Home

Cúcuta

Artículo

Los delincuentes estarían involucrados en otros hurtos.
Ocurrió en el barrio Miraflores. - Foto: Getty Images

nación

Firmante del acuerdo de Paz fue asesinado en su vivienda en Norte de Santander

En lo corrido del año han sido asesinados 34 excombatientes en el país.

El Partido Comunes denunció que un hombre que estaba en proceso de reincorporación fue asesinado en el municipio de Tibú, Norte de Santander, por desconocidos que llegaron hasta su vivienda y le dispararon en repetidas oportunidades. En la zona, además, hay altos índices de violencia por la presencia de los grupos armados organizados.

La víctima fue identificada como Reuder Suárez Guerrero, quien pertenecía a la Asociación para la Reincorporación y la Paz en el Catatumbo (Repazcat). El crimen se registró la noche del miércoles en la carrera 5 con calle 4 del barrio Miraflores, ubicado a pocos metros de la Alcaldía municipal.

Hasta ese lugar llegaron dos hombres a bordo de una motocicleta, quienes ingresaron abruptamente al inmueble y dispararon en repetidas oportunidades contra Reuder, hasta dejarlo sin vida en el lugar. Los asesinos, según se conoció, cubrían sus rostros con capuchas negras.

“Una noticia dolorosa que se enmarca en medio de la audiencia pública que realiza este jueves en la Comisión de Paz del Congreso en conjunto con la comisión de Derechos Humanos y la Comisión Segunda. ¡Lamentable que se sigan presentando estos hechos!”, expresó el partido Comunes.

Precisamente la audiencia tiene como propósito tomar acciones en materia de seguridad, ante los homicidios que se han presentado en la región. Además, de priorizar estrategias sociales en pro de la comunidad de Tibú.

De acuerdo con la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) Suárez Guerrero es el primer excombatiente asesinado en año y medio en la zona. Así mismo, el partido comunes reveló que 344 firmantes de la paz han sido asesinados desde que estableció el acuerdo, de los cuales 34 crímenes han ocurrido este año en el país.

En Antioquia

En el municipio de Ituango, población ubicada en la subregión del norte de Antioquia, fue asesinado un excombatiente, junto a otra persona, por hombres que estarían enfilados en unidades de sicariato del Clan del Golfo.

Se trata de Arley de Jesús Graciano Úsuga, quien apareció sin vida en inmediaciones de la vereda Badillo junto al cuerpo de William de Jesús López Berrío. Ambos fueron abordados en la tarde del pasado 31 de agosto por sujetos armados. Una vez los delincuentes cometieron el doble homicidio, advirtieron que no podrían realizarles la inspección judicial a los cuerpos.

Al parecer, para no correr con el riesgo de las intimidaciones, familias habrían decidido sepultarlos por sus propios medios en la zona rural de Ituango. Así lo dio a conocer un informe que llegó a las oficinas del Partido Comunes en Antioquia, respaldado por las unidades del Ejército Nacional que le hacen frente a la criminalidad en esa zona.

Integrantes del Clan del Golfo no habrían permitido que se realizara el levantamiento del cuerpo. En atención a la distancia y a las condiciones de seguridad, no se logró establecer si fue realizada la inspección técnica a los dos cadáveres”, se lee en el documento que se escribió este cinco de septiembre tras establecer el crimen en las montañas del norte.

En la vereda Badillo reconocían a Arley por tener un protagonismo activo dentro de la Junta de Acción Comunal y las actividades que allí nacían en el marco de su transición hacia la legalidad. Justamente su padre, Cipriano Graciano Durango, es el presidente de esta agremiación que recoge a los habitantes de este sector de Ituango.