norte de santander

Volqueteros fueron rescatados tras quedar atrapados en una creciente del río Zulia

Los trabajadores tuvieron que pasar la noche en medio de las aguas debido a la crecida del río perteneciente al municipio de El Zulia, Norte de Santander.


Actualmente el departamento de Norte de Santander se encuentra declarado en calamidad pública debido a las emergencias que se han registrado en gran parte de la región como producto de las fuertes lluvias, donde varias familias han tenido que abandonar sus viviendas por inundaciones, remoción en masa o fallas geológicas. Además de las carreteras de la zona del Catatumbo que se han visto mayormente afectadas por esta ola invernal.

Uno de los hechos más recientes se presentó por consecuencia de la crecida del río perteneciente al municipio de El Zulia, Norte de Santander, donde aproximadamente 15 trabajadores que se encontraban sacando material de arrastre con cuatro volquetas quedaron atrapados en medio de las aguas del río Zulia.

Se conoció que los volqueteros, que ya tenían cargado de arena los camiones, se disponían a salir del río Zulia, a la altura del puente Mariano Ospina Pérez, cuando al parecer una de las volquetas presentó fallas mecánicas en el automotor y mientras los trabajadores atendían el incidente, la lluvia apareció produciendo la creciente, quedando atrapados entre ella.

“Estas personas estaban auxiliando a un compañero que se había varado y minutos más tarde apareció la creciente y los dejó atrapado en una isla que está dentro del río, por fortuna, un montículo de arena impidió que los vehículos fueran arrastrados por el agua”, sostuvo Angelmiro Berbesí, jefe de Gestión del Riesgo de El Zulia.

Según testigos del hecho, esta emergencia se originó sobre las 10:00 p. m. del pasado 26 de abril, de inmediato los pobladores del sector alertaron al Cuerpo de Bomberos de Cúcuta para que auxiliaran a estas personas, pero debido a la creciente, a los rescatistas se les dificultó ayudarlos, por lo que ellos con sus propios medios y arriesgando sus vidas, lograron llegar hasta una orilla del río. “Esas personas duraron hasta las seis de la mañana, momento en el que lograron pasar por un quiebre que tiene el río más arriba y ya están todos ilesos”, relató uno de los rescatistas de la Defensa Civil.

Por su parte, el jefe de Gestión del Riesgo de El Zulia señaló que en esta temporada de lluvias es mejor evitar realizar esta clase de acciones y además recomendó a los nortesantandereanos no realizar el popular ‘paseo de olla’ ante los riesgos que se pueden generar por la crecida, específicamente en las zonas altas de las cuencas de los ríos Peralonso y Zulia.

Cabe mencionar que los funcionarios de la Policía Nacional realizan cierres intermitentes en ambos sentidos del puente, por lo que la movilidad para los conductores que se desplazan en sentido hacia la ciudad de Cúcuta y quienes viajan desde la capital hacia ese municipio es congestionada.

Otra emergencia

Tras la creciente del río Pamplonita, producto de las fuertes lluvias que se están registrado en todo el departamento de Norte de Santander, se presentó una emergencia en el municipio de Los Patios, área metropolitana de Cúcuta, donde estaban en riesgo seis familias del sector.

Este hecho se registró el miércoles 27 de abril luego de los hechos ocurridos en El Zulia, cuando la comunidad del barrio Pisareal parte baja, del municipio de Los Patios, alertó a las autoridades que el caudal del río había aumentado poniendo en riegos sus vidas y lo que pueda pasar con sus viviendas. Se conoció que en el lugar habitan familias de bajos recursos entre colombianos y migrantes venezolanos.

De inmediato, la Alcaldía Municipal junto con la Secretaría de Gestión de Riesgos y Desastres, en compañía del Cuerpo de Bomberos de Los Patios, realizaron una visita técnica de la situación para adelantar los operativos de rescate.

Mediante un plan de acción y equipo de trabajo, los bomberos lograron atravesar una cuerda sobre el río Pamplonita, permitiendo el cruce de las personas que se encontraban atrapadas. Estas labores duraron alrededor de tres horas, donde seis familias del barrio Pisareal, en total diez personas, entre ellas dos adultos mayores, una niña de cinco años, un bebé de diez meses, más dos caninos, lograron atravesar a suelo firme sin ninguna novedad.