Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/1983 12:00:00 AM

MUCHOS LOS LLAMADOS Y POCOS LOS ESCOGIDOS

La adjudicación de TV acaparó la atención del país la semana pasada

MUCHOS LOS LLAMADOS Y POCOS LOS ESCOGIDOS MUCHOS LOS LLAMADOS Y POCOS LOS ESCOGIDOS
el ritual se repetía una vez más. Después de semanas de suspenso, el país parecía haberse paralizado en la mañana del lunes pasado. Finalmente el gobierno anunciaba que iba a dar a conocer a la opinión pública los resultados de la nueva licitación de TV. Visiblemente nervioso, el director de Inravisión, Fernando Calero, en medio de una telaraña de micrófonos, grabadoras y cámaras de TV, presentó la programación que a partir del primero de enero verían millones de colombianos.
Dados los poderosos intereses económicos y políticos que estaban en juego, el inevitable "tierrero" no podía dejar de presentarse. Inicialmente las reacciones, fundamentalmente instintivas, se basaban en informaciones fragmentarias: "Descabezaron a Gabo, negándole la telenovela a R.T.I.": "¡Dejaron al pool de Yamid a las doce y media!": "¡Les dieron noticiero a los delfines!"... A medida que pasaban las horas y que se desmenuzaba la repartición de las 170 horas de televisión en forma más fría, la visión panorámica se reflejaba en conceptos más globales: el gobierno parecía haber cumplido su propósito de fortalecer la programación sobre los enlatados, la violencia había sido desplazada por la cultura y, en lo que hacía referencia a los programas de opinion, los comentarios eran que la promesa de la despolitización no se había cumplido y que el gran favorecido había sido el partido conservador.
No habían pasado 24 horas de la adjudicación y estaban aún sin digerir del todo las implicaciones de la adjudicación, cuando en la noche del martes estalló la bomba: Intervisión, la programadora integrada por Yamid Amat, Alfonso Castellanos, Juan Gossain y Margarita Vidal, renunciaba a las 5 horas y media que les habían adjudicado. Esta actitud, sin precedentes en licitaciones recientes fue objeto de los comentarios más encontrados. Aun cuando la adjudicación en términos de distribución de tiempos era adecuada y aparentemente rentable (dos horarios triple A, tres horarios A y uno doble B), algunos opinaron que el haberles dado el noticiero a las 12:30 era simbólicamente un desaire, pues el grupo de periodistas estrella era considerado imbatible y que, por consiguiente, la determinación que habían tomado entrañaba un acto de dignidad profesional. La gestión informativa que habían propuesto, según palabras de los mismos adjudicatarios, era imposible de realizar en ese horario. "Era preferible renunciar, declinar, antes que quedarle mal a esta profesión que tanto respetamos", afirmó Alfonso Castellanos.
Otros, sin embargo, calificaron la decisión no sólo como un inmenso error, sino como un gesto arrogante.

