Home

Nación

Artículo

La exesposa de Nicolás Petro aseguró que a él no le alcanza su sueldo de 17 millones de pesos. Argumentó que los arriendos son caros en Barranquilla, pues están entre 6 y 8 millones de pesos.
La exesposa de Nicolás Petro aseguró que a él no le alcanza su sueldo de 17 millones de pesos. Argumentó que los arriendos son caros en Barranquilla, pues están entre 6 y 8 millones de pesos. | Foto: instagram day vasquez

PORTADA

Nicolás Petro le reclamaba a Day: “Quieres vivir bien, pero no quieres invertir ni que yo haga lobby”. ¿Qué era lo que le molestaba a ella?

En los chats entre Day Vásquez y Nicolás Petro hay todo tipo de reclamos. A él le molestaba que ella no lo apoyara en sus vueltas. En total, son 1.600 páginas de chats entre 2021 y 2023. Los diálogos sobre dinero son alarmantes y reveladores.

4 de marzo de 2023

A Day Vásquez las vueltas que hacía Nicolás Petro comenzaron a incomodarle. Su entonces esposo guardaba plata en fajos de billetes en la casa y vivía permanentemente con la angustia de esconder o mover ese dinero, sin que nadie lo notara. En las conversaciones a las que tuvo acceso SEMANA, Nicolás le habla permanentemente de ese tema, con preocupación.

Una vez la pareja se separó, el tema de la plata los distanció aún más. Y el punto de quiebre definitivo fue cuando ella le dijo que había roto el negocio de la casa de 1.600 millones que querían comprar y la había guardado en un CDT. “Yo eché el negocio para atrás por obvias razones. Yo le dije: no, no puedo. Parte del dinero de lo que se entregó para esa casa lo tengo en un CDT. No se lo he devuelto a Nicolás. De hecho, él me quitó el esquema de seguridad por eso”, le dijo Day a Vicky Dávila, directora de SEMANA.

La pelea del esquema de seguridad fue pública. Day denunció esa situación en redes sociales. Aseguró que Nicolás le “mandó a quitar el vehículo de seguridad por venganza” y dijo que tenía “pruebas de ello”.

2125
2125 | Foto: Semana

Él, en una entrevista con ‘El Heraldo’, de Barranquilla, había sostenido que “tenía dos hombres de protección las 24 horas y un puesto fijo en su lugar de residencia” y que él le ha brindado su “apoyo hasta donde me ha sido posible”. Ella lo refutó, diciendo que la información era falsa. Solo hasta la entrevista con SEMANA, Day contó por primera vez que detrás de este conflicto estaba el CDT.

Pero mucho antes de eso, Nicolás ya le resentía a Day que no apoyara sus causas. En uno de los capítulos más reveladores, y que el hijo del presidente tendrá que explicar, el joven le dice que ella no está en tono con los negocios de la familia.

Sucedió después del triunfo de Petro. El 28 de junio, Nicolás y Day discuten por chat por una tercera persona con la que el hijo del presidente está hablando, y él le dice que está trabajando algo “grande” en Monómeros, la empresa venezolana ubicada en Barranquilla. “Tú no entiendes que se tienen que hacer inversiones (...). Esto es para una vaina grande que vamos a manejar. O si no averigua qué es Monómeros”. Hacia el mediodía de ese día, Nicolás habló con Day al respecto.

Nicolás Petro (N. P.): Quieres vivir bien, pero no quieres invertir ni que yo haga lobby.

Day Vásquez (D. V.): O sea, me estás diciendo que tengo que ser interesada.

N. P.: No, que no quieres que yo haga nada para conseguir las cosas.

En diciembre, cuando ya la pareja estaba divorciada, Nicolás empezó a temer que Day pudiese denunciarlo y contactar a algún periodista. “Ya esa información la tienen enemigos, entregaste mi cabeza en una bandeja de plata”, le dijo. De hecho, le sugirió: “Lo fácil que es borrar conversaciones, o tener otra cuenta en Telegram”. “Con el simple hecho de filtrar información me hundiste”, le dijo.

