valle del cauca

Vuelve y juega: accidente que involucra ambulancia en Cali deja cuatro heridos

Un nuevo accidente que involucra ambulancias se registró en Cali este martes. Es el segundo en menos de un mes.


Un aparatoso accidente de tránsito se registró en la madrugada de este martes, 19 de abril, en el sur de Cali. Un vehículo particular y una ambulancia colisionaron, dejando un saldo preliminar de cuatro personas heridas.

El choque ocurrió en la calle 9 con carrera 44, zona altamente transitada. De acuerdo con el medio local Radio Reloj, los heridos serían dos tripulantes de la ambulancia y una pareja que iba en el vehículo particular.

Los cuatro heridos fueron trasladados a centros asistenciales del sur de la capital del Valle del Cauca.

Al parecer, el accidente se presentó cuando el vehículo particular fue embestido por la ambulancia en un cruce vial a la altura de la dirección mencionada anteriormente. Es el segundo siniestro en Cali que involucra ambulancias en menos de un mes.

El incidente recuerda a otro ocurrido en la primera semana de este mes, cuando una ambulancia, en la Avenida Circunvalar de Cali, invadió el carril contrario y colisionó con dos motocicletas. En ese momento, el alcalde Jorge Iván Ospina pidió “sacar de circulación a esta mala empresa y al criminal de esta ambulancia”.

“Esa pelea por pacientes que adelantan las ambulancias en Colombia y en Cali es un asunto criminal”, agregó Ospina en esa ocasión sobre las imprudencias de las ambulancias.

Cuando sucedió este accidente, la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres Agredo, se pronunció asegurando que en la ciudad hay “más 669 ambulancias registradas en el sistema de habilitación. Ahora, iniciaremos todo el proceso de verificación, así como también los procesos sancionatorios cuando estos tengan lugar”.

Lo que indica la Norma Técnica

El Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec), organismo nacional de normalización, según el Decreto 2269 de 1993, indica que una ambulancia es un vehículo de emergencia autorizado para transitar con prioridad de acuerdo con la condición del paciente y acondicionada de manera especial y exclusiva para el transporte de pacientes, con recursos humanos y técnicos calificados para la atención y beneficio de aquellos.

Es un vehículo automotor y como tal está regido por las normas nacionales pertinentes, expedidas por el Ministerio de Transporte, sin poseer ningún beneficio adicional al designado en esta definición. Por tanto, no tiene ninguna prerrogativa diferente a la de ser un vehículo con circulación prioritaria.

Tienen dos clasificaciones, una de ellas es la ambulancia de transporte asistencial básico (TAB): unidad móvil destinada al transporte y/o asistencia de pacientes cuyo estado real o potencial no precisan cuidado asistencial médico durante la atención y el transporte.

La segunda, son las ambulancias de transporte asistencial medicalizado (TAM): unidad móvil destinada al transporte y/o asistencia de pacientes cuyo estado potencial y/o real es de riesgo y requieren equipamiento, material y personal médico durante la atención y el transporte.

Toda ambulancia debe poseer pito convencional o estándar. Deben tener un sistema de telecomunicación y/o radiocomunicación móvil o portátil, asignado a esta, que les permita establecer contacto con su central o base de operaciones y la red de coordinación del ente territorial cumpliendo con las normas vigentes del ente regulador.

Según la norma, el sistema de frenos debe ser el original del vehículo, en caso de modificación se debe contar con la autorización del fabricante del vehículo o el representante del mismo; como mínimo debe tener un sistema de circuito independiente, paralelo o en equis (X), de disco en las cuatro ruedas o de discos adelante y campanas atrás, hidráulico o neumático. Debe contar con un testigo, indicador de bajo nivel de líquido de freno, además con un freno de aparcamiento o emergencia capaz de mantener inmóvil y en forma permanente el vehículo con el motor en marcha.

De los aspectos más importantes es que el vehículo debe mantener su estabilidad a una velocidad media de 70 km/h, sin que se detecten vibraciones, movimiento de los equipos, ni defectos de funcionamiento.