MUCHOS LOS LLAMADOS...
Aparte de este episodio que constituyó la nota espectacular de la licitación, el balance general no parecía salirse de los límites tradicionales que impone el sistema de TV colombiano que, por su misma naturaleza, e independientemente del criterio con el cual adjudica el gobierno de turno, tiene que aplicar la famosa sentencia bíblica: "muchos son los llamados y pocos los escogidos".
En esta ocasión, y después de haberse realizado una primera "colada" mediante un sistema de calificación, de 44 proponentes quedaban 20 tendidos en la lona. Entre las programadoras tradicionales, Punch y R.C.N. aparecían como las mejor libradas. No solamente les habían aumentado el número de horas, sino que se vieron favorecidas con un considerable porcentaje de espacios en horario triple A. Por su parte, las dos grandes, R.T.I y Caracol, parecían compartir el mismo grado de insatisfacción relativa. Mientras a R.T.I. le habían adjudicado aproximadamente la tercera parte de su programación en horario triple A, le habían disminuido el número de horas y le habían descabezado su programa bandera, la telenovela, invocando el incumplimiento de un requisito técnico: no habían presentado libretos de la telenovela "Me alquilo para soñar", cuyo autor era el Nobel de literatura. Ejecutivos de la programadora consultados por SEMANA afirmaron que habían adjuntado a la propuesta libretos completos de telenovelas, para demostrar que manejaban técnica y profesionalmente el género, pero que no habían considerado necesario "exigirles libretos de prueba a escritores de la talla de García Márquez, Caballero Calderón, Mejía Vallejo... hasta tanto el gobierno no decidiera si adjudicaba o no el espacio". Al respecto, un editorial de El Tiempo decía: "Si el Premio Nobel tiene que demostrar que sabe escribir, entonces si apaga y vámonos". La impresión que qúedaba en la opinión era la de que el Nobel de literatura había sido el gran descabezado de la licitación.
Por su parte, Caracol, que se había quedado con la anhelada telenovela en la cadena uno, tenía, sin embargo, solamente una cuarta parte de su programación en horario triple A y había sido objeto también de un recorte en el número de horas. Paradójicamente, parecía haberse invertido la correlación de fuerzas que se había establecido en la licitación vigente, en la cual R.T.I había sido favorecida más en términos de prestigio y Caracol más en términos de rentabilidad económica. Al parecer, durante los próximos tres años la situación se dará a la inversa.
En cuanto a las programadoras intermedias, Coestrellas, Producciones JES y Jorge Barón aparecían como las más favorecidas y, de las pequeñas, aparte de que sorprendieron algunos descabezamientos -NTC, Globo TV, Granandina, Colvisión- no podía ignorarse que a las que habían incluido noticieros en sus propuestas les había ido particularmente bien.
El punto más neurálgico como era de esperarse, lo constituyo la adjudicación de los noticieros. El gobierno se enfrentaba, por un lado, a situaciones de hecho basadas en realidades políticas y, por otro, a su compromiso de despolitizar la información. Las primeras consistían en que, aunque los noticieros conservadores "24 horas" y "TV Hoy" habían sido adjudicados originalmente con criterio político y estaban dirigidos por los hijos de Gómez y Pastrana respectivamente, la opinión los favorecía con altos ratings de sintonía y, a pesar de algunas críticas de proselitismo hechas contra "TV Hoy", eran considerados los mejores. Esto parecía garantizarles su permanencia, lo mismo que el "Telediario" de Arturo Abella que al mediodía gozaba de su público propio.
Por el lado liberal, entre existentes y nuevos aspirantes. más de una docena de proponentes anhelaban los dos cotizados espacios de la noche o, al menos como premio de consolación, el rentable resumen del fin de semana. De todos éstos, solamente 4 parecían disputarse la recta final: Intervisión, que políticamente representaba un equilibrio de matices liberales, era el favorito de la opinión pública y contaba con la estrecha vinculación de Margarita Vidal con el Presidente de la República; Prego tenía aparentemente la simpatía del gobierno no sólo por ser ideológicamente una especie de mosaico del Movimiento Nacional, sino por estar integrado por un grupo de periodistas competentes que se habían hecho en el oficio a punta de cargar ladrillos; Programar TV., percibida como lopista por contar con la presencia de un hijo de López, había obtenido el mayor puntaje entre las nuevas programadoras y tenía a su favor el prestigio de Juan Guillermo Ríos quien regresaba a la TV., después de tres años de veto; Cinevisión que contaba con una trayectoria profesional, representaba al ex presidente Turbay en una alternativa más camuflada que la de Consigna.
Después de una semana de retardo en la cual se rumoraba insistentemente que el gobierno había tomado la decisión de sacar a los hijos de los ex presidentes, la adjudicación final consolidó la presencia de los conservadores existentes, le dio cabida en los tiempos de la noche a Prego y a Programar, adjudicó uno de los informativos del fin de semana a Cinevisión y relegó a Intervisión al horario del mediodía.
Esta fórmula fue criticada no solamente por sus connotaciones dinásticas, sino también por haberse parcializado abiertamente en favor del partido conservador, el cual se benefició, además, con los dos espacios en la cadena uno. Enfrentados a éstos en la cadena dos quedaban Programar, que se reclamaba independiente, y Prego, un grupo de liberales belisaristas encabezados por el conservador Javier Ayala. "Masacre" al partido liberal fue el término utilizado por la Comisión Política Central para calificar los resultados.
Esto, que inicialmente pareció como una decisión arbitraria y política, fue defendido con sorprendente coherencia por el ministro de Comunicaciones en entrevista concedida al diario El Tiempo. Con pocas excepciones, el ministro lograba justificar con convicción las decisiones tomadas sobre la base de criterios estrictamente técnicos, profesionales y jurídicos. De ésto se infería que el resultado político, más que una premisa, había sido un corolario.
No obstante el elemento de subjetividad que impone el exótico sistema de adjudicación de TV que existe en el país, el balance general de la licitación es aceptable y en todo caso no peor que los anteriores. La crítica podría radicar mas que en el incumplimiento de las promesas, en el cumplimiento de las mismas. El excesivo celo para apoyar la producción nacional y la cultura según la mayoría de los programadores interrogados por SEMANA, muy probablemente no podrá satisfacer los requisitos de entretenimiento de la mayoría de los colombianos que pueden llegar a considerar como un "ladrillo" lo que para el gobierno es un aporte cultural. Otra promesa que definitivamente se cumplió fue la de que la TV no se convertiría en una "vara de premios", para los amigos. Muchas de las caras largas que se veían la semana pasada eran las de las personas más cercanas al Presidente.