Lea la historia completa de la portada de SEMANA

La mañana del 17 de junio del año pasado fue muy agitada para Nicolás Petro Burgos, hijo del presidente Gustavo Petro. Hacia las 8:20 a. m., le envió un mensaje por WhatsApp a su entonces esposa, Day Vásquez. “Tenemos que sacar $ de aquí urgentemente”, le pidió a ella, faltando apenas dos días para la segunda vuelta presidencial.

D. V.: ¿Y para dónde?

N. P.: No sé.

N. P.: Pero tenemos que hacerlo.

D. V.: Dile a Germán.

D. V.: O a tu primo.

N. P.: No tiene en dónde.

N. P.: Mete eso en la maleta.

D. V.: Mételo tú.

D. V.: Eso pesa.

D. V.: Yo no puedo.

N. P.: En una maleta, y dile a tu papá que traiga el carro urgentemente.

Chats de Nicolás Petro con Day Vásquez.

La angustia permanente de Nicolás por hacer lobby, conseguir plata, invertirla en una casa y “vivir bien” es muy evidente. Así queda registrado en las conversaciones de WhatsApp que Day le entregó en exclusiva a SEMANA. Ahí está todo lo que ambos conversaron entre el 5 de enero de 2021 y el 22 de enero de 2023. En total, son 1.600 páginas con sorprendentes revelaciones.

Vea la entrevista de Vicky Dávila, directora de SEMANA, con Day Vásquez

Atención: aquí está el escandaloso relato de Day Vásquez sobre Nicolás Petro | Semana Noticias

Esa mañana del 17 de junio, ante las súplicas de Nicolás para que el papá de Day transportara el dinero en una maleta de forma inmediata, ella se negó rotundamente y le lanzó una seria advertencia por lo que podría ocurrir, faltando 48 horas para que Petro ganara la Presidencia en las urnas.

D. V.: No.

N. P.: ¿No qué?

N. P.: Hazlo.

D. P.: Paran ese carro y tronco de mierdero.

Ante ese campanazo, Nicolás accedió. Sin dar mayores detalles, le dijo a ella: “Ya metí eso”. Day le pidió: “Hay que mover la cuenta hoy”.

Escuche a María Isabel Rueda hablar del escándalo de Nicolás Petro

Tik tak: Nicolás Petro y el recicle nacional | Semana

Day Vásquez, en entrevista exclusiva con Vicky Dávila, directora de SEMANA, denunció que Nicolás en la campaña presidencial de 2022 recibió 600 millones de pesos del exnarcotraficante Santa Lopesierra, conocido como el ‘Hombre Marlboro’, y otros 400 millones de pesos que, según ella, entregó el hijo del polémico ‘Turco’ Hilsaca. Aunque dijo que los dineros iban dirigidos a la campaña presidencial de Petro, la mujer aseguró que su entonces esposo se quedó con todo para comprar una lujosa casa en Villa Campestre, en Barranquilla.

Chats de Nicolás Petro con Day Vásquez.

D. V.: Y cuando regresé, el bolso estaba cerrado.

D. V.: Y me faltaba plata.

D. V.: Yo siempre sé lo que tengo.

D. V.: Y no hemos gastado nada acá estos días.

D. V.: Tenía 4.800.

D. V.: Y hay 3.300.

N. P.: Mmmmmm.

N. P.: Eso sí es grave.

D. V.: Por eso quiero poner las cámaras y no decirle.

N. P.: Y yo siempre te lo he dicho.

N. P.: Tú eres muy confiada.

Nicolás expresó temor por el grueso del dinero que había para custodiar y habló con su esposa de una maleta donde estaban los billetes. Ella le contó que, por seguridad, una parte del dinero estaba escondida en “otra parte”. Nicolás, ese mismo 9 de febrero, le volvió a insistir en la compra de la casa “para ir saliendo de eso”, en referencia a la plata en efectivo. Las dudas aumentaron luego de que Day contó que el dinero estaba en una caja fuerte, pero se dañó. A ambos les asustaba que los robaran o se perdiera el dinero.

