nación

17 puntos y frases impactantes de la indagatoria de Álvaro Uribe

Hasta ahora no se conocía el testimonio completo de Álvaro Uribe Vélez ante los magistrados. Esto fue lo que dijo sobre la muerte de su padre, sobre Diego Cadena y sobre Juan Guillermo Monsalve durante el proceso.


El día en que Álvaro Uribe se presentó ante la Corte Suprema de Justicia para rendir indagatoria pudo haber sido uno de los más impactantes en su carrera. 

El 8 de octubre de 2019, el expresidente fue llamado a responder ante la Sala de Instrucción en calidad de acusado en el proceso por presuntos delitos de manipulación de testigos y fraude procesal que hoy lo tienen en detención preventiva y que ha levantado una enorme polvareda judicial y política en Colombia.

Por más de tres horas el exmandatario respondió, una tras otra, las preguntas del magistrado César Reyes. Esos fueron los momentos más relevantes.

Vea la indagatoria completa

1. "¿Renuncia al derecho que le asiste a guardar silencio? R.: Siempre, magistrado. Ha sido norma de mi vida".

Al inicio de la indagatoria, el magistrado César Reyes le precisó al expresidente Álvaro Uribe Vélez todo lo referente a sus derechos y obligaciones en el proceso penal por el que estaba siendo llamado a indagatoria. Por ejemplo: el de no autoincriminarse, el de tener un abogado o la prohibición dispuesta en el Código de Procedimiento Penal de no enajenar durante un año bienes que estén sujetos a registro. Posteriormente, el togado le preguntó al exmandatario si se había hecho entender acerca de este proceso. Después de que Uribe respondió con un "sí", el magistrado le consultó que si estaba dispuesto a renunciar al derecho que le asistía a guardar silencio y el expresidente le respondió: “Siempre, magistrado. Ha sido norma de mi vida”.

2. "A él lo asesinaron en la hacienda Guacharacas": Uribe sobre su papá.

Los magistrados le pidieron al expresidente que recordara cómo había sido el crimen de su padre. "(Fue) en una finca a las afueras de Medellín", comenzó relatando Uribe. "A él lo asesinaron en la hacienda Guacharacas; mi hermano Santiago salió en defensa de mi padre y le atravesaron un pulmón con una bala de fusil, y sobrevivió milagrosamente por un médico que evitó la hemorragia interna", relató. 

Uribe también se refirió a un hecho que él siempre ha relatado como uno de los episodios afortunados en medio de ese drama. "Una maestra salvó a una hermana de un secuestro cuando llegaron esos individuos de las Farc. Ellos le advirtieron a mi padre y, seguro, se desesperó porque estaban mis hermanos; empezó a disparar y rapidito lo mataron", contó. Al comienzo, cuando la familia apenas se enteraba del homicidio, la idea de que su hermana estuviera en poder del grupo subversivo los aterraba. Finalmente no era así.

El magistrado del Alto Tribunal, César Reyes, le preguntó si sabían qué frente de las Farc operaba en esa región. "Mi hermano contó todo eso y cómo se identificaron; contó todo y no tengo memoria exacta del frente. Pero lo cierto es que trataron de distorsionar los temas y asignarle a mi padre temas de narcotráfico. Mi padre decía que los únicos pecados que tenía eran el aguardiente y ser enamorado. Eran de las Farc y la profesora que salvó a mi hermana los vio; mi hermano Santiago y más gente. Mi hermano se salvó también porque dijo que estaba ahí comprando un ganado".

3. “Se me pusieron los nervios de punta”.

El expresidente habló de un tema clave en su proceso penal. Recordó el momento en que su abogado Diego Cadena le advirtió que podría ir preso. Según el expresidente, todo ocurrió después de que Cadena le informara que había un recluso que se llamaba Carlos Enrique Vélez que tenía información relevante y que, al parecer, él o un tercero habían recibido una visita de una magistrada auxiliar.

Entonces todo lo que se decía era que me ponían preso a mí. Esto lo llevo muchos años con una prevención y ese día que Diego Cadena me hace la llamada, pues como dijeran las señoras, se me pusieron los nervios de punta”, agregó Uribe al respecto.

4.  “Siempre pedí que todo documento que llegara lo llevaran a la Corte”.

En el transcurso de la indagatoria, el magistrado César Reyes le preguntó a Uribe cómo él tuvo conocimiento del exparamilitar John James Granja, a lo que Uribe le respondió que no tenía recuerdo alguno sobre esa persona y que si había posibilidad de un receso en la indagatoria lo consultaría con su abogado. Además, Uribe le recalcó al magistrado que, así como le interesaba su “honor”, también le había pedido a sus abogados que todo documento que les llegara también se hiciera llegar a la Corte Suprema de Justicia con miras a demostrar que nunca habia querido engañar a ese Alto Tribunal.