¿PARA QUIEN EL TRIPLE A?
1 PROGRAMADORA AAA AA A BB
2 A.M.D 1.0 25.0% 0.0 0.0% 1.5 37.5% 1.5 37.5%
3 CARACOL 3.5 24.1% 1.0 6.9% 4.0 27.6% 5.0 34.5%
4 COESTRELLAS 1.5 23.1% 0.5 7.7% 2.5 38.5% 2.0 30.8%
5 COL.DETV. 2.5 55.6% 0.5 11.1% 0.5 11.1% 0.5 11.1%
6 Cons.A.D 2.0 44.4% 0.0 0.0% 1.0 22.2% 1.0 22.2%
7 A. ABELLA 1.0 22.2% 0.0 0.0% 3.0 66.7% 0.5 11.1%
8 CORP.P.M. 1.0 20.0% 0.0 0.0% 3.0 60.0% 1.0 20.0%
9 CROMAVISION 1.0 22.2% 0.0 0.0% 1.0 22.2% 2.0 44.4%
10 DATOS Y ME. 2.5 62.5% 0.0 0.0% 1.0 25.0% 0.5 12.5%
11 DO.RECREAT. 1.5 33.3% 0.0 0.0% 2.0 44.4% 1.0 22.2%
12 FUND.P.COM. 0.51 10.0% 0.0 0.0% 1.5 30.0% 2.5 50.0%
13 GEGAR TV. 1.0 20.0% 0.0 0.0% 0.5 10.0% 3.5 70.0%
14 INTERVISION 1.0 18.2% 0.0 0.0% 3.0 54.5% 1.0 18.2%
15 PREGO TV. 2.5 55.6% 0.0 0.0% 1.0 22.2% 1.0 22.2%
16 J. BARON. 1.5 30.0% 0.5 10.0% 0.5 10.0% 2.5 50.0%
17 NOT.24HRS. 2.5 62.5% 0.5 12.5% 0.5 12.5% 0.5 12.5%
18 CINEVISION 2.5 38.5% 0.0 0.0% 0.5 7.7% 3.5 53.3%
19 JES LTDA. 2.0 33.3% 0.5 8.3% 3.5 58.3% 0.0 0.0%
20 EDUARDO L. 1.5 37.5% 0.0 0.0% 1.5 37.5% 1.0 25.0%
21 PUNCH TV. 3.5 31.8% 2.5 22.7% 2.0 13.2% 3.0 27.3%
22 PROGRAMAR 2.5 62.5% 0.0 0.0% 1.0 25.0% 0.5 12.5%
23 PROYEC.TV 1.6 37.5% 0.0 0.0% 1.5 37.5% 1.0 25.0%
24 R.T.I. 5.0 33.3% 1.0 6.7% 3.0 20.0% 5.0 33.3%
25 RCN TV. 1.5 14.3% 1.0 9.5% 4.0 38.1% 3.0 28.6%

