valle del cauca

Procuraduría profirió cargos contra el alcalde de Palmira, Valle, por presuntamente propiciar quema de peaje en el paro

El peaje ubicado en la vía Palmira - Cali fue quemado luego de que ordenó el retiro de la fuerza pública.


Durante el paro nacional del año pasado, el peaje ubicado en la vía que conduce de Palmira a Cali fue quemado por vándalos.

Previo al acto vandálico hubo una manifestación en la que participó Óscar Escobar, alcalde de dicho municipio. Esta marcha, que se desarrolló de forma pacífica, inició en el sector Llanogrande y se extendió por esta carretera hasta llegar al puesto de cobro vehicular en cuestión.

La movilización tuvo lugar en la tarde del 5 de mayo de 2021. Cabe recordar que Escobar decidió participar en la actividad luego de pedir perdón a los ciudadanos por no escuchar los reclamos sobre los abusos de la fuerza pública en las protestas.

En cuanto concluyó la marcha en el peaje, el mandatario decidió retirarse, dejando las casetas a merced de los vándalos en medio de las tensiones que para ese momento se vivían por cuenta de las protestas, pues no había presencia de la fuerza pública para custodiarlo. De acuerdo con la Procuraduría General de la Nación, el mandatario habría ordenado previamente a los uniformados que se retiraran del lugar.

Por estas presuntas omisiones en sus funciones como alcalde, la entidad emitió una serie de acusaciones en su contra.

“La Procuraduría General de la Nación profirió pliego de cargos al alcalde de Palmira, Valle del Cauca, Óscar Eduardo Escobar García (2020-2023), por, al parecer, pedir a la fuerza pública que se retirara de un peaje, cuyas instalaciones fueron vandalizadas y quemadas durante una jornada de protestas que tuvo lugar en mayo de 2021″, dijo el ente en un comunicado.

El organismo de control estableció que “el mandatario participó en la marcha y, presuntamente, solicitó a los miembros de la Policía Nacional no hacer presencia en el desarrollo de la misma, lo que expuso a quienes no hicieron parte de ella y facilitó la realización de los hechos que condujeron a la quema del peaje Ciat”.

En ese sentido, la Procuraduría afirma que Escobar, como primera autoridad de Palmira, incumplió sus deberes e incurrió en falta disciplinaria por acción, pues sus decisiones propiciaron los desórdenes públicos mencionados y además interrumpieron la seguridad ciudadana.

“Provisionalmente, la Procuraduría Provincial de Instrucción de Cali calificó la presunta falta como grave a título de culpa gravísima”, concluye la comunicación del Ministerio Público.

En su momento, tras la quema del peaje, el alcalde de Palmira aseguró en su cuenta de Twitter que ese acto vandálico sucedió “a pesar del diálogo y los acuerdos logrados previamente, y que muchos caminamos esta tarde hasta el peaje en señal de apoyo, otros no entendieron que la protesta pierde legitimidad cuando deja de ser pacífica y se vuelve violenta”.