“Así como le dije que me interesa mi honor, también quiero decirle que siempre pedí que todo documento que llegara donde mis abogados se hiciera llegar a la Corte, y cuando su señoría me advertía de los delitos que presuntamente habría cometido, tengo que decirle enfáticamente que siempre ordené que todo lo que llegara se enviara a la Corte y nunca quise engañarla. Me duele que se predique ese tema de que quise engañar a la Corte”, explicó.

5. "Diego Cadena me dijo que esas personas tenían información sobre mi hermano y sobre Álvaro Gómez".

Álvaro Uribe habla sobre la manera como conoció a Diego Cadena. “Me operan a mi de la próstata, honorable magistrado, tengo como cuatro semanas de convalecencia más los días de clínica, pero yo me dediqué en mi casa a recibir delegaciones políticas de los municipios. Recibí delegaciones de los 84 municipios de Antioquia, conversé con ellos, procuré hacerles una atención amable, que con una arepa, con un quesito antioqueño, un tamal... Delegaciones de siete departamentos de Colombia llegaban en buses, etcétera, los recibí con cariño. Esas mismas semanas, estando yo recibiendo comunidades étnicas en mi casa, llegó Mario Uribe, primo segundo mío, con Diego Cadena, a quien yo no conocía, y el informe que tengo es este", señala. 

En su indagatoria, Uribe señala que nunca le dio instrucciones al abogado Diego Cadena para que recopilara pruebas de su puño y letra. “Esta carta tenía membrete del doctor Cadena y está escrita a puño y letra del doctor Cadena. Después del auto de indagatoria yo le pregunté; yo nunca instruí sobre cómo tomar las pruebas. Se supone que un abogado lo hace en debida forma de acuerdo con la ley, de acuerdo con el Código de Procedimiento. Le dije: ‘Hombre: ¿por qué usted escribió eso?‘. Y me dice: porque el señor me dijo que él escribía muy mal, que le dictaba, pero el señor le puso la firma y le puso la huella’”, agrega. 

"¿Y le refirió qué con otros testigos ocurrió lo mismo, que no sabían escribir?”, le preguntó el magistrado ponente. “Si me hubieran consultado digo: ‘No, pidan de alguien de la cárcel que escriban en un computador, que haga ese favor, pero no de puño y letra del abogado‘”.

“Tengo que decir lo siguiente: también me confirmó el doctor Cadena en las múltiples llamadas que la Corte ordenó interceptar donde aparecen comunicaciones entre el doctor Cadena y mi persona. Queda clara una constante: nunca se pidió alterar la verdad, siempre se estaba procurando la búsqueda de la verdad”, finalizó el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

6. “El salario siempre he dicho que lo consignen a mi señora”.

En la indagatoria, el magistrado César Reyes le consultó al expresidente cuál era el salario que estaba devengando, a lo que él le respondió que no “tenía idea”, pues había ordenado que fuera consignado a su esposa, Lina Moreno. Además, agregó que él no tenía conocimiento de cómo se manejaba la pensión de expresidente y el salario que en ese momento él obtenía como senador. ¡Yo no sé cómo maneja eso de la pensión de expresidente y el salario del Senado. Espero que eso se esté manejando de acuerdo con la ley”, dijo Uribe.

7. “Que la Corte me hubiera llamado indagatoria sin hacer unas verificaciones”.

En la indagatoria, el magistrado Reyes le consultó si él consideró en algún momento que había una “trampa orquestada” desde la Fiscalía General de la Nación o de la Corte Suprema de Justicia. Acto seguido, el expresidente respondió que no, pero que sí reclamaba, con respeto, el llamado de ese Alto Tribunal sin haber hecho unas verificaciones previas.

“No que la orquesta la Fiscalía o la Corte, pero sí reclamé mi conciencia con inmenso respeto y lo tengo que decir: que la Corte me hubiera llamado a indagatoria sin hacer unas verificaciones, sin que yo conociera el tema. Siempre reproché que un proceso de 2012-2014, en el cual actué de buena fe en plena semana electoral de 2018, resultara con eso, que fue escandaloso en contra mía, con un inhibitorio a Cepeda y compulsa de copias contra mí. Ahora, yo sí he tenido muchas dudas de la rabia, de la actitud visceral y actitud del fiscal Montealegre. Aquí todavía hay esa investigación del ‘hacker‘ sin definirla contra mí, respetado magistrado", explicó el expresidente.