D. V.: Es que no puedo andar con las cosas encima todo el tiempo.

N. P.: No, es que no cargues toda esa plata encima.

N. P.: Escóndela.

N. P.: Y quién sabe si nos han sacado de la maleta.

D. V.: Cómo van a sacar si está la caja fuerte.

D. V.: Lo que sí estoy pensando es que la caja fuerte anterior se dañó de un momento a otro.

N. P.: Recuerda qué hay full afuera.

D. V.: Eso no lo tengo en la maleta.

N. P.: ¿Y entonces dónde lo tienes?

D. V.: Escondido en otra parte.

D. V.: No podía dejar todo en un mismo sitio.

D. V.: Porque es peor.

D. V.: Iba solo a abrir la maleta.

D. V.: Ya mi papá compró la otra caja fuerte.

D. V.: Que es de más seguridad.

D. V.: Y eso no se puede abrir ni mover así no más.

D. V.: Pesa mucho.

N. P.: Mmmm, bueno.

N. P.: Es bueno que acepten lo de la casa para ir saliendo de eso.

Nicolás Petro y Gustavo Petro. | Foto: instagram nicolás petro

Sin embargo, pese a las medidas que adoptaron, hubo plata que se extravió. El 8 de julio del año pasado, a menos de un mes de la posesión del presidente Gustavo Petro, Day buscó afanosamente a Nicolás, a las 9:51 a. m.

D. V.: Faltan 150 en cada fajo.

N. P.: Mmmmm.

N. P.: ¿En cuál?

D. V.: En la que entregaron ayer.

Cada semana la prevención era mayor. En un momento dado, ambos discutieron porque Nicolás le pidió a Day que asumiera el rol de vigilar todo. El 15 de julio, a las 7:33 a. m., Nicolás aseguró que la plata que tenían era “bastante” y que el rol de Day era cuidarla.

D. V.: Con razón me dijiste que me quedara cuidando la plata.

N. P.: ¿De qué hablas?

N. P.: Si te dije ahora que vinieras conmigo.

D. V.: Ajá.

N. P.: Ajá, amor.

N. P.: Te dije.

N. P.: Pero como quieres es dormir.

N. P.: Hasta tarde.

D. V.: Me dijiste claramente que no se podía dejar eso aquí.

D. V.: ¿O no?

D. V.: Y no estoy durmiendo.

N. P.: Ajá, pero es que es bastante.

Ese mismo día, a las 3:39 p. m., ambos hablaron sobre cómo trasladar por partes unos 200 millones de pesos en efectivo, de Bogotá a Barranquilla, acudiendo a la ayuda de varias personas para evitar sospechas y evadir a las autoridades ante la eventualidad de un control aeroportuario o terrestre. Para ello, hablaron de familiares y amigos, como Germán Londoño y Melissa, Camilo Burgos (primo de Nicolás) y una persona identificada como “Raisa”.

    Day Vásquez, exesposa de Nicolás Petro, hijo del presidente Gustavo Petro, lo acusó de recibirle más de 600 millones de pesos a Samuel Santander Lopesierra, alias el Hombre Marlboro, quien, como se recordará, fue extraditado y condenado en Estados Unidos por temas de narcotráfico.
Day Vásquez, exesposa de Nicolás Petro, hijo del presidente Gustavo Petro, lo acusó de recibirle más de 600 millones de pesos a Samuel Santander Lopesierra, alias el 'Hombre Marlboro', quien, como se recordará, fue extraditado y condenado en Estados Unidos por temas de narcotráfico. | Foto: instagram day vasquez

D. V.: Qué vamos a hacer con la $.

N. P.: No sé, amor.

N. P.: ¿Qué hacemos?

D. V.: No sé.

N. P.: ¿Melissa podrá llevar una parte?

D. V.: No sé.

D. V.: Me da vaina.

D. V.: Porque se va en taxi para su casa.

D. V.: ¿Y cuánto podría llevar?

D. V.: Dile a tu primo que averigüe.

N. P.: 30 máximo, pero podría llevar 50.

D. V.: Bueno.

D. V.: ¿Se los doy?

N. P.: Habla primero con ella.

D. V.: Ya le dije.

D. V.: Me dice que sí.

Nicolás Petro, hijo del presidente Gustavo Petro. | Foto: gerardo gómez

En ese momento, Day propuso que otros 50 millones de pesos más fueran entregados a un primo de ella, llamado Julio César, quien es cantante y habría estado en un cumpleaños del hijo del presidente Petro.

