Tendencias

Home

Nación

Artículo

Paloma Valencia
De ser aprobada la iniciativa radicada por Paloma Valencia, los colegios deberán contar con el permiso de los padres de los estudiantes para dar clases de las diferentes ideologías políticas. - Foto: ALEXANDRA RUIZ POVEDA

política

Paloma Valencia radica proyecto de ley para prohibir el ‘adoctrinamiento político’ en los colegios: “Exigirá un límite a la libertad de cátedra”

Estuvo en compañía de Alirio Barrera y Miguel Polo Polo, quien dio testimonio de cómo algunos maestros, según él, incentivan a sus alumnos para abrazar la ideología de izquierda.

Un proyecto de ley para evitar el adoctrinamiento político en las aulas de clase fue radicado ante el Congreso de la República este 20 de septiembre por los senadores del Centro Democrático Paloma Valencia y Alirio Barrera, así como por el representante a la Cámara, Miguel Polo Polo, por la Circunscripción Especial Afrodescendiente.

El objetivo de la iniciativa, de acuerdo con quienes la proponen, es que tanto en los colegios como en las universidades públicas del país se le ponga un freno a la libertad de cátedra, de tal manera que los maestros puedan enseñar una filiación política a los estudiantes solo si cuentan con la autorización de sus acudientes.

Al respecto, Paloma Valencia explicó: “Este proyecto de ‘no al adoctrinamiento’ exige un límite a la libertad de cátedra. Usted puede enseñar una afiliación política, con la autorización de los padres y con la obligatoriedad de que no solamente va a enseñar una doctrina política, sino que dará espacio en su clase para que todas las vertientes políticas puedan ser explicadas y entendidas por los estudiantes. Esta es la manera de defender la democracia”.

Lo planteado por la congresista de oposición es que así como se estableció que en los recintos educativos no debía ser obligatoria la asignatura de religión, a no ser que fuera con la autorización de los acudientes de los alumnos, se aplique para enseñanza de ideologías políticas.

“Cuando la Constitución colombiana dijo que este era un Estado laico, se tomó la decisión de que los colegios no podían impartir clases de religión obligatorias, sino con la anuencia de los padres de familia y sobre las religiones que las familias escogieron. Cuando Colombia consagra que es un país pluralista, significa que todos tenemos derecho a tener la ideología política en la que nos sintamos representados, y, por lo tanto, estamos llevando esto a la ley”, expuso.

En caso de que la iniciativa sea aprobada en cuatro debates del Congreso, la iniciativa del ministro de Educación, Alejandro Gaviria, de enseñar el informe de la Comisión de la Verdad en los colegios podría quedar en veremos.

“No se podría enseñar el informe de la Comisión sin presentarse también los informes de los otros sectores, una versión de las Fuerzas Armadas, ojalá de los empresarios, versiones que permitan el diálogo democrático, para que no se impongan ideas políticas como verdades”, explicó Paloma Valencia.

Valga recordar que acerca de enseñar el informe de la Comisión de la Verdad en los colegios, Valencia ya había sentado su posición. “Hoy inician el adoctrinamiento inconstitucional y totalitario imponiendo la verdad de la izquierda a nuestros niños. Es un Gobierno irrespetuoso de la pluralidad democrática. Aunque la llamen verdad seguirá siendo mentira”, dijo apenas un mes atrás.

Polo Polo también reclama poner límites

Entre tanto, Miguel Polo Polo fue más allá y sustentó que cuando estudiaba en el colegio lo adoctrinaron en favor de una posición política, por lo que ve necesaria la aprobación de este proyecto de ley. “Vengo de educación pública y sé cómo los profesores han adoctrinado durante mucho tiempo a jóvenes para que abracen las ideas de izquierda y no puede seguir siendo así. Hay que poner límites”, narró. El representante a la Cámara también aprovechó para echarle una pulla a la Federación Colombiana de Educadores (Fecode).

Pero dicha iniciativa no fue la única radicada este martes, día en que Gustavo Petro dio su esperado discurso en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. Los congresistas también radicaron un proyecto de ley para la creación de bonos escolares para que los padres de familia puedan decidir si matriculan a sus hijos en colegios públicos o privados.

Noticias relacionadas