norte de santander

Docentes marcharán hacia Ocaña, Norte de Santander; estas son sus quejas

21 municipios de esta región requieren nuevos educadores.


Consternados y preocupados se encuentran los docentes del departamento de Norte de Santander, quienes denuncian que están a la espera de una respuesta ante la petición que busca dar un aplazamiento al concurso para la asignación de plazas en los centros educativos ubicados en la región del Catatumbo.

Los educadores dieron a conocer que no se estaría dando cumplimiento a los diálogos que se acordaron en el proceso de paz en el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, con el objetivo de establecer algunos factores fundamentales que faciliten la realización de dicha prueba.

Ante esto, el fiscal de la Asociación Sindical de Institutores de Norte de Santander (Asinort), Hugo Cárdenas, fue enfático al mencionar que temen que los docentes, quienes por muchos años han ejercido su labor en esta región, pierdan su trabajo por esta prueba.

“Estamos coordinando con todos los actores sociales del Catatumbo para hacer visible este problema. De no encontrarse una salida por parte de la Comisión Nacional del Servicio Civil haremos esta movilización, pero quiero aclarar que no es contra el nuevo gobierno ni el paro es contra el gobernador de Norte de Santander, porque se han hecho las gestiones”.

Así mismo, señaló que esperan la participación de varios ciudadanos en este encuentro, el cual se realizará en los próximos días. Además, recalcó que el principal tema es entablar un diálogo formal con las autoridades departamentales en el sector educativo.

Vamos a movilizar mucha gente hacia Ocaña y allí también haremos un foro sobre esta educación en el Catatumbo. Queremos visualizar el tema y decirle al presidente que intervenga porque aquí se está violando el proceso de paz, y uno de los compromisos es que se cumpla con los preceptos de lo que se firmó en el proceso de paz con las Farc y el problema de educación está inmerso en ese proceso que se hizo en La Habana”, aseveró el fiscal de Asinort.

Según datos de la Secretaría de Educación Departamental, en la región hacen falta 61 docentes: 28 para primaria, quienes manejan todas las asignaturas en sus respectivos grados, y para secundaria faltan 7 en matemáticas, 6 en sociales, 2 en inglés, 5 en lengua castellana, 5 en ciencias naturales, 3 en educación física, 3 en artística, 1 en física y 1 en religión.

De esta forma, la entidad señaló que se hará una plan de contingencia, con el que se busca garantizar el derecho a la educación a aquellos estudiantes que se han visto mayormente afectados ante la falta de maestros en este territorio.

A la fecha son 21 municipios los que requieren nuevos educadores para atender a 5.546 alumnos de 50 instituciones educativas ubicadas en: Ábrego, Chinácota, Chitagá, Convención, El Tarra, El Carmen, El Zulia, Gramalote, Hacarí, Los Patios, Ocaña, Pamplona, Pamplonita, Puerto Santander, San Calixto, San Cayetano, Sardinata, Teorama, Tibú, Toledo y Villa del Rosario.

“El compromiso por parte de esta entidad territorial es revisar establecimiento por establecimiento y actualizar el estudio de planta, proceso que consiste en validar la matrícula actual de cada uno, revisar la asignación académica de cada docente, la capacidad instalada de las aulas y los modelos flexibles que se aplican en la ruralidad, para de esta manera poder determinar la necesidad real. Este proceso debe culminarse el 30 de agosto del presente año y presentarse al Ministerio de Educación Nacional, que validará la información y determinará de esta manera la viabilidad de ampliar planta de personal docente”, recalcó Diomar Alonso Velásquez Bastos, secretario de Educación Departamental.