D. V.: Un primo va mañana para Barranquilla.

D. V.: Le podría decir a él que lleve 50 más.

D. V.: ¿O no?

N. P.: ¿Y es de confianza?

D. V.: Claro.

D. V.: Julio César.

D. V.: El cantante.

D. V.: El de tu cumpleaños.

N. P.: 50 Camilo, 50 Raisa, 50 Germán, 50 Melissa.

N. P.: ¿No?

D. V.: Sí.

D. V.: ¿Ellos cuándo viajan?

D. V.: Mi primo me dice que él ha pasado hasta 100.

N. P.: No sé, ya le pregunté a Camilo.

D. V.: Bueno.

N. P.: Me dijo que mañana.

D. V.: Bueno.

Day Vásquez y Nicolás Petro se casaron en 2019 y desde octubre de 2022 empezaron los rumores de su separación.
Day Vásquez y Nicolás Petro se casaron en 2019 y desde octubre de 2022 empezaron los rumores de su separación. | Foto: instagram day vasquez

El traslado de la plata, efectivamente, se hizo ese 15 de julio. A las 5:27 p. m., se da esta conversación entre ambos.

N. P.: ¿Se fue Melissa?

D. V.: Sí, se acaba de ir.

N. P.: jajajaja, ella es loca.

N. P.: Se llevó los 50.

D. V.: Se los llevó.

D. V.: Mi primo 100.

D. V.: Pero él los tiene allá en efectivo.

D. V.: Es mejor.

N. P.: ¿Cómo así?

D. V.: O sea, esto los deja acá y me entrega los 100 allá.

N. P.: Ajá, ¿y los de aquí?

D. V.: Los deja acá.

El papel del primo Camilo en el manejo de la plata de Nicolás es notorio a lo largo de los chats. Por ejemplo, el 3 de julio, Nicolás le pregunta a Day: “¿Sacaste plata de la que me entregó Camilo?”. Ella le responde: “Sí, pa los muebles, 10”.

Hace referencia a que retiró 10 millones de pesos. Nicolás solo asintió: “Bueno”. El imparable flujo diario de dinero no se compadece con los ingresos del diputado del Atlántico, cuya asignación mensual es de unos 17 millones de pesos.

“¿Cuánto entregaron?”, le pregunta un día Day, sin más información. A lo que él respondió: “30, más 20 de ayer, más 20 que teníamos guardado”. En febrero del año pasado, hacia las 11:52 a. m., se habla de cifras aún mayores.

Day Vásquez y Nicolás Petro, su exesposo.
Day Vásquez y Nicolás Petro, su exesposo. | Foto: SEMANA

N. P.: ¿Qué hacemos con lo que tenemos ahí?

D. V.: No sé.

D. V.: ¿Cuánto es?

N. P.: 100.

D. V.: Mmm.

D. V.: Llevarlos.

A lo largo de los diálogos, se revela cómo Nicolás Petro siempre quiso guardar como un secreto toda la plata que movía. Era temeroso de levantar la más mínima sospecha. Por eso, el 24 de julio, a las 9:52 a. m., le pidió a Day que fuera prudente delante de su mamá y le dio una razón.

N. P.: Amor, no hables de plata delante de mi mamá.

N. P.: Ajá, entre menos gente sepa es mejor.

En todo caso, la angustia es tan grande con la plata que tenían entre manos que cinco días antes, el 19 de julio, a las 10:28 a. m., Day contó que decidió averiguar por una cámara para monitorear la plata.

D. V.: Voy a averiguar la cámara.

D. V.: Y poner una en el clóset.

D. V.: Donde va a estar la plata.

N. P.: Bueno.

   El hijo del presidente habría usado 600 millones de pesos de Santander Lopesierra para dar las arras de esta casa en Villa Campestre, la cual tiene 406 metros cuadrados de construcción.
El hijo del presidente habría usado 600 millones de pesos de Santander Lopesierra para dar las arras de esta casa en Villa Campestre, la cual tiene 406 metros cuadrados de construcción. | Foto: suministrado a semana