8. “Magistrado, yo quiero contarle todo lo que está en mi alma”.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez le reveló al magistrado César Reyes cosas que guardaba en su “alma”. En la indagatoria, le dijo al togado que desde hace muchos años tenía una obsesión con una enseñanza que le dejó un libro que, para él, era uno de los mejores. Se trataba de uno escrito por el expresidente estadounidense Richard Milhous Nixon.

“Yo, en la universidad de Harvard, estudié mucho liderazgo, y uno de los libros que más me ha conmovido es del presidente Nixon y uno de los consejos que él daba era ‘usted tiene que atrofiar los malos retoños’. Yo soy muy dado a tener reacciones inmediatas para que los malos retoños no crezcan”.

9. “Mencionan el tema de seguridad en contra de alguna persona y ahí mismo me hierve la sangre”.

El expresidente Uribe manifestó que el senador Iván Cepeda le gestionó un asilo a la esposa del preso Juan Guillermo Monsalve, supuestamente por problemas de seguridad, y que ahí mismo lo relacionaron con él. “A mí me mencionan el tema de seguridad en contra de alguna persona y me hierve la sangre”.

Por lo tanto, aseguró que de inmediato le dijo a su entonces abogado Diego Cadena que ese tema de la seguridad era muy delicado y que él lo debía pedir públicamente a la Corte o a las autoridades competentes. Y agregó: “Hay que reforzar ese pedido. Imagínese que le pase alguna cosa y que se me asigne. Bien dolido estoy con lo que pasó, que lo trasladan a una casa fiscal porque corría riesgo su seguridad. Ahí mismo ese sector de opinión pública que me odia (dijo): ‘No, es que Uribe lo va a mandar a matar‘, o cuando sale la mujer al extranjero a un asilo gestionado por el doctor".

10. “Yo nunca estaba pretendiendo que alternaran testimonios, ni que dijeran mentiras para favorecerme”.

En la indagatoria Uribe le contó al magistrado Reyes que cierto día, mientras entraba al Senado, recibió una llamada del abogado Diego Cadena donde le decía que lo necesitaba personalmente, durante al menos cinco minutos, para contarle algo. A esto, el expresidente le respondió que no podía.

Por lo tanto, el expresidente le dijo a Cadena que le contara vía telefónica. El abogado le iba a contar al expresidente que tenía en su poder una carta de Monsalve, donde este le pedía seguridad y que, además, le había hablado de un tema de “acción de revisión”, para lo cual le dijo el jurista que él estaba facultado.

“Esa parte de la acción de revisión no la objeté, yo confié en el abogado; él me dijo: ‘tengo la facultad‘, yo no tenía interés, solo (el interés) en que se dijera la verdad. Yo nunca estaba pretendiendo que alternaran testimonios, ni que dijeran mentiras para favorecerme”, aseguró Uribe al magistrado Reyes.

11. "Me duele mucho esto": Uribe sobre sus abogados.

Al final de la audiencia, el expresidente asegura que lamenta las críticas que han recibido sus abogados, en especial el penalista Jaime Lombana.

"Magistrado, ¿cuál concurso? La primera aclaración que le hice esta tarde fue la secuencia del tema de Jaime Lombana, Diego Cadena en el caso de Juan Guillermo Monsalve. Cuando se da esa coincidencia, el doctor Jaime Lombana no conocía a Diego Cadena. Y es un mes después cuando me manda a decir Juan Guillermo Monsalve, a través de Diego Cadena, que allá tiene que ir o Lombana o el doctor Jaime Granados. ¿Cuál concurso? ¿A dónde había un concierto del doctor Lombana, del doctor Cadena? ¿Dónde lo había conmigo? ¿Qué concierto hay porque yo le pido al doctor Granados darle esas informaciones a la Corte? ¿Qué concierto hay?, por favor. La verdad es que me duele mucho esto. ¿Usted cree que pedir que todo se le allegue a la Corte es para inducirla a error? No creo, magistrado", dice Uribe.

12. Harlington Mosquera: "Él dice que Iván Cepeda e Iván Velásquez le ofrecieron beneficios para que nos acusara".

El magistrado le pregunta al expresidente por el rol de Harlington Mosquera Hernández, otro de los personajes polémicos en su proceso.

