Home

Nación

Artículo

Santiago Murillo y su papá, Miguel Murillo
Santiago Murillo y su papá, Miguel Murillo | Foto: Cortesía

Nación

¿Quién era Santiago Murillo, joven asesinado durante el paro en Ibagué? Así lo recuerdan su papá y su novia

Tenía 19 años y no participó en las protestas, según su padre. El hecho se suma a las ya conocidas denuncias de presuntos casos de abuso policial en el marco del paro nacional.

4 de mayo de 2021

El Día del Trabajo, 1.° de mayo, fue un día de manifestaciones que continuaron con la mecha ya prendida por el paro nacional del 28 de abril. Miles de personas en todo Colombia marcharon pacíficamente, otras incurrieron en actos vandálicos, así como algunos uniformados de la Policía Nacional, al parecer, habrían abusado de la fuerza con la ciudadanía. La muerte de Santiago Murillo, joven de 19 años de Ibagué, Tolima, es una de las historias que ha estremecido al país.

El joven estaba con su novia Estefanía Silva el sábado por la tarde, cuando él se fue a eso de las 6:30 de la tarde y se encontró con un grupo de personas en la calle 42, a menos de cuatro cuadras de la casa de ella, cerca de la Universidad del Tolima. Aunque no estuvo en el momento exacto, en entrevista con SEMANA relató que lo que sabe es que él y las otras diez personas iban bajando por esa vía, porque en la calle 37 la situación se veía tensa y prefirieron alejarse de ahí.

Mientras caminaban, en la calle 60 se cruzaron con agentes del Esmad y un grupo de motorizados. Uno de ellos, “blanco y robusto”, es la persona que le habría disparado a Santiago, según su pareja.

Después vino lo peor. Según la Clínica Nuestra de Ibagué el impacto de un arma de fuego en el tórax de Santiago fue la razón de su muerte, pues la gravedad de la herida fue profunda. “La Policía lo mató”, sostuvo la joven.

Miguel Murillo, su papá, lo recuerda como un muchacho querido por sus amigos, por su familia, por las mamás de sus amigos, por todos los que estaban a su alrededor. “Era un pelado educado, juicioso, sociable, una persona responsable, era un excelente niño”, relató y añadió que Santiago solía pasar mucho tiempo en la casa y que cuando salía, por lo general era con él a montar en bicicleta o con su novia Estefanía, y que, de vez en cuando, iba a la casa de su tía.

Aunque algunas versiones previas señalaron lo contrario, el papá de Santiago dice que su hijo no participó en las protestas. Aunque se acercó a una zona de manifestaciones, quizá por curiosidad, Miguel tiene la certeza de que su hijo no estaba manifestándose ni mucho menos lo hizo lanzando piedras o con violencia, algo que de cualquier forma no justificaría, si es que así ocurrió, que recibiera un disparo de un integrante de la Policía.

“Él no era de las personas que participan en esas cuestiones. Yo soy hincha del Tolima, pero nunca le inculqué eso, porque a la edad de ellos me daba miedo que de pronto él pudiera ser parte de ese grupo”, explicó Murillo, quien resaltó que apoya las protestas y exigencias ciudadanas, pero jamás el vandalismo y los disturbios. “Ni yo, ni Santiago, nunca le di la educación para que hiciera eso”, explicó.

Miguel Murillo pidió que termine la violencia y agradeció a todos los que han marchado por su hijo y le han dedicado homenajes. “Pero eso no me lo va a devolver, lo que quiero es que esto no se repita (...) que todo se resuelva y que no quede impune, porque eso fue un asesinato de mi hijo por parte de un policía”, sostuvo.

A pesar de la situación descorazonadora de Miguel, después de la pérdida de su único hijo, los trámites no dan espera. Estuvo toda la mañana en la Fiscalía y le informaron que la investigación ya está avanzando, pues solicitaron las grabaciones de las cámaras de seguridad. Además, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, también se acercó a él y le prometió que su gobierno se esforzará para que no haya impunidad en el caso.