Tendencias

Home

Manizales

Artículo

En Caldas ya se tienen deslizamientos en las vías que comunican con los diferentes municipios
Los organismos de emergencia están en alerta ante las eventualidades que se puedan presentar - Foto: Cortesía Gobernación de Risaralda

nación

Alerta en el Eje Cafetero por intensa temporada de lluvias que se extenderá hasta enero

En Risaralda se cuenta con un plan de acción para afrontar la segunda temporada de lluvias con influencia del fenómeno de La Niña

El último trimestre del año y el inicio de 2023 parece que llegarán cargados de agua al Eje Cafetero, y muestra de ello es la previsión que se tiene en el aumento de las lluvias para el departamento de Risaralda entre 30 y 50 % con respecto a los registros históricos, de acuerdo con lo manifestado por la coordinadora de Gestión del Riesgo de Desastres, Diana Carolina Ramírez Laverde.

La funcionaria indicó que las predicciones hechas por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) señalan que entre los meses de octubre y diciembre las precipitaciones en Risaralda tendrán un incremento entre 400 y 600 milímetros, lo que las ubica muy por encima de las mediciones que se han realizado durante los últimos años.

“Debemos recordar a los risaraldenses que nos encontramos en la segunda temporada de lluvias del año con influencia del fenómeno de La Niña, lo que posiblemente aumentará las lluvias hasta unos niveles que podrían generar varias emergencias. Sabemos que en octubre tradicionalmente las precipitaciones se caracterizan por darse en tiempos cortos pero intensos, aunque en esta oportunidad se experimentarán tormentas eléctricas de manera constante.”

Precisó que el fenómeno de La Niña estará hasta el mes de enero como mínimo, lo cual pone en alerta a los organismos de socorro porque en Risaralda ya se han tenido serias afectaciones por las fuertes lluvias en municipios como Pereira, Dosquebradas, Santa Rosa, Guática y Balboa, donde se han registrado algunas inundaciones.

Actualmente desde la Gestión Departamental del Riesgo se hacen monitoreos a las fuentes hídricas, las áreas de alta pendiente y las zonas con inestabilidad para estar preparados ante cualquier eventualidad. También se adelanta un trabajo de prevención asesorando a los municipios y a las empresas de servicios públicos para que realicen una revisión de sus instalaciones, además de la limpieza de alcantarillas, bajantes y desagües para evitar inundaciones.

En Risaralda se cuenta con un plan de acción para afrontar la segunda temporada de lluvias con influencia del fenómeno de La Niña, el cual comprende un recorrido de acompañamiento a los municipios para que actualicen los planes de contingencia y lleven a cabo la plena identificación de los sitios críticos.

También en Caldas se adoptan medidas especiales para que los estragos del invierno no causen un impacto profundo en la población, por lo que le piden a la comunidad no bajar la guardia y prestar especial atención a las disposiciones de las entidades territoriales para salvaguardar la vida mediante la reducción y el manejo del riesgo.

A propósito de este tema la Secretaría de Medio Ambiente de Caldas, Paula Andrea Loaiza Cruz, pidió a los ciudadanos y a los comités del riesgo de los 27 municipios del departamento identificar las zonas de alta vulnerabilidad en cada comunidad y reportar los cambios o anomalías a las autoridades competentes en los números 123 y 112 de la Policía Nacional, 144 de la Defensa Civil, 132 de la Cruz Roja y 119 de Bomberos.

Señaló además que es importante tener presente que la variabilidad climática tiene una relación directa con la gestión del riesgo, por lo que invitó a las personas para que realicen una adecuada disposición de los residuos sólidos y a reducir el consumo de energía y combustibles. Igualmente hizo un llamado a las alcaldías para que implementen estrategias y proyectos específicos de corto, mediano y largo plazo los cuales permitan mitigar el riesgo.

Precisamente los fuertes y constantes aguaceros ocasionan serias dificultades en las vías de Caldas, donde la secretaría de Infraestructura y la empresa Promueve Más adelantan el cronograma de mantenimientos periódicos y atienden las emergencias que se han generado hasta el momento.

En el departamento se han atendido hasta ahora 1.389 kilómetros de carreteras con labores como remoción de derrumbes, basureo y aplicación de afirmado. Los municipios con mayor intervención de equipos y los combos de maquinaria amarilla son Samaná, Salamina y Norcasia.

¿Cómo están las vías de Caldas en este momento?

En el occidente caldense se reporta el cierre del tramo Supía - La Quinta -La Amalia por la avería de un puente, al igual que el paso entre el sector San Juan y el municipio de Marmato donde se registra pérdida de la banca.

Tampoco están habilitados cuatro corredores en el norte del departamento por la construcción de placas huellas:

  • Filadelfia - Vuelta de la Empanada - El Verso – Llanadas
  • El Peligro - El Águila - La Chuscala - Alto de Las Coles – Salamina
  • Partidas - Las Estancias – Lomitas - San Lorenzo
  • San Jerónimo - Riosucio.