Tendencias
Luis Antonio Quiceno Sanjuan.

nación

Fue abatido alias Pácora, cabecilla de Los Pelusos y sucesor de Megateo

Luis Antonio Quiceno Sanjuan fue abatido en el corregimiento Las Mercedes del municipio de Sardinata en un operativo conjunto entre la Policía y las Fuerzas Militares.

Hasta 2.000 millones de pesos ofrecía la Policía de Norte de Santander por información que condujera al paradero de Luis Antonio Quiceno Sanjuan. Este jueves la búsqueda acabó. Durante un operativo conjunto de la Policía y el Ejército fue abatido el cabecilla de Los Pelusos en Norte de Santander.

Su alias, Pácora, saltó a la palestra en 2015 cuando se supo que Megateo había sido de baja en un operativo. Desde entonces, este hombre, con más de dos décadas en la organización, libró una dura batalla en el Catatumbo no solo para hacerse el control de las zonas que dejaron las Farc sino también para ganarle la carrera al ELN.

Esa batalla la perdió. Los hombres comandados por Rodrigo Bautista, alias Gabino, ganaron el pulso y a la estructura armada residual que quedó tras la desmovilización del EPL, y conocida como Los Pelusos, no le quedó de otra más que desplegarse hacia Venezuela, aliarse con nuevos grupos criminales para ampliar su presencia, como vienen haciendo en Cauca.

El operativo de este jueves en el corregimiento Las Mercedes del municipio de Sardinata, es un duro golpe para la estructura de Los Pelusos que bajo su mando emprendió desde hace varios años una importante expansión militar a la que han dedicado buena parte de su presupuesto y con la que consiguieron cruzar los límites del Catatumbo.

Aterrizaron en Valle y Cauca, donde se están desplegando. A pesar de que las autoridades y analistas se refieren a sus filas como narcos purasangre, hay quienes insisten en que esta disidencia noventera conserva algunas prácticas típicas de una guerrilla. Con aproximadamente 230 hombres armados y 240 en zonas urbanas, el grupo armado viene tomando vuelo en el suroccidente del país, donde trata de coronar el control del norte del Cauca y las rutas de El Naya y el cañón de Garrapatas.

Habrá quer ver si con la muerte de Pácora disminuye su accionar y desaparece el interés que tienen en el mercado del Pacífico, donde pagan “2,5 a 3 millones de pesos a exintegrantes de las Farc por cuidar los cultivos”, como reporta InSight Crime, lo que explica la fuerza con que los Pelusos se han hecho sentir en la región. Si bien algunos atravesaron el país desde Norte de Santander o Catatumbo, otros son combatientes que cambiaron de brazalete.

Ese cambio de bando quedó en evidencia hace unos meses tras la muerte de Weiner, un hombre identificado como del EPL, pero que de acuerdo con voces en la región era el conductor de Mordisco, un disidente de las Farc capturado el año pasado.

De acuerdo con el diario La Opinión, de Cúcuta, durante el operativo también habría muerto alias Hugo, el tercer cabecilla de la organización. Ambos estarían detrás de los asesinatos de varios de los líderes sociales que han muerto en esa región. 

Noticia en desarrollo...