Home

Nación

Artículo

   El registrador nacional, Álex Vega, radicó la modernización del Código Electoral el pasado 8 de agosto en el Senado. Sin embargo, algunas fuerzas políticas en el Capitolio parecen no olvidar los errores de la entidad en las elecciones legislativas pasadas.
El registrador nacional, Álex Vega, radicó la modernización del Código Electoral el pasado 8 de agosto en el Senado. Sin embargo, algunas fuerzas políticas en el Capitolio parecen no olvidar los errores de la entidad en las elecciones legislativas pasadas. - Foto: alexandra ruiz poveda-semana

comicios

La tormenta del Código Electoral: el registrador Álex Vega está en el ojo del huracán, ¿qué está pasando?

La modificación de varias normas electorales y de identificación sufrió un duro frenazo esta semana en el Congreso y revivió la pelea entre algunas fuerzas políticas y el registrador nacional, Álex Vega.

Un proyecto de ley que modifica varias normas electorales terminó siendo un nuevo capítulo de la pelea entre algunos sectores políticos y el registrador nacional, Álex Vega, quien tendrá que esperar unos meses más para ver si los partidos acompañan sus propuestas legislativas.

La iniciativa comenzó como una modernización al Código Electoral, la cual ya había sido tramitada por el Congreso en la pasada legislatura, pero fue tumbada por la Corte Constitucional por vicios de forma. Sin embargo, con el paso de los meses, se unió con otros proyectos de ley y comenzó a provocar controversia.

El proyecto contiene 377 artículos y la ponencia es un documento de 961 páginas, que terminó calentando los ánimos entre varios partidos. Adicionalmente, se le envió mensaje de urgencia, con lo que diferentes fuerzas argumentaron que el tiempo era muy corto para estudiarlo.

La iniciativa tiene tres componentes: normas para la autenticación de la identidad de los ciudadanos, cambios en la manera de votar en las elecciones y la puesta en marcha del registro civil en línea. En otras palabras, un proyecto mucho más ambicioso de lo que comenzó.

Pero más allá del trámite de este revolcón en algunas normas electorales y de identificación, lo que parece haber detrás es el regreso del enfrentamiento entre algunas fuerzas políticas y el registrador Vega por los errores en las elecciones legislativas de marzo pasado.

En esos comicios, la Registraduría cometió algunas equivocaciones en el preconteo de votos, los cuales fueron protestados duramente por algunos partidos y corregidos por el Consejo Nacional Electoral en el escrutinio.

Los primeros cuestionamientos al proyecto que está en el Congreso se dieron hace algunas semanas y se enfocaron solamente en su contenido. Entre los críticos estuvo el senador Humberto de la Calle, registrador entre 1982 y 1986.

Humberto de la Calle Senador por el partido Verde Oxígeno
Congresista 2022 / 2026
Bogota julio 18 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Uno de los principales críticos ha sido el senador Humberto de la Calle. - Foto: Guillermo Torres /Semana

“Grave desacierto del Gobierno el mensaje de urgencia para el Código Electoral. A 11 meses de elecciones, el apresuramiento es arriesgado y nocivo. Aplaudo comunicado de la MOE. No es cierto que sea el mismo código ya aprobado. En todo caso, no tragaré entero”, manifestó.

El pasado martes ya habló en nombre de la bancada en el Senado de la coalición Centro Esperanza-Alianza Verde, la cual se declaró aliada del Gobierno del presidente Gustavo Petro.

“Ya se está agotando el calendario electoral. Este no es el momento de cambiar las reglas de juego. Eso no ocurre en ningún lugar del mundo. A mí me parece que es un riesgo para la democracia (…). El Código Electoral debe limitarse al procedimiento electoral. Le están metiendo normas de reforma política, deslizándolas en una forma que no es conveniente, y que enturbia y dificulta la discusión”, aseguró De la Calle.

El senador Ariel Ávila, de la misma bancada, metió a Vega en la discusión. “Una razón adicional es que 1.122 registradores van a pasar a ser autoridades electorales. Eso significa que se vuelven cargos de libre remoción. Imagínense al registrador, con todos los cuestionamientos que hay, entregando esos 1.122 cargos a diferentes clanes políticos”, dijo.

