Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/30/2019 9:29:00 AM

“Vamos a seguir cumpliendo así el Estado nos incumpla”: Carlos Antonio Lozada

En diálogo con SEMANA, el vocero de la Farc en el Senado dio por expulsados a Iván Márquez y los demás disidentes del partido, asegura que no es posible montar un proyecto revolucionario desde la lucha armada y pidió defender los acuerdos de paz a pesar del "duro golpe".

“Vamos a seguir cumpliendo así el Estado nos incumpla” Carlos Antonio Lozada Senador del Partido Farc, Carlos Antonio Lozada. Foto: Esteban Vega / SEMANA

SEMANA: Segun el exfiscal Néstor Humberto Martínez había un plan de Márquez para asesinarlo a usted, ¿qué opina de eso?

Carlos Antonio Lozada: En realidad no tengo idea de a qué se refiere el exfiscal Néstor Humberto Martínez, me parece extraño porque asegura que se reunió conmigo y que me dio a conocer esa situación, lo cual puedo asegurar es totalmente falso. No sé qué intenciones busque él tratando de crear cizaña en una situación muy compleja. No tengo tampoco elementos para pensar que se va a atentar contra mi vida, o la de otro dirigente del partido. Desestimo esas declaraciones. Lo que sí voy a hacer es buscar al fiscal de la Unidad Especial de Investigación para poner en conocimiento esa situación y se invite al exfiscal Martínez para que aclare su aseveración y aporte la información que pueda tener.

SEMANA: En su discurso, Iván Márquez dijo que se rearmó por los incumplimientos del Estado. Esa no parece una justificación de peso…

C. A. L.: Lo que hubo fue una lectura muy equivocada de la realidad política del momento. Cuando nosotros firmamos los acuerdos sabíamos que no iba a ser fácil la implementación. Sabíamos que esta iba a estar determinada por la correlación de fuerzas que se pudiera construir y eso implicaba sumar mayorías en torno al apoyo del acuerdo. Pero esa lucha debe darse en el terreno político. 3 o 4 comandantes, por más importantes que sean, no van a poder obligar al Estado a implementar los acuerdos. Por eso creemos que la actitud de quienes han decidido volver a las armas es equivocada y desconectada de la realidad.

SEMANA: ¿Qué implicaciones políticas ha tenido el surgimiento de la nueva guerrilla en el Partido Farc?

C.A.L.: De alguna manera, esta determinación que ellos han tomado nos releva a nosotros de haber tenido que tomar una decisión interna. Con esto ellos ya se están yendo del partido y eso va a permitir que cese el ruido interno que había. Esto nos va a servir a mediano plazo para consolidar la posición de jugársela a fondo por el proceso de paz. Es previsible que el uribismo aproveche todo lo sucedido para decir que ya no se necesita el acuerdo y que hay que acabarlo. Por eso es fundamental que la fuerzas políticas que han defendido la paz lo sigan haciendo.

SEMANA: Pero no son pocas las voces que van a pedir la modificación de los acuerdos…

C.A.L.: Indudablemente la decisión que anunciaron Iván Márquez y quienes lo acompañan va a reforzar el mensaje de los que quieren insistir en la necesidad de cambiar los acuerdos. Pero hoy en día la situación no es la misma que teníamos en 2016. Esa extrema derecha recalcitrante y militarista ha ido perdiendo capacidad de maniobra política a pesar de estar en el gobierno. Eso se ha visto reflejado en la poca gobernabilidad que tiene el presidente Duque. Nosotros tenemos la certeza de que a pesar de lo duro que es este golpe para la credibilidad del proceso, se equivoca la extrema derecha al pensar que está en capacidad de hacerlo trizas.

Indudablemente la decisión que anunciaron Iván Márquez y quienes lo acompañan va a reforzar el mensaje de los que quieren insistir en la necesidad de cambiar los acuerdos.

SEMANA: ¿No es posible que algunos de los partidos que se opusieron al gobierno en las objeciones terminen impulsando cambios a los acuerdos por cuenta de la nueva situación?

C.A.L.: No. Pienso que va a pasar lo contrario. Hoy todo el mundo está hablando de la necesidad de aumentar la movilización y la unidad de todos los sectores que estamos por la paz. Cada día hay menos espacio en la sociedad colombiana para los discursos radicales y estos ya no tienen mucha posibilidad de consolidarse en el escenario político. Nosotros vamos a seguir cumpliendo así el Estado nos incumpla. Hay que ser muy iluso para pensar que todavía es posible en este país montar un proyecto revolucionario desde la lucha armada que tenga el apoyo del pueblo y la capacidad de tomarse el poder. Esta paz se va a consolidar es conquistando el corazón y la voluntad de los colombianos.

