Tendencias
La emergencia se presentó en el sector de Pozo 7.
La emergencia se presentó en el sector de Pozo 7. - Foto: Alcaldía Barrancabermeja.

nación

Descartan manos terroristas en explosión de depósito de gas en Barrancabermeja, Santander

Dos niñas permanecen en estado crítico y otras tres personas continúan desaparecidas.

Un grupo especializado de investigadores antiexplosivos de la Policía, con caninos, llegó este domingo a Barrancabermeja (Santander) para indagar y establecer las causas de la explosión que se registró la noche del pasado sábado primero de octubre en un depósito de gas, ubicado en el sector de Pozo 7.

El hecho, que ocurrió hacia las 8:00 p. m., hasta el momento ha dejado 22 personas afectadas, dos de estas (menores de edad) de gravedad, tres desaparecidos y un muerto. Este domingo las autoridades y organismos de socorro activaron un Puesto de Mando Unificado (PMU) en la zona de la emergencia, donde ya se han recopilado varias pruebas para establecer cómo ocurrió todo.

“En el lugar también nos encontramos con la ESE Barrancabermeja atendiendo a las personas que requieren atención en salud. Además de eso, hemos terminado la caracterización de las viviendas para hacer el respaldo en temas de infraestructura y en temas de atención humanitaria a las familias. Y, por supuesto, estamos aquí en el lugar respaldando, también, a los organismos de investigación para que se den con las responsabilidades de los hechos sucedidos ayer”, dijo el alcalde de Barrancabermeja, Alfonso Eljach.

Así mismo, las autoridades indicaron que de forma preliminar se descartó que la explosión haya sido causada por manos terroristas. Sin embargo, el personal de antiexplosivos de la Policía continúa realizando la respectiva inspección técnica del lugar.

En estos momentos el CTI se encuentra haciendo la respectiva valoración del escenario donde ocurrió el estallido y posteriormente entregarán un informe detallado, de las posibles causas de esta explosión”, afirmó Adith Romero, subsecretario de Gestión del Riesgo.

Debido a la gravedad de esta situación, se ordenó el cierre de las vías de acceso al sector de Pozo 7, entre ellas las vías que comunican a los barrios Oro Negro, Villarelys III y Chapinero, toda vez que en el área todavía hay alta concentración de gas. Así mismo, “los adultos mayores y mujeres embarazadas están siendo evacuados hacia lugares más seguros, toda vez que en la zona aún se puede percibir mucho olor a gas”, agregó Romero.

Entre tanto, el balance entregado por las autoridades indica que de los 22 heridos, cinco ingresaron la Clínica Magdalena, donde ingresaron tres menores de edad; de estos, dos fueron remitidos de urgencia hasta el Hospital Universitario de Santander (HUS) y el Hospital Internacional de Colombia (HIC), en Bucaramanga y Piedecuesta, respectivamente, debido a que presentan quemaduras en más del 65 % de sus cuerpos.

En la Clínica San Nicolás fueron recibidos otros menores de edad con politraumas moderados. Se encuentran estables. Ahora bien, 14 personas ya fueron dadas de alta y dos permanecen en observación clínica. Hasta el momento se confirma la desaparición de tres personas y el fallecimiento de una más.

Cerca de 70 familias fueron calificadas por los organismos de socorro como damnificadas, tras el incendio que duró más de dos horas. Ese número de hogares están siendo evacuados para que las unidades judiciales de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación puedan inspeccionar y emitir un concepto del incidente.

Tras el inicio de evacuaciones, uniformados de la Fuerza Pública se encuentran protegiendo los bienes de estas familias.