antioquia

Atención | Atentado en Santa Fe de Antioquia deja una policía muerta y otro uniformado herido

Unidades de la Policía Judicial adelantan labores urgentes para esclarecer el atentado.


Los grupos ilegales que delinquen en el occidente de Antioquia siguen atacando a la fuerza pública tras la implacable arremetida que el Estado ha asumido contra ellos.

En las últimas horas, la Policía Nacional fue víctima de un nuevo atentado en Santa Fe de Antioquia, dejando a una patrullera muerta y a otro uniformado lesionado.

Los hechos ocurrieron en la zona urbana del municipio de Santa Fe de Antioquia cuando los policías estaban adelantando labores de vigilancia en la noche de este miércoles.

Al parecer, una vez llegaron al barrio Llano de Bolívar, fueron recibidos a disparos por un grupo de sicarios que estarían enfilados en la subestructura del Clan del Golfo que actúa fuertemente en esa zona del departamento.

De acuerdo con la información preliminar, los miembros de la institución se estaban desplazando en una motocicleta por las inmediaciones del coliseo municipal y, ante la emboscada, respondieron con su armamento de dotación para hacerles contrapeso a los ilegales.

Sin embargo, la ubicación de los sujetos les habría dado la ventaja sobre los uniformados que quedaron gravemente heridos tras los impactos de los proyectiles.

Una vez se escucharon los estruendos, fueron remitidos a centros asistenciales donde murió Andry Vanessa Merlano Amaya de 25 años y quien llevaba cinco años de servicio en la institución. Por otro lado, el compañero que iba con ella avanza en su recuperación.

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, rechazó el homicidio y anticipó que toda la fuerza judicial debe estar enfocada en la judicialización de las personas que perpetraron este atentado.

“Asesinato de la patrullera Andry Vanessa Merlano Amaya, en Santa Fe de Antioquia, nos llena de dolor. Solidaridad con su familia y con toda nuestra fuerza pública. La captura de los responsables debe ser el principal objetivo”, mencionó el funcionario.

El comando de Policía del departamento señaló que un grupo de investigación se desplazó hacia la zona para adelantar las labores urgentes y, tal como lo anunció la Gobernación, identificar a los sicarios con el apoyo de una recompensa de 100 millones de pesos.

Mientras que la Alcaldía de Santa Fe de Antioquia respondió que en las próximas horas se llevará a cabo un consejo de seguridad extraordinario para evaluar los riesgos y blindar a la población ante nuevos ataques que se podrían presentar.

“Realmente lamentamos como comunidad estos hechos contra la fuerza pública que día a día construye la convivencia ciudadana y la seguridad. Las labores de inteligencia ya están siendo adelantadas para tener más detalles de todo lo acontecido. Nuestra comunidad está conmovida por estos hechos”, comentó el mandatario local, Andrés Felipe Pardo Serna.

Con base en las estadísticas de la institución, este año los grupos armados han cometido 87 ataques terroristas que suman la muerte violenta de al menos 13 miembros de la fuerza pública.

Los actos se han cometido con arma de fuego, artefactos explosivos, combustibles, granadas de mano y petardos planfetarios.

Los golpes al Clan del Golfo en Santa Fe de Antioquia

En zona urbana de Santa Fe de Antioquia fue sorprendido por las autoridades alias Marrano, jefe máximo de la subestructura del Clan del Golfo que delinque en esa zona del occidente del departamento.

La Cuarta Brigada del Ejército Nacional informó que el hombre carga con 20 años de prontuario criminal heredado de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), donde gestionó los negocios ilegales, intimidaciones y actos terroristas contra los comerciantes para alcanzar sus objetivos.

Los trabajos de inteligencia dan cuenta que Marrano pretendía expandir sus acciones terroristas hacia otras zonas del departamento. En la lista figuraban los municipios de Olaya, Liborina y Sabanalarga.

El brigadier general Juan Carlos Fajardo González, comandante de la Cuarta Brigada, reveló que la motivación principal estaba marcada en “intensificar la financiación de las rentas ilícitas de microtráfico, narcotráfico, minería ilegal y cobro de extorsiones”.

Al parecer, el capturado era una de las cabezas más relevantes del Clan del Golfo debido a su amplio conocimiento sobre las actividades delictivas, financieras, armadas y políticas.

Marrano sería el responsable de las acciones criminales que se presentaron en Santa Fe de Antioquia en el marco del paro armado que se extendió por cuatro días.

“El Ejército Nacional mantiene el desarrollo de operaciones militares coordinadas, para neutralizar las acciones criminales de los grupos armados en el departamento de Antioquia”, concluyó el comandante.