Tendencias
Mauricio Leal
Mauricio Leal - Foto: Captura de pantalla tomada de video publicado en la cuenta de Instagram @maitoleal

nación

¿Rastros de la mafia o de la corrupción en el asesinato de Mauricio Leal y su mamá?

SEMANA revela los últimos detalles de la investigación por el homicidio del famoso estilista Mauricio Leal y su mamá.

A Mauricio Leal le endulzaron el oído. Aunque era uno de los estilistas más reconocidos del país y su fama crecía como la espuma, al parecer le llegaron con una propuesta difícil de rechazar. Ampliar su negocio y que su nombre y prestigio no solo sonaran en Bogotá, sino en otras ciudades de Colombia. Pero el plan iba más allá: pasaría así de ser el estilista del jet set criollo a codearse en pasarelas internacionales, alfombras rojas y con estrellas de la farándula mundial.

Cumplir esto requería una inversión millonaria y hay rastros de que detrás de ese capital estarían presuntamente dineros de la mafia o de la corrupción. La fórmula era clara: por medio de los negocios de Leal, que buscaban expandir en el exterior, entrarían fuertes sumas de dinero para ser lavadas. Por su parte, el estilista vería crecer su imperio convirtiéndose en una estrella.

Esta es una de las líneas de investigación sobre el caso del doble homicidio, como ya confirmó la Fiscalía, de Leal y de su mamá, Marleny Hernández, cuyos cuerpos fueron encontrados el 22 de noviembre en su lujosa vivienda de un condominio en la vía a La Calera. Desde entonces, todos los reflectores están sobre este caso.

La otra línea de investigación tiene que ver directamente con quién fue la persona que los asesinó. La duda, que en principio parece resuelta con la captura de Jhonier Leal, quien fue detenido la noche del viernes, como presunto responsable del doble homicidio, sigue.

La peluquería de Mauricio Leal era un éxito, era la cita obligada de los famosos cuando de belleza se trataba. La facturación era grande y ahí se convirtió en un botín importante para quienes le ofrecieron participar en la triangulación de dinero con fines de lavado. Al parecer, Leal se dejó seducir por las propuestas, pero su tranquilidad empezó a quebrarse cuando supuestamente pusieron una persona que estuviera muy cerca de él y al frente de los millonarios movimientos de dinero.

Otra persona también se acercaría a Leal y sería el enlace con los mafiosos.

Para el momento del doble homicidio, el negocio de Leal contemplaba planes de crecimiento, y su peluquería principal, ubicada en la Zona Rosa de Bogotá, estaba siendo ampliada a un piso más. Según se conoció, el negocio incluía llevar la marca a España, donde miembros de la red criminal que abordó a Leal tenían tentáculos y necesitaban justificar sus movimientos de dinero.

La facturación era millonaria, y esa es otra de las pistas que se siguen en la investigación. De acuerdo con los análisis financieros, tenía inconsistencias y no era sistemática. Es decir, había momentos de picos de ingresos fuera de lo normal, que no tenían explicación contable.

Por tanto, una de las claves del proceso está en la oficina de contabilidad, ubicada a unas cuadras de la peluquería, cuya existencia reveló SEMANA. En esta se ha encontrado abundante información de las millonarias transacciones realizadas. Ahí fueron decomisados cientos de documentos en físico y discos duros de computadores en los que están las claves del presunto lavado de activos que habría detrás del crimen, tal como lo dijo el fiscal Francisco Barbosa en entrevista con Vicky en Semana.

Ya las investigaciones han dejado claro que hay por lo menos tres empresas a través de las cuales se movía el dinero, una de estas ligada al Valle del Cauca. El hilo conductor deja ver millonarios giros desde las cuentas de Mauricio Leal hacia estas empresas, sin que existiera una justificación clara.

Además, ha llamado poderosamente la atención la presunta compra en efectivo de un inmueble valorado en más de 700 millones de pesos y cajas fuertes a las que solo tenía acceso el famoso estilista, en las que también había gruesas sumas de dinero.

Como le ha contado el círculo más íntimo de Leal a SEMANA, días antes de su muerte lucía preocupado y nervioso, pensaba que lo estaban siguiendo y, además, recibió visitas en su negocio de personas desconocidas. Por eso, los investigadores revisan horas de grabaciones en video de los circuitos cerrados de televisión del local y del condominio en la vía a La Calera. El cotejo se está haciendo desde días antes y después del doble homicidio.

