Home

Nación

Artículo

Más de 5.200 animales silvestres han sido liberados por la Secretaría Distrital de Ambiente este año.
Dos personas fueron judicializadas por maltrato animal, después de haber sido señalados de asesinarlos. - Foto: Cortesía: Secretaria de Ambiente

nación

Lamentables casos de maltrato animal: una mujer estranguló un ave y un hombre lanzó un conejo contra una pared

Los dos casos de maltrato animal ocurrieron en Quibdó y Medellín.

La Fiscalía General de la Nación, a través del Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma), presentó ante un juez de control de garantías a dos personas presuntamente responsables de causarles la muerte a dos animales silvestres, en hechos distintos ocurridos en Chocó y Antioquia.

Un primer caso sucedió el pasado 11 de mayo y la persona capturada fue Jackson Manuel Valoyes Córdoba, según las autoridades el hombre fue retenido en situación de flagrancia luego de golpear violentamente a un conejo contra una pared, en plena vía pública de Quibdó en Chocó.

“El señalado agresor fue imputado por el delito de maltrato animal y seguirá vinculado al proceso como persona ausente”, señalaron desde el ente acusador.

De otra parte, en el municipio de Envigado, en el departamento de Antioquia, una mujer identificada como Margarita María Roldán, según el informe de la misma Fiscalía, habría estrangulado a un azulejo palmero cuando una funcionaria de la alcaldía municipal le pedía entregarlo voluntariamente para devolverlo a su hábitat natural.

“En ese sentido, la Fiscalía le imputó los delitos de aprovechamiento ilícito de recursos naturales renovables y maltrato animal. Los cargos no fueron aceptados por la procesada”, dijeron desde la Fiscalía.

La investigación realizada por el grupo Gelma permitió conocer que, en 2019, las autoridades ambientales le encontraron a la misma mujer varias especies de fauna silvestre, y perros en pésimo estado físico y en precarias condiciones de cuidado.

El fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, destacó durante el foro ‘Protección legal de los animales en Colombia: avances y desafíos frente al derecho penal’, que fue organizado por Foros Semana, las acciones implementadas por el Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma), para contribuir en la protección de los animales y garantizar sanciones contra los agresores.

El funcionario señaló que en los más de 31 meses desde que fue creado el grupo Gelma se han realizado 498 imputaciones y se han obtenido 122 condenas por maltrato animal. El fiscal destacó, además, una reducción de delitos contra los animales.

“Una reducción de 50 % en casos de maltrato animal en contexto de violencia sexual, avance de 80 % de los casos de maltrato animal en contexto de violencia intrafamiliar, 185 jornadas de capacitación a actores externos con competencia en la temática, y un diálogo intercultural con pueblos indígenas y comunidades afro de Cauca respecto a justicia indígena y justicia ordinaria frente a la protección animal que creo es un tema de vanguardia en el país”, dijo sobre los logros de la entidad.

Barbosa señaló que las acciones del Gelma se fundamentan en cinco pilares. “Esta acción se fundamenta en cinco pilares: uno, un enfoque diferencial; dos, una corresponsabilidad individuo-sociedad-Estado; tres, una transversalidad, en el entendido de que el maltrato animal es compatible y concursable con la comisión de otros delitos; cuatro, fenómenos de microcriminalidad para casos puntuales y macrocriminalidad cuando se presentan delitos contra el medio ambiente y recursos naturales; y cinco prevenciones de violencias interrelacionadas, el maltrato animal escala hacia otros grupos poblacionales vulnerables”, explicó.

El fiscal manifestó, de igual manera, que el crecimiento investigativo y judicial del grupo Gelma ha permitido poner en evidencia fenómenos delictivos en diferentes escenarios de la sociedad, como la familia y el hogar, donde los animales son involucrados y vulnerados.

“No es que estas conductas no existieran, es que realmente no se veían y esto tiene que ver necesariamente también con el maltrato a la mujer que hemos empezado a ver, en donde ese maltrato a la mujer está atado con una presión sicológica sobre sus mascotas y terminaba siendo objeto de extorsiones y de manipulaciones al interior de sus casas”, enfatizó.