Y el senador Jota Pe Hernández, de la misma coalición, reforzó el mensaje al afirmar: “Algo que nos alarma mucho es el aumento del presupuesto y la planta de la Registraduría”. Y añadió: “El señor registrador Alexánder Vega será quien va a tener en sus manos la entrega de estos 1.200 nuevos cargos”. Agregó que estas posiciones serían entregadas “a dedo”.

Catherine Juvinao
Catherine Juvinao dijo que el Código Electoral va a volver a salir mal. - Foto: guillermo torres-semana

En la noche del miércoles, en plena Comisión Primera de la Cámara, Catherine Juvinao, representante a la Cámara por la Alianza Verde, metió más el dedo en la llaga. “El Código Electoral va a volver a salir mal. Pero lo peor es que el Gobierno le esté haciendo el juego a Álex Vega, un señor tan cuestionado. ¿Solamente para pagarle las elecciones?, me pregunto yo”, dijo la congresista.

Juvinao agregó que esa “es la información que hay” y aseguró que a “Álex Vega no hay que pagarle ningún favor”.

Una de las voces que más sorprendió fue la del representante por el Pacto Histórico y ponente del proyecto que modifica las normas electorales Alirio Uribe. El congresista se separó del trámite de la iniciativa no sin antes criticar a Vega: “No es posible que el registrador, que no ha explicado al país las irregularidades de las elecciones en las que se refundieron más de 500.000 votos del Pacto Histórico en Senado, se reúna con políticos en el Congreso y en el ministerio para liderar esta reforma”.

Esta posición se conoció luego de una reunión de la bancada en esta corporación con el propio presidente Gustavo Petro, el martes en la mañana, y en la que le entregaron una carta con la que le explicaron las razones para no apoyar la iniciativa.

Alirio Uribe
Alirio Uribe se separó del trámite de la iniciativa. - Foto: león darío peláez-semana

Dentro de los argumentos se indicó que había más de 100 artículos que no estaban en el proyecto anterior de modernización del Código Electoral y que, inicialmente, sería el que se tramitaría en el Congreso.

El Pacto Histórico fue una de las primeras fuerzas en denunciar errores de la Registraduría en el preconteo de votos y en la proyección para la asignación de curules.

Pero si estas eran las posiciones por los lados de los aliados del Gobierno, en las otras orillas no eran muy diferentes. Germán Córdoba, director de Cambio Radical, partido independiente, habló en el Congreso de la lista de más de 100 cargos que habría en la Registraduría “recomendados” por sectores políticos y cuyos nombramientos habría hecho Vega.

“Sí, las fechas de esos nombramientos son del último periodo. Muchos coinciden con la época en la que se tramitó el pasado Código Electoral en el anterior Congreso”, le dijo Córdoba a SEMANA cuando se le preguntó si estas designaciones fueron hechas por el actual registrador.

Y desde la oposición, la senadora uribista Paloma Valencia publicó, el jueves en la noche, una resolución de la Registraduría del 23 de septiembre pasado en la que autorizan a registradores distritales y delegados departamentales para “prorrogar personal supernumerario”.

Paloma Valencia
Paloma Valencia publicó una resolución de la Registraduría del 23 de septiembre pasado en la que autorizan a registradores distritales y delegados departamentales para “prorrogar personal supernumerario". - Foto: juan carlos sierra-semana

“Pruebas sobre la mermelada para el Código Electoral: Resolución n.º 26167 del 23 de septiembre de 2022, en la que se prorroga la contratación de 4.635 supernumerarios en todo el país, que fueron contratados sin ningún proceso de selección y sin que estemos en época electoral”, manifestó la congresista uribista.

Ante la pérdida de espacio político en el Congreso, el ministro del Interior, Alfonso Prada, solicitó el retiro del mensaje de urgencia el jueves al mediodía, con lo que, adicionalmente, quedó claro que los cambios propuestos no se aplicarán en las elecciones de 2023.

“En las audiencias públicas, y en general en los medios de comunicación, se han presentado observaciones que ameritan que revisemos si vale la pena tener en un solo proyecto todo el registro civil, la autenticación y el procedimiento electoral (…) o si vale la pena tramitarlo en dos proyectos separados”, aseguró Prada.

SEMANA trató de hablar con Vega para conocer su posición, pero no fue posible. Así las cosas, las críticas al registrador hacen pensar que algunas fuerzas políticas no han olvidado los errores de la entidad en las elecciones legislativas pasadas y que Vega, al parecer, tendrá que hacer una labor de acercamiento con los partidos para sacar adelante sus propuestas.