Según cuenta, lo vio una vez, "el día de los hechos, en Pacho, Cundinamarca, el día en el cual empieza el episodio. Me extiendo. Yo llego en plena campaña del presidente Duque un sábado a Pacho, Cundinamarca. Esta persona me aborda y, saliendo yo entre las personas, me vuelve a abordar en la salida. Un hombre alto, grueso, moreno, joven y me dice: "Presidente Uribe, yo soy desmovilizado, yo he visto a doña Lina y a sus hijos en Medellín. Tengo una información muy grave que darle, porque me han abordado para declarar en su contra". Yo le dije al coronel, "pues vamos a oírlo". Entonces el coronel me dice: "el único sitio que se nos ocurre ahora es en el carro... Y él dice que Iván Cepeda e Iván Velásquez le ofrecieron beneficios para que nos acusara. Hoy es sábado, esto lo tengo que poner en conocimiento de la Corte el lunes, me dice que no hay problema. Ahí está interceptada la llamada. Antes de que se perdiera la señal en la cordillera de Pacho, Cundinamarca, a Zipaquirá, yo llamé al doctor Fabián porque era casi imposible hacer contacto con la oficina del doctor Jaime Granados ese día. Le dije: "mire, Fabián, mire lo que me acaba de ocurrir. Por favor que el lunes, sin dilación, se le haga conocer esto por parte de la oficina del doctor Jaime Granados a la Corte Suprema". Me dicen que así ocurrió y a ese señor, entiendo, yo no sé si lo llamaron o no. Lo cierto del caso es que hace 15 o 20 días o un mes el coronel Gustavo Rodríguez me dice que lo llamaron de aquí de la Sala a preguntarle el contacto de Harlington o de Hamilton Mosquera. Y le dije: "pero hombre, mi coronel, si eso ocurrió un sábado de campaña en Pacho, Cundinamarca, y ese mismo lunes la Corte tuvo conocimiento, allá tiene que estar ese contacto". 

13. "Carlos Enrique Areiza: Diego Cadena nunca tuvo en su mente ir a comprarlo".

Uribe respondió a una de las acusaciones más graves de su caso. "Hoy tengo que decirle a usted, magistrado, lo que le dije a Diego Cadena. No estoy de acuerdo que le hubiera dado ese dinero si me lo hubiera consultado le digo que no, pero mal haría yo si pienso que ese dinero fue para sobornar al señor Carlos Enrique Vélez o para que alterara un testimonio o que dijera una mentira de eso estoy seguro por el tiempo que he conocido a Diego Cadena de febrero de 2017 cuando acudió a mi casa, operado yo de próstata, hasta hoy. De lo que estoy seguro es que Diego Cadena nunca tuvo en su mente ir a comprarlo. No obstante, ni que alterarán la verdad yo no creo que Diego Cadena hubiera defraudado eso que yo le dije. Aquí lo único que se necesita es la verdad y usted también tiene manera de preguntar mis antecedentes yo creo que es el año 2019 yo creo que el Dr. Jaime Granados me puede conocer a mí desde el 2003, 2002, 2004 y por la misma época el Dr. Jaime Lombana y ellos saben cómo procedo yo en estas materias. Yo creo que ellos no pueden decir una palabra de que yo haya insinuado defraudar la justicia decir mentiras violar la ley... Ya se lo dije, honorable magistrado. Yo le dije que se le entregaba un lote de una urbanización a propósito muy bonita, todavía está en proceso en un terreno de mi señora en Montería y él se puso muy feliz él. Me dijo que tenía una novia en Montería y se puso muy feliz. Un lote que está llamado a tener mucho futuro a valer dinero en el futuro. Yo se lo había dicho esta mañana y la verdad no tengo nada que agregar sobre eso. Usted me preguntó si le hicieron escritura, entiendo que todo eso está en proceso, pero también le digo que mi familia honra la palabra. Eso se le prometió y eso se le cumple". 

14. "Siempre he tratado bien a Piedad (Córdoba), siempre".

El exmandatario habla de la exsenadora por cuenta de la visita que ella hizo al Tuso Sierra a una cárcel en Estados Unidos, en compañia de Iván Cepeda y Rodrigo Lara.

El magistrado le pregunta cómo es su relación con ella y Uribe contesta: "De luces y de sombras. En ocasiones me abraza y me da besos, en ocasiones piden México que yo soy un violador de derechos humanos que me tienen que tumbar de la Presidencia. En los últimos tiempos cuando yo fui gobernador de Antioquia y era cercana yo traté a todo el mundo allá y mi señora es una persona sencilla y la ciudadanía la busca. Piedad Córdoba la buscaba mucho. Mi señora la recibía bien y hace unos meses Piedad Córdoba fue a mi casa me llevo una corbata de regalo. Mi mujer sacó ahí, no fue una comida formal, sacó algunas cosas ahí como para pasar y me dijo que Maduro quería que como yo sí era un adversario claro, que yo ayudar a alguna salida a lo de Venezuela. Fui muy elusivo le dije yo no me puedo meter en eso, hay que hablar con el presidente Iván Duque, etcétera. Más nada volví a saber de ella. Por eso le digo que ha sido una relación de luces y de sombras". El magistrado le preguntó si hablaron ese día de la reunión con el Tuso. "Esa noche que ella me visitó, dije aquí me va a negar todo entonces fue muy general y no me confirmó eso ni me puse a preguntarle, el tema general hice como que no me importaba el tema. El tema principal fue Maduro tema en el cual no acepté entrar, honorable magistrado".

