política

La crisis económica del hogar: el alarmante efecto de la pandemia

Cuatro meses después de la llegada del coronavirus, el 54 por ciento de los colombianos reveló que la situación en su familia tiende a empeorar.


El principal reto que tiene hoy el presidente Iván Duque, al igual que los alcaldes y gobernadores, es evitar que la pandemia del coronavirus arrastre a millones de colombianos hacia la pobreza y se pierdan los avances sociales y económicos logrados durante la última década.

La encuesta Pulso País, realizada por la firma Datexco para la emisora La W, pone de presente el fuerte impacto que está teniendo la emergencia sanitaria en los hogares, afectados por el aumento del desempleo y la parálisis de la actividad productiva que se prolongó por casi dos meses en términos generales. Hasta ahora, con dificultades, la economía intenta recobrar la normalidad.

En la medición, divulgada este miércoles, el 54 por ciento respondió que la situación económica tiende a empeorar en su hogar. Se trata de un indicador sin precedentes en las encuesta que realiza Datexco desde septiembre del 2012. Antes de la pandemia, solo el 35 por ciento de los encuestados afirmaba que las cosas tendían a empeorar en esta materia.

Como consecuencia, los indicadores positivos se vinieron al piso: solo el 9 por ciento dice que la situación económica de su familia tiende a mejorar y el 36 por ciento dijo que se mantiene igual (antes de la pandemia este indicador era del 52 por ciento).

Llama la atención que, pese a la adversidad, el optimismo en general crezca en Colombia. El 30 por ciento dice hoy que las cosas en el país van por buen camino (en marzo esa cifra estaba en el 19%). Además, disminuyó el porcentaje de los que consideran que el país va por mal camino: pasó del 75% en marzo al 61% en junio.

Calificación de Duque y alcaldes

La encuesta ratifica lo que otros estudios han venido evidenciando y es el repunte en la favorabilidad del presidente Duque en plena pandemia. Su imagen favorable aumentó del 24% en marzo al 36% en junio, y la desfavorable cayó del 68% al 54%.

El difícil equilibrio por el que transita el mandatario, para seguir protegiendo la vida y al mismo prender de nuevo los motores de la economía, ha sido bien recibido por la opinión pública.

Desde la posesión, en agosto del 2018, el presidente Duque no registraba una valoración positiva en la encuesta de Pulso País, y la calificación más alta se la lleva entre la población adulta, es decir, en las personas de 45 años de edad en adelante. Por regiones, el mayor respaldo lo obtiene en Antioquia y el Eje Cafetero, y el menor apoyo está en la región del centro oriente.

El presidente Iván Duque.

Las cifras, sin embargo, no positivas para la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez. Su imagen desfavorable creció del 49 al 65 por ciento, el indicador negativo más alto en lo que lleva en el cargo. ¿Cómo se explica esto? En parte puede obedecer a que en las últimas semanas la situación de su esposo, Álvaro Rincón, ha estado en el centro de la controversia. 

El pasado 26 de mayo, la Fiscalía lo citó para que explique sus relaciones comerciales en el pasado con Guillermo León Acevedo, alias ‘Memo fantasma’, una persona que está siendo investigada por presuntas relaciones con paramilitarismo y narcotráfico. La vicepresidenta ha dicho que no conoce a ‘Memo fantasma‘ y que en su momento no eran conocidas sus presuntas actividades delictivas.

Pese al repunte del presidente, la calificación de los ministros sigue siendo baja. En una escala 1 a 5, la ministra del Interior, Alicia Arango, fue calificada con 2,24. La canciller, Claudia Blum, sacó 2,46; el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, recibió 2,14; y la ministra de Justicia, Margarita Cabello, obtuvo 2,40.

Un hecho diferente se ve con el ministro de Salud, Fernando Ruiz, cuya calificación aumentó de 2,42 en marzo a 2,66 en junio. Lo mismo ocurre con la ministra de Educación, María Victoria Angulo, cuya calificación subió de 2,47 a 2,56.

En cuanto a los alcaldes, la mayoría de los mandatarios aumentan su imagen favorable y son aplaudidos por la forma en que están administrando las principales ciudades de Colombia.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Claudia López subió cinco puntos porcentuales en Bogotá y hoy tiene una imagen positiva del 76% (subió cinco puntos frente a marzo). En Medellín, Daniel Quintero en Medellín aumentó su imagen favorable del 58 al 84 por ciento. En Cali, la imagen favorable de Jorge Iván Ospina pasó del 54 al 67 por ciento. En Barranquilla, la imagen el favorable de Jaime Pumarejo aumentó dos puntos (del 46 al 48 por ciento), pero su desfavorable creció del 32 al 44 por ciento. 

Sobre la manera en que están manejando sus ciudades, los apoyos están de la siguiente manera: el 74 por ciento apoya a Claudia López; el 88 por ciento a Daniel Quintero; y el 66 por ciento a Jorge Iván Ospina.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

En el caso de Barranquilla, las cifras muestran una caída del alcalde Pumarejo. El apoyo a su gestión pasó del 54 por ciento en marzo al 49 por ciento en junio. La desaprobación aumentó 14 puntos y pasó del 29 al 43 por ciento.

Esta es la imagen global que tienen los colombianos sobre el país y sus líderes, en medio de la mayor emergencia sanitaria de la historia reciente.

Noticias relacionadas