Puede leer: ‘No nace una nueva guerrilla, sino una banda de narcoterroristas‘: Duque

SEMANA: ¿Cómo evalúa la capacidad militar de la nueva guerrilla?

C.A.L.: Conocemos profundamente cómo es la dinámica de una lucha armada. Nosotros logramos montar un ejército a lo largo de 50 años porque había unas condiciones históricas concretas. Armar fuerzas guerrilleras no es un tema menor. Para eso no solo se requieren recursos sino un apoyo y un respaldo popular que hoy no es posible conseguir en Colombia. Con esto no quiero decir que los nuevos alzados en armas no tengan capacidad de afectar y de hacer daño. Pero no pienso que de allí vaya a surgir un proyecto con capacidad militar de enfrentarse al Estado. En el video que publicaron hay muchas inconsistencias. Si son una guerrilla que no va a combatir con los militares, ¿entonces qué son?

Nosotros logramos montar un ejército a lo largo de 50 años porque había unas condiciones históricas concretas. Armar fuerzas guerrilleras no es un tema menor.

SEMANA: ¿Entonces serán un grupo puramente terrorista? Porque hablaron de ataques a la “oligarquía”.

C.A.L.: Pues esa es una de las interpretaciones que se puede hacer de lo que dijeron. Eso de paz a las Fuerzas Armadas y guerra a la oligarquía se puede entender de mil formas. Lo que es seguro es que se va generar un tipo de conflicto que va a hacer daño, que va a generar dolor y más victimización.

SEMANA: ¿Esta nueva guerrilla nace con el respaldo del gobierno de Venezuela como afirmó el presidente Duque?

C.A.L.: La existencia de grupos armados en la frontera con Venezuela no es un tema de ahora. Eso viene desde antes que llegara Chávez al escenario político. Por eso esa afirmación de que tienen un respaldo de Venezuela hay que mirarla con cuidado. El gobierno colombiano ha sido incapaz de controlar el territorio nacional en varios departamentos. Entonces no podemos exigirle al gobierno venezolano que garantice la seguridad en la frontera cuando nosotros mismos no hemos podido hacerlo. La extrema derecha ha tomado el camino de acusar al gobierno venezolano de resguardar grupos armados cuando lo que se debería estar haciendo es tender puentes para buscar una solución conjunta. En lugar de tratar de tumbar a Maduro, el presidente Duque tendría que mejorar esa relación para obtener resultados.

En contexto: ¿Cómo podría moverse el mapa de la guerra con el anuncio de Iván Márquez?

SEMANA: ¿De dónde sacaron las armas Márquez, el Paisa y Santrich? Hay quienes piensan que las Farc dejaron esos fusiles encaletados…

C.A.L.: En Colombia conseguir recursos ilegales es la cosa más sencilla y elemental. ¿Y las armas?, vayan a San Victorino. Ahí se consiguen los revólveres y las pistolas y eso lo sabe todo el mundo. Nosotros que estuvimos en armas 53 años sabemos que la mayoría del armamento llega por la corrupción de las Fuerzas Armadas. ¿Qué hubiera pasado si hubiese quedado el registro de toda la nomenclatura de las armas que nosotros entregamos? Se hubiera sabido que buena parte de esa fusilería viene de Indumil. De manera que esa tesis de que ellos están usando armas que dejamos guardadas no tiene sentido.

SEMANA: ¿Cómo afecta esto la situación de los excombatientes en los ETCR?

C.A.L.: Si continúan los incumplimientos obviamente va a haber gente que se vea tentada a volver a las armas. Eso es una realidad que no puede negarse. Pero no creo que vayan a correr masivamente a apoyar a Iván Márquez. Pienso que esa es una visión fatalista. La inmensa mayoría de los desmovilizados seguimos comprometidos con la paz.

Si continúan los incumplimientos obviamente va a haber gente que se vea tentada a volver a las armas

SEMANA: ¿Es posible una campaña política exitosa de un partido que comparte el nombre con una guerrilla activa?

C.A.L.: Nosotros nos vamos a ver obligados a adelantar una decisión que le corresponde a la asamblea nacional del partido. Vamos a tener que cambiar el nombre porque eso indudablemente nos genera unas dificultades de comunicación tremendas.

Le puede interesar: Todos los ojos en la JEP: el duro golpe del rearme a la justicia

EDICIÓN 1968

PORTADA

Uber y el eterno debate para regular las plataformas

El pleito con Uber es solo la punta del iceberg del fuerte pulso regulatorio y de competencia que tienen las plataformas con el Gobierno. Los impuestos y los vínculos laborales son la papa caliente del debate. ¿Se podrá llegar a un acuerdo?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1968

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.