes), ni yo, nos estábamos manifestando de forma violenta. Incluso en el primer contacto nos rendimos ante ellos con las manos en alto”.

Díaz denunció igualmente que uno de sus compañeros durante la protesta pacífica fue arrestado y “hasta el momento en que me soltaron y pude regresar con mis compañeros, no se sabía del paradero del compañero”.

Estas publicaciones en Facebook fueron realizadas el viernes 30 de abril en la noche y el sábado 1 de mayo en horas de la madrugada.

Por su parte, la Fiscalía General de la Nación aseguró que tras estudiar el relato de los hechos, indagarán en el asunto. Sin embargo, en un comunicado advirtieron que no han recibido las denuncias formales todavía.

“La Fiscalía no ha recibido una denuncia formal sobre ese tema. La Fiscalía ya inició gestiones para ubicar a la mujer y poder conocer más detalles de lo ocurrido”, señalaron desde la oficina de comunicaciones del ente acusador.

Por su parte el director de la Policía, Jorge Vargas, y en respuesta a las repetidas denuncias por abusos de agentes de la entidad durante las jornadas de protestas aseguró que “Todos los procedimientos de acompañamiento y protección a la manifestación pública y pacífica estos días en Colombia los hemos realizado con apego a las normas y protocolos de los derechos humanos y leyes en Colombia (…) Las órdenes e instrucciones impartidas al país están apegadas a todas las normas constitucionales legales vigentes”.