Solo para la casa

D. V.: Cambié la batería y el carro no arranca y me parece raro.

N. P.: Mmmmmmmmm.

N. P.: Ay, Dios.

D. V.: Ajá.

D. V.: Ya estoy solucionando.

D. V.: Yo no tengo la culpa.

N. P.: Donde sea el motor eso se jodió.

D. V.: No es motor.

D. V.: Porque todo funciona.

N. P.: Y desde ya te lo digo, no voy a coger plata de esa que es para comprar otra casa.

D. V.: Ay, ya.

D. V.: No solucionas.

D. V.: Y me estás hablando de plata.

Nicolás Petro “me dijo que lo podían matar a él y a mí”: Day Vásquez |

La lujosa casa sobre la que conversaban de forma insistente valía en ese momento 1.600 millones de pesos. En el mercado inmobiliario se resalta su “arquitectura alemana innovadora de bajo consumo energético” y sus “acabados de lujo”. Tiene 436 metros cuadrados, piscina privada, terraza, mirador, cuatro habitaciones, tres parqueaderos, y está ubicada en Puerto Colombia, a 13 kilómetros de Barranquilla. El 9 de mayo del año pasado, a las 12:02 del día, Day le contó a Nicolás cómo sería el negocio.

D. V.: Quedaría así: 1.600 millones. 50 % para la firma de la promesa y 50 % al momento de la escritura que sería en el momento de finalizar contrato de arriendo o antes de común acuerdo.

N. P.: Bueno.

N. P.: Toca sacar 800.

D. V.: Sí.

D. V.: Para entregarlos mañana.

Para evitar dejar rastro y no levantar sospecha, Day y Nicolás conversan sobre la necesidad de que la casa aparezca registrada a nombre de un tercero. A Nicolás le afana que ese tercero pueda “demostrar” solidez financiera ante una inversión de 1.600 millones de pesos. La preocupación de Nicolás frente a que su mamá no se entere de la plata que almacena no era una casualidad.

El presidente Gustavo Petro y Day Vásquez , expareja de Nicolás Petro.
El presidente Gustavo Petro y Day Vásquez , expareja de Nicolás Petro. | Foto: Getty Images y pantallazo de video de Vicky en Semana, respectivamente.

N. P.: Ya llegó mi mamá.

D. V.: ¿Qué dijo?

N. P.: Que esto parece una mansión.

D. V.: Jajaja.

N. P.: Que si cuánto pagamos.

D. V.: Jajajaja.

N. P.: Le dije que era de un amigo.

N. P.: Y preguntó que si era traqueto.

D. V.: ¡¡Lo sabía!!

En las conversaciones entre agosto y diciembre de 2022, ya con Petro en la Presidencia, Day le advirtió a Nicolás de los riesgos que corría haciendo lobby para conseguir dinero. “Mira que te lo estoy diciendo hoy. Después no digas que no te advertí. Yo cumplo con decirte, no diré nada más”, le dijo.

La respuesta del hijo del presidente fue: “No entiendo entonces qué quieres que haga yo. Cómo crees que vamos a pagar esta casa, dime”.

Uno de los capítulos más reveladores, y que el hijo del presidente tendrá que explicar, sucedió después del triunfo de Petro. El 28 de junio, Nicolás y Day discuten por chat por una tercera persona con la que el hijo del presidente está hablando, y él le dice que está trabajando algo “grande” en Monómeros, la empresa venezolana ubicada en Barranquilla. “Tú no entiendes que se tienen que hacer inversiones (...). Esto es para una vaina grande que vamos a manejar. O si no averigua qué es Monómeros”. Hacia el mediodía de ese día, Nicolás habló con Day al respecto.

N. P.: Quieres vivir bien, pero no quieres invertir ni que yo haga lobby.

D. V.: O sea, me estás diciendo que tengo que ser interesada.

N. P.: No, que no quieres que yo haga nada para conseguir las cosas.

En diciembre, cuando ya la pareja estaba divorciada, Nicolás empezó a temer que Day pudiese denunciarlo y contactar a algún periodista. “Ya esa información la tienen enemigos, entregaste mi cabeza en una bandeja de plata”, le dijo. De hecho, le sugirió: “Lo fácil que es borrar conversaciones, o tener otra cuenta en Telegram”. “Con el simple hecho de filtrar información me hundiste”, le dijo.