15. "María Claudia Daza, es hija de un dirigente del César que me acompañó desde finales de los años 90".

Cuando Álvaro Uribe rindió esta indagatoria, su asistente, María Claudia Daza, no era conocida por la opinión pública.

Sin embargo, ya había sido referenciada en el proceso por sus conversaciones con Diego Cadena. Uribe le describe a la Corte Suprema, quién es Caya Daza: "María Claudia Daza es hija de un dirigente del César que me acompañó desde finales de los años 90. Ella hizo una especie de coordinación de mi oficina del senado y una familia por la que siento cariño". Sobre las conversaciones del proceso asegura: "No tengo conocimiento, o no recuerdo. Ella me dijo fue muy de paso, porque no he querido involucrarla a ella en estos temas, que su hijita que vive en Miami había recibido una información sobre otro testigo que hubo contra mi hermano, el mayor Meneses. Y entonces, yo sé y lo estudié ahora en el expediente que ustedes nos entregaron, que hay unas conversaciones con Diego Cadena, pero a nada trascendieron. El tema del Tuso Sierra, con María Claudia. No lo tengo en mi mente, que tengo en mi mente es lo que le dijeron en Miami sobre Meneses que a nada trascendió, eso quedó vago en el aire".

16. "He tenido muchas dudas de la rabia, de la actitud visceral y actitud del fiscal Montealegre".

Uribe explicó en la audiencia la gran distancia que tiene con el exfiscal Eduardo Montealegre, quien la semana pasada lo denunció por delitos de lesa humanidad.

"Yo sí he tenido muchas dudas de la rabia, de la actitud visceral y actitud del fiscal Montealegre", dijo el expresidente.

"Aquí todavía hay esa investigación del ‘hacker‘ sin definir. ¿Sabe cuándo supe yo lo del ‘hacker‘? Supe lo del ‘hacker‘, cuando estalló el escándalo y le dije a Óscar Iván, ¿quién es el tipo?. Me dijo Óscar Iván: es una muy buena persona, me dijo que como hay que manejar campaña en redes lo contraté para asesoría de redes. Le dije: si me hubieras consultado, te hubiera dado esta respuesta, no por inteligente yo, sino por viejo. ¿Con quién trabajaba? Me habrías dicho que él había trabajado con Juan Manuel Santos y con JJ Rendón. Te hubiera dicho: no lo contrates. Todo lo que supe yo del tal ‘hacker‘, y vea en la que estoy desde el segundo semestre de 2014 y estamos llegando a finales de 2019", dijo.

17. "Pagos de narcotraficantes a asesores políticos de Santos”.

El magistrado le pregunta al expresidente Uribe cómo conoció al abogado Diego Cadena, a lo que el exmandatario dice que estando en su casa recibiendo comunidades étnicas, llegó su primo segundo Mario Uribe en compañía del legista.

Cadena le contó a Uribe que había sido abogado de algunos presos en la cárcel de Miami y que había colaborado con la DEA y la CIA para lograr acuerdos. En ese momento, habló de un episodio sobre el presunto pago ilegal asesores electorales de la campaña presidencial de Santos en 2010.

“Me dice: yo le hice saber a usted en 2014 sobre los pagos de narcotraficantes a asesores políticos de Santos, que se hicieron en el 2011 y que fueron de al menos 12 millones de dólares y que esos 12 millones de dólares, 2 habrían ido en el 2011 a pagar cuentas insolutas, impagadas de la campaña Santos 2010. ¿Y por qué no siguieron en el tema si yo lo denuncié? Me dijo porque mi cliente Diego Rastrojo dijo que, por las circunstancias políticas del país, mejor no.

Efectivamente, en el 2014 yo supe de eso y lo denuncié y entregué unos elementos probatorios que recibí del doctor Jaime Granados y el doctor Jaime Lombana, bien importantes, en la Fiscalía General de la Nación y la procuraduría.

Me extrañó mucho, señor magistrado, que eso no se quiso investigar y eso lo taparon con el ‘hacker‘”.