¿PARA QUIEN EL TRIPLE A?
PROGRAMADORA B TOTAL
2 0.0 0.0% 4.0
3 1.0 6.9% 14.5
4 0.0 0.0% 6.5
5 0.5 11.1% 4.5
6 0.5 11.1% 4.5
7 0.0 0.0% 4.5
8 0.0 0.0% 5.0
9 0.5 11.1% 4.5
10 0.0 0.0% 4.0
11 0.0 0.0% 4.5
12 0.5 10.0% 5.0
13 0.0 0.0% 5.0
14 0.5 9.1% 5.5
15 0.0 0.0% 4.5
16 0.0 0.0% 5.0
17 0.0 0.0% 4.0
18 0.0 0.0% 6.5
19 0.0 0.0% 6.0
20 0.0 0.0% 4.0
21 0.0 0.0% 11.0
22 0.0 0.0% 4.0
23 0.0 0.0% 4.0
24 1.0 6.7% 15.0
25 1.0 9.5% 10.5

NOTA: LOS DATOS NO ESTAN DISCRIMINADOS POR CADENAS


INRAVISION RESPONDE
Aparte de las críticas ya tradicionales que se le hicieron a la licitación de TV, dos voces se alzaron en contra, la del ex director Mario Madrid Malo y la de Pilar Santamaría de Reyes, miembro del Consejo de Programación quién renunció.
Madrid Malo afirmó que la nueva licitación no cumplía con un artículo del decreto según el cual se ordena que ésta sea adjudicada mediante previo conocimiento de la junta encargada Frente a esta crítica, el secretario general de Inravisión, Mario Alario, afirmó que aunque a quien corresponde adjudicar es al jefe del organismo, en este caso, al director de Inravisión, previo concepto de la junta de licitaciones, cuando se trata de establecimientos públicos que son organismos descentralizados existe una norma especial que dice que los contratos de los establecimientos públicos de las empresas industriales y comerciales del Estado y de las empresas de economía mixta, se adjudicarán y suscribirán por el respectivo gerente, director o presidente, conforme a lo dispuesto en sus normas orgánicas y estatutarias, previo concepto favorable de las juntas o consejos directivos sobre la adjudicación de los contratos que el correspondiente reglamento determine.
"Esta es una norma de carácter especial que es la que resulta aplicable en este caso" dijo Alario y agregó: "Así que no se estaría incurriendo en ninguna violación si no se va al comité técnico o a la junta de licitaciones y adquisiciones. Y es más, el comité sí se constituyó y se oyó. Aunque no era obligatorio se formó un equipo para asesorar al director".
Por otra parte, frente a la acusación de Pilar Santamaría de Reyes de que no se oyó al Consejo de Programación, Alario dijo que dentro de las funciones del Consejo está la de "conceptuar sobre los diversos programas que los arrendatarios de espacios pretendan transmitir, lo que significa que solamente pueden ejercer esa función cuando se hayan adjudicado los espacios, porque dice claramente arrendatarios y no próponentes. de esto se puede concluír que el Conselo podía elevar una petición que el Instituto no estaba obligado a aclarar y que quienes ejercen una función pública como los miembros del Consejo sólo lo pueden hacer en aquellos campos en los cuales están expresamente facultados. Según un decreto, el consejo no está autorizado para conceptuar respecto de la licitación, lo cual dejaría sin pie la denuncia de la señora de Reyes

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.