nación

¿Será un problema de seguridad la llegada de los afganos a Colombia?

El ministro de Defensa Diego Molano se pronunció frente al temor de que con la llegada de los ciudadanos afganos se agudicen los problemas de seguridad en Colombia.


Lo primero que aclaran desde el Gobierno nacional es que la de los afganos es una estadía transitoria, pues estos ciudadanos tendrán financiación de Estados Unidos. Además, enfatizan en que los delitos no tienen nacionalidad y quien los cometa debe ser procesado. Más de allá de los medios, basados en arquetipos infundados, es el momento de mostrar solidaridad.

“Esperamos que el esfuerzo de solidaridad que ha mencionado el presidente Duque con cuatro mil ciudadanos afganos se desarrolle en un esfuerzo temporal”, indicó el ministro de Defensa, Diego Molano, quien agregó que la estadía será tránsito, pues tendrá como objetivo la expedición de la visa hacia Estados Unidos.

El ministro recordó que este domingo se adelantó una reunión para definir coordinaciones logísticas y operativas de su localización. “Es un esfuerzo intersectorial entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Defensa Nacional y el Ministerio de Salud”. Además, habrá concertación con los gobiernos locales y departamentales. La ayuda humanitaria se dará de manera temporal y será financiada por Estados Unidos.

Por otra parte, frente a los hechos delincuenciales en los que están involucrados ciudadanos venezolanos, dijo que el Gobierno nacional por órdenes del presidente Iván Duque y la coordinación de Migración Colombia le están apostatando a que el estatuto de protección no solo sirva para ayudar a las familias de extranjeros que han tenido que huir de su país, sino que además se ejerza mayor control para que así mejorar la seguridad.

“Ese estatuto tiene el objetivo de registrar e incluir a un millón ochocientos mil venezolanos, y ya van un millón doscientos mil preidentificados. La ventaja de tener esos registros es que los extranjeros puedan acceder a los beneficios de un trabajo temporal mientras que se restituyen las posibilidades de le democracia en Venezuela y puedan retornar”, indicó Molano.

De igual manera, el jefe de la cartera señaló que esa medida también tiene otra intensión: “Al estar bajo un modelo de informalidad y mientras aprovechan las oportunidades de empleo y salud, esto permite individualizar a todos aquellos que cometen un delito en contra de la Constitución o la ley colombianas”. El ministro recalcó que el trabajo de consolidación de información estaría listo a finales de este año. Para lograr cumplir con la meta se ha trabajado articuladamente entre el Distrito Capital para que puedan registrar según instrucciones de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

“El delito no tiene pasaporte, el delito no tiene visa diferente, el delito es en contra de la Constitución colombiana y por eso deben pagar aquí en Colombia”, advirtió el jefe de la cartera de Defensa para ser enfático en que quien cometa delitos en este país, sin importar la nacionalidad que sea, rendirán cuentas en territorio colombiano.

El pronunciamiento lo hizo en medio del primer balance tras el plan de mitigación de hechos delincuenciales en Bogotá donde señaló que, con ayuda de más de 1.500 uniformados se logró la captura de 351 personas en toda la ciudad, varias de estas por homicidio. En relación con los delitos que se cometieron en 2019, se registró una reducción importante en varios de los delitos, comparando las mismas semanas con este año.

De las 351 personas capturadas, 60 son de nacionalidad venezolana o extranjeros, por lo que cobra relevancia avanzar en la legalización de extranjeros para que paguen por sus delitos, según señaló el jefe de la cartera de seguridad.