¿Quién suplantó a Mauricio?

Hay algo que ya tienen claro las autoridades: las conversaciones de chat que supuestamente sostuvo Mauricio Leal con sus colaboradores ese 22 de noviembre, cuando fueron encontrados los cuerpos sin vida, no habrían sido escritas por él. Los empleados de la peluquería le habían confirmado ya a SEMANA que Leal no acostumbraba a escribir, prefería los mensajes de voz y por eso dudaban de estos chats.

Este interrogante se suma a los resultados de los exámenes forenses, en especial en documentos de Medicina Legal a los que tuvo acceso este medio, en los cuales se busca establecer “la ventana de muerte e intervalo post mortem”, que es, según señala el documento, “el lapso transcurrido entre la última vez que el fallecido fue visto vivo y el momento de hallazgo del cadáver, ambos manifestados por testigos confiables”.

En la práctica, lo que se busca establecer es el momento exacto de los homicidios, teniendo como base las pruebas de vida, evidenciadas en los últimos mensajes de voz que enviaron desde sus celulares contra el intervalo post mortem, que, según estableció Medicina Legal, es de aproximadamente 30 horas.

“Basándonos en los EMP (Elementos Materiales de Prueba) y EF (Evidencia Física) recolectados en el proceso de la referencia se ha determinado que la víctima Marleny Hernández se encontraba con vida el 21 de noviembre de 2021, a las 7 y 14 de la noche, momento en que envía mensaje de voz por la aplicación WhatsApp”.

En otro aparte del documento, se refiere a la última señal de vida del famoso estilista. “La víctima Mauricio Leal envió mensaje de audio por la aplicación WhatsApp a las 9 y 55 de la noche, determinando que a esa hora se encontraba con vida”.

Sin embargo, el mismo dictamen dice: “Una vez realizado, el promedio de los dos casos es de aproximadamente 30 horas (de muerto); es de anotar que estos cambios post mortem dependen de múltiples factores y variables, por lo tanto, se da un aproximado, es decir, unos márgenes o rangos variables; por esta nueva información se puede establecer un margen tal y, como se había dicho, este rango es inferior a 42 horas, con un promedio de 30 horas”.

Los primeros análisis grafológicos a esta carta, supuestamente escrita por Leal antes de su muerte, arrojan inconsistencias en su escritura.
Los primeros análisis grafológicos a esta carta, supuestamente escrita por Leal antes de su muerte, arrojan inconsistencias en su escritura. - Foto: Guillermo Torres Reina

Por eso, la conclusión a la que buscan llegar los investigadores es quién pudo estar suplantando y usando el teléfono celular de Mauricio Leal ese lunes 22 de noviembre cuando ya se encontraba sin vida. Llama la atención que en este tiempo hubo llamadas rechazadas y hasta chats con empleados de la peluquería y con su conductor, Jair, que seguramente fueron hechos por el o los asesinos de Leal y Marleny Hernández.

Para las autoridades es clave aclarar con quiénes estaban ellos en ese intervalo de tiempo y lo que han dicho los principales testigos. Por ejemplo, Jhonier Leal, su hermano, en entrevista con Vicky en Semana, afirmó: “Compartí con ellos hasta las horas de la tarde del día anterior. Vimos películas, dormimos juntos, luego ellos se quedaron en el cuarto y yo decido bajar a Bogotá a visitar a un amigo que estaba de cumpleaños. Subo después de las 11:30 de la noche aproximadamente, ellos ya están acostados, mi mamá dormía con Mauro en el cuarto. Les hablé en voz baja y me dijeron: ‘Buena noche, que duermas’”.

Ninguna ficha ha quedado suelta en este rompecabezas en materia financiera, movimientos de dinero, lavado de activos, vínculos de su círculo cercano, relaciones con la mafia, conversaciones de chat, y ya se dio un paso importante: fue capturado Jhonier Leal como primer responsable de este homicidio y se le imputan los cargos de homicidio agravado por el parentesco, por estado de indefensión y sevicia, y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio. La Fiscalía pedirá medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.